¿47.000 puntos de recarga funcionando en España en 2020?

¿47.000 puntos de recarga funcionando en España en 2020?
Sin comentarios

La Consejera de Transportes y representante de España en Bruselas, Paloma Iribas Forcat, lo ponía de relieve en la apertura del último Salón del Vehículo y Combustible alternativo de Valladolid: la Unión Europea iba a fijar un elevado objetivo en cuanto a instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos se refiere.

Ahora, la Comisión Europea se ha reunido para concretar de forma oficial las medidas concretas que impulsen la movilidad alternativa en el continente. En lo que nos concierne, se ha establecido que debemos alcanzar los 47.000 puntos de recarga en 2020 de forma obligatoria, en una reducción de la estimación del anterior objetivo que se establecía en 82.000 puntos.

¿Y qué significa de forma obligatoria? El texto todavía se encuentra en fase de borrador, pendiente de que el Parlamento Europeo y los estados miembros den su visto bueno. De salir adelante, las medidas se concretarían en forma de directiva, lo que quiere decir que los estados que la incumplan sufrían el riesgo de ser sancionados.

Punto de recarga DBT-CEV

Itinerario legal aparte, la Unión Europea apuesta por las condiciones para que se cree la infraestructura de recarga necesaria para apoyar al vehículo eléctrico y otras forma de movilidad alternativa con un objetivo más asequible, después de la mencionada rebaja. El anterior objetivo de España era comparable con el de Alemania, con 86.000 puntos de recarga. En total serán 456.000 estaciones para el coche eléctrico las que el borrador prevé que funcionen allá por 2020.

Para la recarga rápida, el borrador confirma que el estándar CCS o Combo 2 será el que utilice la proyectada red de cargadores, en detrimento del CHAdeMO, en un periodo de transición que permitirá todavía su instalación hasta finales de 2018.

Hidrogenera

Entre otros puntos que la ley contemplará está el que establece que ha de existir una red de hidrogeneras en intervalos que no superen los 300 kilómetros. Esta cifra disminuye a 100 kilómetros para el Gas Natural Comprimido (GNC) y aumenta a 400 para el GLP.

Contrastan con todas estas buenas intenciones el hecho de que se haya confirmado a la vez el retraso en el objetivo de emisiones que os comentábamos. Los exigentes 95 g de CO2 por kilómetos esperarán más allá de 2020, en respuesta a las presiones de Alemania defendiendo los intereses de sus principales fabricantes. La media en Europa de las grandes compañías está en 132,2 g/km en 2012.

Vía | Europa EFE Más información | Borrador de la directiva europea En Motorpasión | La Unión Europea aplaza a 2021 el límite de 95 gramos/km de CO₂ En Motorpasión Futuro | Cuantos más cargadores rápidos, más se usan los coches eléctricos, La nueva normativa europea sobre biocombustibles se retrasa hasta 2015

Temas
Comentarios cerrados
Inicio