Publicidad

Quant e-Sportlimousine irrumpe en Ginebra con 600 kilómetros de autonomía eléctrica

Quant e-Sportlimousine irrumpe en Ginebra con 600 kilómetros de autonomía eléctrica
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El lanzamiento del Quant e-Sportlimousine en el Salón de Ginebra ha puesto fin al misterio. El deportivo eléctrico presenta una tecnología de motorización eléctrica basada en una batería de flujo, una pila de combustible electrolítico que es capaz de otorgar al vehículo 600 kilómetros de autonomía y que alimenta cuatro motores para alcanzar un pico de potencia de 680 kW (920 CV). Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.

La denominada nanoFLOWCELL supone un nuevo concepto que enriquece las posibilidades de la movilidad eléctrica. Este prototipo deportivo es ahora mismo un puente tecnológico entre el laboratorio y el mercado.

¿De dónde salen esos 600 kilómetros de autonomía?

Antes de nada, vamos a partir del corazón de esta tecnología: una batería muy compacta que se carga y descarga mediante el flujo de dos diferentes soluciones electrolíticas que son bombeadas a través de la pila de combustible. Una fina membrana evita la mezcla de los dos flujos durante su tránsito.

La energía que es capaz de acumular esta tecnología va asociada a la cantidad de fluidos que almacena. Estos se componen de sales metálicas concentradas en una disolución acuosa (no conteniendo ningún tipo de elemento pernicioso para el medioambiente). El primer prototipo de Quant e-Sportlimousine comparte los fluidos en dos tanques que suman 200 litros. Para un voltaje nominal de 600 V y una corriente de 50 A, el sistema logra una potencia continua de 30 kW.

Quant e-Sportlimounise puertas

El mérito está, por tanto, en la composición de la solución electrolítica. Si hablamos de densidad energética, el fabricante apunta una cifra de 60 Wh/l, capacidad cinco veces superior a las baterías de iones de litio comercializados en los modelos de coches eléctricos actuales. Además, apenas se observa degradación alguna de esta pila de combustible tras más de 10.000 ciclos de carga.

Visto lo visto, los 200 litros de su depósito aportarían 120 kWh en total. El fabricante señala que el consumo medio del Quant e-Sportlimousine es de 20 kWh/100 km. Esta media de consumo ha sido ponderada, y en cualquier caso, las futuras mejoras de las que se hablan no irían dirigidas a mejorar esa cifra, sino a acoplar mayores tanques de electrolito.

Repostar el vehículo supone por tanto reponer sustituyendo esos 200 litros de fluido, eso sí, de forma independiente para cada fluido. No se dice ni cuánto cuesta repostar esos 200 litros, ni cuánta energía es necesaria para generar los 200 litros de sale metálicas en disolución acuosa.

Tren de tracción Quant e-sportlimousine

Cold Burning

El Quant e-Sportlimousine se encuentra propulsado por cuatro motores que ofrecen tracción a las cuatro ruedas y una velocidad máxima de 380 km/h. El proceso energético del tren de tracción está supervisado por una unidad central. Esta es testigo de cómo la pila de combustible alimenta energéticamente una unidad de almacenamiento conformada por dos supercondesadores. Estos también se aprovechan para el regeneración energética del vehículo en la frenada o en pendientes favorables.

Todo esto proceso electroquímico se mueve en una horquilla témica de entre 60º y 160º (es por eso que la actividad dentro de la pila de combustible es conocida como Cold Burning). Ostenta un elevado aprovechamiento energético del 80%.

Nunzio La Vecchio ha sido el principal responsable en el desarrollo de Quant e-Sportlimousine, y encargado de conciliar diseño con propulsión. En ese sentido, se han elevado la base de la rueda en su estructura monocasco de fibra de carbono para alojar los tanques de combustible. Seña de identidad son también sus puertas de gaviota y la ausencia del pilar B.

Quant e-Sportlimounise interior

El deportivo alberga cuatro plazas y mide 5,25 metros de largo, 2,2 de ancho y 1,35 de alto; y su peso es de 2.300 kilogramos, tanques llenos de combustible electrolítico incluido. En su color, el azul vuelve a hacer acto de presencia para definir la deportividad eléctrica, en una tonalidad estrenada para la ocasión y bautizada como "lago de cristal".

Su interior se encuentra dominado por la madera, el cobre y el cuero y su esbelta pantalla central de 1,25 metros de largo y 0,16 de alto que se extiende a lo largo del salpicadero. Se busca con esto un ambiente integrado con la tecnología que monta.

Por eso, la información que encontramos simulada en tres dimensiones al conducirlo se refiere al par motor de cada uno de sus cuatro motores, así como a la gestión de la pila de combustible. Otro toque integrador es el que permite descubrir lumínicamente sus controles a través de la madera.

¿Qué podemos esperar de esta tecnología?

Esta no va a ser la única apuesta en la que vamos a ver la nanoFLOWCELL. El fabricante ha anunciado que prepara otros cinco modelos (desconocemos si igualmente trepidantes) basados en su tecnología de pila combustible, a la vez que se ha asociado con Bosch para continuar abonando las virtudes de la batería de flujo.

El objetivo pactado entre ambas compañías es el de seguir adelante y transformar el prototipo inicial con su particular tren de tracción en un vehículo de producción en serie que puede utilizarse en todo el mundo.

Es un primer paso para esta tecnología, que abre más el abanico de la movilidad alternativa, pero para la que le queda mucho por avanzar, y a nosotros, mucho por saber. En concreto, su coste de fabricación y la composición exacta y precio de su combustible. De estos, entre otros factores, dependerá su credibilidad futura.

En Motorpasión Futuro | QUANT e-Sportlimousine, un deportivo eléctrico con baterías de flujo para el Salón de Ginebra

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios