Sigue a Motorpasión

Los prototipos de Ford Mustang que nunca llegaron a producción

Con el cincuenta aniversario del Ford Mustang a la vuelta de la esquina, concretamente el 17 de abril de 2014, y con el próximo lanzamiento del nuevo Ford Mustang, el fabricante norteamericano nos ofrece un repaso a la historia de los prototipos de Ford Mustang que nunca llegaron a producción.

Se trata de una recopilación de propuestas de Mustangs que los ingenieros y diseñadores de Ford han creado durante las últimas cinco décadas, aunque ninguno de ellos se hizo realidad. Echémos un vistazo al pasado y a estos diseños que en su día se veían como el futuro del pony-car por excelencia.

Avventura, Avanti, Allegro

Entre finales de 1961 y mediados de 1962, los diseñadores de Ford experimentaron con diferentes posibilidades para la creación de un coupé de corte deportivo basado en la plataforma de su nuevo compacto, el Ford Falcon.

Avventura Avventura Concept

Cada uno de los diseños que se llegaron a bocetar recibió un nombre interno propio, aunque hubo uno en forma de fastback que tuvo al menos tres denominaciones diferentes. Comenzó con Avventura, para después pasar a llamarse Avanti, y finalmente Allegro.

Como se puede ver en la imagen, este diseño se ideó originalmente como un fastback coupé de tres puertas cuyos asientos traseros iban colocados en posición contraria a la marcha. Aunque nunca fue producido, una variante de aquellas líneas de fastback llegó a adoptarse para la tercera carrocería del Mustang.

El paso de boceto a prototipo físico vió cómo el Avventura perdia el portón trasero acristalado a favor de una más pequeña y discreta tapa de maletero, al mismo tiempo que la segunda fila de asientos adoptaba una posición más convencional, en el sentido de la marcha. Tras el cambio de zaga se conoció como Avanti, aunque el nombre se cambió de nuevo a Allegro, puesto que Studebaker había lanzado por entonces un modelo coupé denominado Avanti.

Allegro Concept Allegro Concept

Biplazas y otro Allegro

Durante estos años 1961 y 1962, así como en 1964, los diseñadores de Ford crearon una serie de prototipos biplaza, aunque paradójicamente nunca ha existido un Ford Mustang de dos plazas, con excepción de las versiones más deportivas orientados a circuito, que pierden las plazas traseras para reducir peso.

Uno de estos biplazas de techo duro, basado en el Mustang 1 de 1962 y con motor en posición central, probablemente nunca se consideró seriamente como variante de producción del Mustang, aunque sirvió de inspiración para el Ford GT40 Mk1 que compitió por primera vez en Le Mans en 1964.

En 1962, el equipo de diseño de Ford liderado por Gene Bordinat volvió al ataque con otro prototipo llamado Allegro. Se trataba de un concept de los más importantes de la historia del modelo, ya que definiría las proporciones de los Mustang que seguirían durante las próximas cinco décadas con rasgos como el largo capó o el pequeño techo.

Prototipo biplaza de motor central (1963) Prototipo biplaza de motor central (1963)

Cuatro plazas y familiar

El gran éxito cosechado por la primera generación de este mito americano hizo que los directivos de Ford comenzaran a pensar en nuevas carrocerías para ampliar su mercado. Ya que el Mustang estaba basado en el sedán Falcon, era inevitable la idea de añadir dos puertas al pony-car. No obstante, el prototipo resultando no debió gustar en el seno de la compañía, porque el proyecto se desestimó.

Otra carrocería que se barajó seriamente durante mediados de la década de los sesenta era la familiar o ranchera, es decir, el Mustang Station Wagon. Al menos un prototipo basado en un modelo coupé del año 1966 llegó a producirse, aunque no era un familiar como tal. Podríamos decir que las diferentes carrocerías wagon ideadas para el Mustang eran más un “Shooting Brake“ de estilo europeo que una ranchera americana.

Ford Mustang Station Wagon 1966

Allegro II y Mach I y II

Corría el año 1967 cuando a alguien de Ford se le ocurrió coger el prototipo Allegro de unos años antes y transformarlo quitándole el techo y el acristalamiento, para incorporar un parabrisas muy bajo de estilo speedster y remodelar la zaga.

Con ánimo de adelantar el Mustang de 1968, Ford lanzó el Mach 1 Concept, cuyo frontal se inspiraba en un prototipo de Mustang de 1963. Más adelante se remodeló su aspecto, más cercano a la producción. Tanto el rebajado techo como la toma del depósito de combustible, de competición, se desecharon de cara a producción. Esta carrocería hatchback llegó en el Mustang II del 74.

El denominado Mach 2 montaba un 4.7 litros Hi-Po V8 que pasó de su posición frontal a detrás de los asientos, con el propósito de previsualizar un posible sucesor del Shelby Cobra. A pesar de esto, mantuvo el largo capó, típico del Mustang. Eso sí, nunca pasó de ejercicio de diseño.

Ford Mustang Mach 1 Concept 1966 Ford Mustang Mach 1 Concept 1966

70’s, 80’s y 90’s

Presentado en el Salón de Chicago del año 70, el Mustang Milano adelantaba rasgos que incorporaría más adelante el modelo de producción de 1971. La línea lateral del coche fue adoptada por el Falcon XB coupé para el mercado australiano de mediados de los setenta.

Casi una década después, en 1979, llegaba el RSX, un diseño a cargo de Ghia que pretendía convertir al Mustang en un vehículo de rally. Tenía vías más anchas que el modelo de producción y una batalla más corta, así como una mayor altura libre al suelo para afrontar etapas fuera del asfalto.

Ya en los noventa llegaron otros dos prototipos, con los que cerraremos este especial. El primero, denominado Bruce Jenner, pretendía buscar rasgos para la cuarta generación del pony-car. Contaba con el caballo galopante en la parrilla y entradas de aire laterales, aunque no se consideró lo suficientemente agresivo para ser un Mustang. Una segunda variante, denominada Rambo, también se desestimó, en este caso porque era demasiado extremo para la producción.

Ford Mustang Rambo Concept 1990 Ford Mustang Rambo Concept 1990

Por último, el prototipo Mach III ofreció las primeras pistas sobre la nueva dirección que tomaría la cuarta generación del Mustang en cuanto a diseño. Algunos elementos como el bajo parabrisas o la configuración biplaza no llegaron nunca al Mustang de calle.

Ford ya ha asegurado que para la nueva generación del Mustang dejará de lado el diseño retro y mirará al futuro, pero… ¿tomará algún rasgo de alguno de los muchos prototipos creados por Ford durante las últimas cinco décadas?

Ver galería completa » Prototipos Ford Mustang (19 fotos)

En Motorpasión | ¿Qué le depara el futuro al Ford Mustang?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios