Sigue a

Fernando Alonso China

Carrera de 10 para Fernando Alonso. Desde la salida, en la que ha conseguido superar a Kimi Raikkonen, hasta la bandera a cuadros. Todo ha salido a pedir de boca para el piloto asturiano y para Ferrari que han podido saborear una nueva victoria tras muchos meses de sequía. Concretamente desde el pasado Gran Premio de Alemania. Contrariamente a lo sucedido en años anteriores, en 2013 parece que Ferrari si podrá luchar por el título desde el principio.

La carrera ha comenzado con Lewis Hamilton al frente aunque los problemas con los neumáticos, o al menos con la duración de los mismos, han hecho que no tardara mucho en perder la posición. En ese momento, vuelta cinco, Fernando Alonso cogía el liderato y a pesar de las distintas estrategias de otros posibles favoritos, Sebastian Vettel saliendo con duros desde la novena posición o Mark Webber desde boxes, no han hecho peligrar en ningún momento la victoria del piloto español.

Mientras Alonso paraba y se mantenía por delante, su compañero, Felipe Massa, era el gran perjudicado. Una vuelta extra con unos neumáticos que cuando piereden prestaciones te hacen perder la carrera, lo han mandado a la mitad del pelotón y en la brega, Massa ha salido perdedor.

El otro gran perdedor, de la carrera y del fin de semana, ha sido Mark Webber. El australiano, que salía desde el pit-lane, no ha podido realizar una gran remontada ya que se ha visto detenido en seco por un incidente con el piloto de Toro Rosso Jean-Eric Vergne. Tras tener que pasar por boxes a cambiar de alerón delantero y ruedas, Webber finalmente abandonado al perder la rueda trasera derecha. Por si eso no fuese suficiente, además ha recibido una sanción por el accidente y en Baréin perderá tres posiciones en la parrilla.

Por delante, mientras Alonso circulaba lanzado hacia la victoria, incluso en las últimas vueltas desde Ferrari le han pedido que levantase el pié, por detrás Kimi Raikkonen y Lewis Hamilton se batían en lucha por las otras dos posiciones de podio. Entre ellos se situaba Jenson Button, pero ni el británico ni el McLaren son hoy por hoy rivales. La quinta posición final de Button ya es suficiente premio.

El final de carrera nos dejaba uno de los momentos más interesantes del Gran Premio. Sebastian Vettel realizaba el último cambio de neumáticos a falta de cuatro vueltas y se aprovechaba de ello para recortar distancia a pasos agigantados con respecto a Lewis Hamilton. Pero a pesar de llegar a la última vuelta con el británico a tiro, Vettel se ha precipitado perdiendo su única opción de adelantamiento. De haber parado una vuelta antes, igual lo hubiésemos visto en el podio.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios