Sigue a Motorpasión

mole-kart.jpeg

Ya os aviso desde el primer párrafo. Este es un post denuncia. Se que no voy a conseguir mucho con él y tampoco lo pretendo pero como mínimo debatiremos sobre un tema que ha sido noticia durante la semana e intentamos llegar a un punto en común.

La creatividad en los videojuegos. ¿Se paga con sangre? Quiero decir, puedes ser arriesgado e intentar crear algo nuevo y pasarte tanto de rosca que nadie entienda lo que has intentado hacer y, finalmente, no vendas nada. Claro que la otra opción que pasa por reciclar géneros y mecánicas ya conocidas y adornarlas con un envase diferente tampoco es muy halagüeña y precisamente peca de no arriesgar.

Difícil encontrar el punto medio y creedme que ese maldito punto es al que se intentan aferrar los chicos de Turn 10, Electronic Arts o Polyphony Digital cada vez que lanzan una nueva iteración de Forza, Need for Speed o Gran Turismo. Hay que ofrecer contenido nuevo y suficientes opciones pero sin pasarse tanto de la ralla como para desvirtuar lo que les había gustado a los fans en versiones anteriores.

¿A qué viene todo esto? Os lo cuento por Mole Kart. Un videojuego que ha salido hace poco para las plataformas iOS y que directamente fusila, revienta, copia al dedillo casi todo lo bueno de ‘Mario Kart Wii’. Y cuando digo copiar lo digo con todas las de la ley, nada de parecerse remotamente o inspirarse en ideas vagas, no.

Hablo de circuitos que son casi idénticos por no decir que lo son totalmente. Mecánicas de juego exactamente iguales y, eso sí, un plantel de protagonistas muy alejado del de las estrellas de Nintendo. ¿Es lícito llegar a estos límites?

No es la primera vez que pasa y en VidaExtra hemos hablado mucho del tema. Gameloft, por ejemplo, aprovecha los grandes lanzamientos en consolas de sobremesa para poner a la venta títulos de asombrosa similitud. ¿Que sale un ‘Uncharted’ a la venta? Ellos lanzan su ‘Shadow Guardian’ en el que explican también la historia de un buscador de tesoros.

En cualquier caso no viene a ser exactamente lo mismo que Mole Kart, el juego que fusila sin piedad todo lo bueno de Mario Kart. Ha sido desarrollado por la compañía asiática Taomee y resulta que no es la primera vez que deciden asaltar la creatividad de otros y hacérsela suya. Ocurrió hace unos años con el famoso Team Fortress 2 cuando se reencarnó en su hermano gemelo sin carisma Final Combat.

La creatividad puede que se pague con sangre y muchos desarrolladores se la pegan por alejarse demasiado de los gustos del público general. Pero si la alternativa pasa por seguir el ejemplo de Taomee y su descarada copia del genial Mario Kart que Dios nos pille confesados.

Vídeo | YouTube
Vía | VidaExtra
Más en VidaExtra | La creatividad se paga con sangre, ‘Blur’, no todos los buenos juegos venden. Los motivos los explica su diseñador jefe, Gameloft se defiende de los que le acusan de copiar. Sí, se defiende, Mario Kart Wii análisis

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios