Sigue a Motorpasión

James May

Al Captain Slow no le gustan las redes sociales ni las páginas donde se comparten vídeos (como Youtube o Vimeo), precisamente porque son demasiado rápidas. En el pasado, se grababan los programa de Top Gear y prácticamente nadie sabía nada hasta que el programa se emitía. Actualmente eso no es así.

May no se queja de la multitud de vídeos por los que no cobran derechos o lo que se comparte en redes p2p. Su queja viene porque las sorpresas que se preparan para sus episodios se van al traste semanas o meses antes de su emisión. Dicho en plata: no hace falta esperar a la emisión del programa.

Más de una vez —nosotros nos consideramos cómplices necesarios— os hemos reventado alguna sorpresa por haber aparecido fotos o vídeos de un rodaje. El resultado final no lo filtramos (salvo que alguien robe en la propia BBC) pero sí hacemos unos spoilers de libro en ocasiones.

Top Gear

May ironiza con que, a este paso, ya no necesitarán ni siquiera cámaras, realizadores, guionistas… Será tan simple como anunciar que van a tal sitio, montarán su show y que lo grabe quien quiera y lo plante en redes sociales e Internet en general. Vamos, que el programa se hará solo.

El periodismo del motor, en un sentido muy general, está empezando a colisionar con las nuevas formas de comunicación. Es posible incluso ver una rueda de prensa en directo, a través de Internet, y enterarse de las cosas antes de que los propios informadores —como los editores de Motorpasión— puedan digerir la información y procesarla.

Indudablemente las redes sociales han traído la inmediatez, tanta o más que los medios de comunicación tradicionales, incluyendo la televisión. Es posible que Top Gear tenga también que asumir que no se puede competir en velocidad con eso, y que deberían aliarse a su “enemigo”.

Ir con Internet o contra Internet

Pueden ir de “secretas” y esquivar a los curiosos, pero siempre que estén al público se exponen a ser cazados y que se grabe material. Igual deberían soltar ellos mismos los spoilers y que las sorpresas no las depare el programa emitido, sino Internet. El que no lo siga podrá seguir sorprendiéndose cuando lo vea en la televisión.

¿Debe Top Gear luchar contra los aficionados curiosos, o más bien debe replantear su programa de acuerdo con los nuevos tiempos?

Vía | Jalopnik
Fuente | Dialy Mail
En Motorpasión | Top Gear vuelve el día 27 de enero

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios