Sigue a

henry-ford-con-modelo-T-1921

Henry Ford junto al modelo T de 1921

En el artículo anterior dedicado a la biografía de Henry Ford, habíamos dejado la historia en 1893, año en el que fallecía en Madrid José Zorrilla, autor de Don Juan Tenorio, Anton Dvorák estrenaba su Sinfonía del nuevo mundo en el Carnegie Hall de Nueva York , nacía en Barcelona el pintor Joan Miró y el matrimonio Ford tenía su único hijo, Edsel Bryant Ford.

En 1894 se celebró en Europa la primera carrera en el mundo de coches sin caballos, entre el 18 y el 22 de julio se desarrolló la famosa París-Ruan, sobre una distancia de 126 km. En noviembre 1895, organizada por el periódico Chicago Times-Herald, se celebra la primera carrera de automóviles en Estados Unidos.

En 1896 Henry Ford terminó su primer prototipo, el cuadriciclo, que vendió con facilidad. Los ingresos y experiencia que le proporcionaron dieron paso a la construcción del siguiente modelo, con la idea de rebajar su peso y hacerlo más ligero. Los Ford consiguieron recuperar años más tarde aquella primera unidad.

Henry Ford, las primeras empresas

cuadriciclo-ford

Henry Ford consiguió, por fin, reunir un grupo de inversores, dejó su trabajo en la Detroit Edison Company y en 1899 fundó Detroit Automobile Company, donde tenía una participación accionarial discreta. La sociedad se disolvió en poco tiempo por la diferencia de criterios entre los inversores y Ford.

El interés de Henry en aquellos momentos eran las carreras y junto a nuevos inversores fundó en 1901 la Henry Ford Company. Su interés en el perfeccionamiento del motor y el método de construcción del coche le alejaron de los intereses comerciales, colisionando de nuevo con los intereses de los inversores. Ford abandonó aquella empresa que posteriormente se convirtió en Cadillac.

Henry Ford se independiza, nace Ford Motor Company

Henry Ford, tras los fracasos anteriores y con la firme decisión de no depender de nadie nunca más, fundó en 1903 Ford Motor Company, la empresa que se convertiría en poco tiempo en la mayor fábrica de automóviles del mundo durante años.

El éxito de Ford como marca se basó en las ideas, revolucionarias para la época, de su fundador. La primera fue construir todas las piezas de sus vehículos, al contrario de los demás fabricantes, que subcontrataban parte del proceso de fabricación.

La siguiente genialidad de Henry fue la cadena de montaje, que racionalizaba el proceso productivo, permitiendo construir cada unidad en un tiempo mínimo en la época. Cuando se puso en marcha el sistema, el tiempo de ensamblaje por unidad era de 12 horas, un record de por sí. Cuando se perfeccionó, cada unidad se montaba en 90 minutos.

Ve el video en el sitio original.

Estableció la jornada de 8 horas por primera vez en la historia, así como un salario mínimo con incentivos por producción y participación en los beneficios empresariales. El resultado, empleados bien remunerados sin jornadas agotadoras.

En el aspecto comercial también introdujo una idea innovadora, creando una red de franquicias distribuidas por todo el país, así nació la figura del concesionario. Este modelo de distribución sigue vigente 100 años después.

Henry Ford, su éxito: Ford T

El primer Ford T salió de la cadena de montaje el día 1 de octubre de 1908. No voy a extenderme sobre el modelo ya que en Motorpasión hemos hablado de él, os dejo los enlaces a pie de artículo, pero sí comento de forma breve algunas curiosidades.

El precio de salida en el año del lanzamiento era de 825 dólares, sin competencia posible frente a otras marcas. Con el perfeccionamiento de la producción en serie, el Ford T de 1925 costaba 260 dólares.

ford-t-1909-competicionFord T de 1909, coche nº 2, trofeo M. Robert Guggenheim

En 1914, año del estallido de la I Guerra Mundial, las fábricas de Ford construyeron 308.162 unidades del modelo T, más que el resto de los fabricantes juntos del mundo. En 1921, el 57 % de los automóviles que circulaban por el planeta eran Ford T.

Con el Ford T, Henry consiguió dos cosas muy importantes: crear la clase media norteamericana y subirla en un automóvil. También motorizó el resto de mundo, al poner al alcance de muchos bolsillos la posibilidad de tener un coche.

En el intento de abaratar al máximo el precio del Ford T, desde 1914 sólo se fabricó en negro. El mismo chasis era la base de todas las versiones. Hasta el radiador perdió su color bronce en favor del negro en 1916.

ford-t-15-mUnidad 15 millones del Ford T

El Ford T estaba muy bien construido, hecho para durar. Y como suele ocurrir, su virtud fue su gran defecto. Otros competidores, como General Motors, contraatacaron con modelos menos robustos y diseños que cambiaban cada año.

Se llegaron a construir más de 15 millones de unidades del Ford T, cifra que ha permanecido como record mundial absoluto hasta que el Volkswagen Beetle le arrebató ese honor en 1972.

Cuando se fabricó la unidad número 10 millones, 9 de cada 10 coches que circulaban en el mundo eran Ford T. El 26 de mayo de 1927 cesó la producción de este modelo, cerrando una de las páginas más brillantes de la historia del automóvil.

Henry Ford y la aeronáutica

Aunque a nivel popular siempre se identificará a Henry Ford con el modelo T, también hizo sus incursiones en la industria aeronáutica. Muchos fabricantes de automóviles, por disponer de la infraestructura necesaria, participaron en la primera gran guerra fabricando componentes de aviación, en particular motores.

ford-4atf-trimotorFord 4ATF trimotor de 1929

Cuando en 1918 terminó la I Guerra Mundial, Ford no abandonó este sector y también construyó aviones. Destaca entre ellos el trimotor conocido como Tin Goose, el primero en transportar 12 pasajeros con comodidad, del que se fabricaron 200 unidades. La Gran Depresión de 1929 puso fin a la actividad aeronáutica de Ford.

Henry Ford, epílogo

He querido trasladar en estos dos artículos los hechos más relevantes de este personaje histórico y no la historia de la marca que creó. Tampoco quiero referirme a otras facetas menos amables de su vida, como su carácter duro y pensamiento antisemita. Como suele ocurrir en la Historia, la obra trasciende al personaje.

Henry Ford falleció el 7 de abril de 1947 a los 83 años de edad, dejando tras de sí más de 160 patentes registradas y habiendo sentado las bases de la industria automovilística mundial, con criterios y métodos que están vigentes en el Siglo XXI.

En Motorpasión | Henry Ford, un visionario de la industria automovilística (I) | Cómo el Ford Model T cambió el mundo automovilístico | La historia del Ford Model T

Imágenes | Ford Motor Company

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios