Síguenos

Audi A8

La tercera generación del Audi A8 ya está aquí, aunque llegará a los concesionarios a principios de 2010. Es una evolución bastante notable además de lo meramente estético, el cambio es muy amplio a todos los niveles. Audi vuelve a dar un golpe encima de la mesa en el segmento de las berlinas de representación.

Nuevamente recurre a una carrocería de aluminio, un 40% más ligera que una equivalente de acero, y es más rígida y ligera que la de su predecesor. El consumo ha bajado en todos los motores, que a su vez han incrementado su potencia. Sale a la venta con dos motores, 4.2 FSI y 4.2 TDI, después vendrán dos 3.0 TDI.

Tiene tracción total en todas las versiones menos la inicial, con un reparto de pesos equilibrado, para lo cual se ha recolocado la cadena cinemática delantera y tiene más batalla que antes. También es más largo y ancho que antes, pero un poco más bajito. El diseño “fluido y alargado” le pone de nuevo de moda.

Audi A8

Diseño exterior

La parrilla es más imponente que nunca pero lo que más llama la atención son los faros completos LED (opc), que integran las funciones de luz diurna, intermitentes e incluso antinieblas (función All Weather). El consumo de energía es más bajo que con faros de xenón de serie. Los grupos ópticos traseros también son LED.

Los neumáticos van de las 17 a las 21 pulgadas. Con el motor 4.2 FSI el Cx es 0,26, mientras que el 4.2 TDI sube a 0,27. Aerodinámica y peso le ayudan a reducir los consumos, evidentemente. No sólo contamina menos en marcha, también al final de su vida útil, ya que el aluminio es fácilmente reciclable.

Aunque visualmente parecía que el anterior tenía más maletero, el modelo nuevo incrementa la capacidad en 10 litros (510 litros en total). Opcionalmente se abre y cierra de forma eléctrica, pero al desbloquearlo se levanta de forma suave de todas formas.

Audi A8

Interior del Audi A8

Por dentro se nota que estamos en un coche de lujo. Entre sus materiales tiene diferentes cueros, Alcantara, inserciones de aluminio cepillado, etc. Asegura Audi que los ruidos interiores son mínimos, el encaje de las piezas perfecto y que hay mucha calidad. Conociendo el A8 anterior, me lo creo.

Se ha mejorado la interactividad con el conductor, evolucionan el volante, MMI, pantalla (ahora es táctil), etc. Se pueden indicar direcciones al navegador dibujando letras con el dedo o dictándoselo por voz (el A8 anterior también podía hacer eso). Los gráficos del navegador ahora molan más, con gráficos en 3D.

Opcionalmente tiene un paquete de iluminación ambiental cuyo funcionamiento puede verse en las fotos. El climatizador es bizona de serie, ampliable a tetrazona con un calefactor adicional para el invierno. Los asientos traseros pueden tener regulación eléctrica (como los delanteros), función masaje, ventilación/calefacción, etc.

Audi A8

Motorizaciones del Audi A8

El motor básico saldrá más adelante. Es un 3.0 TDI de 204 CV pensado para la máxima eficiencia, ya que homologará previsiblemente 6,0 l/100 km. Eso le haría la berlina más eficiente de su segmento, más ahorrador que cualquier otro, ¡incluso los híbridos! Sólo se asociará a tracción delantera.

Posteriormente al lanzamiento llegará el 3.0 TDI de 250 CV, da +17 CV y +100 Nm que su predecesor. El consumo mixto es 6,6 l/100 km (-1,9 l/100 km), es muy eficiente, proporciona una aceleración a 100 km/h en 6,6 segundos. Este motor tendrá Stop&Start, los demás no. Genera en el cigüeñal 550 Nm entre 1.500 y 3.000 RPM.

El diesel más poderoso es el 4.2 TDI de 350 CV, que consume 7,6 l/100 km (-1,8 l/100 km). Su par máximo impone, 800 Nm entre 1.750 y 2.750 RPM. La aceleración la hace en 5,5 segundos, muy cerca de algunos superdeportivos. Equipa las llantas más grandes de serie (18”) y tiene diferencial trasero limitado de serie.

Audi A8

En cuanto a la gasolina sólo tiene de momento el 4.2 FSI de 373 CV, que eroga 445 Nm a 3.500 RPM. La aceleración es un poco más lenta, 5,7 segundos, y consume 9,5 l/100 km (-1,4 l/100 km). Tiene inyección directa y una elevada relación de compresión, y sigue siendo atmosférico. La punta es de 250 km/h en todos los motores.

Se ha buscado la eficiencia en todas partes. Cuando se arranca el motor el circuito de refrigeración no funciona durante algunos minutos para que se caliente antes y la calefacción sea rápida. Las corrientes térmicas y los grupos auxiliares funcionan de una forma más eficaz. Todos los motores tienen frenada regenerativa.

Todos estos motores mandan su fuerza a una transmisión automática Tiptronic de ocho relaciones, que se puede manejar por la palanca o pos las levas del volante. Tiene un modo de conducción normal y otro más deportivo. La diferencia entre la 1ª y la 8ª es 7:1, reduce el consumo un 6% según Audi. Es más rápido y suave que antes.

Audi A8

Algunos detalles dinámicos

La tracción total permanente quattro manda el 60% del par al eje trasero por defecto, pero en caso de deslizamiento transmite la fuerza donde hay más tracción. Algunos motores pueden tener un diferencial deportivo trasero de deslizamiento limitado. El diferencial central está ahora por delante del convertidor de par.

De serie tiene Audi drive select, es decir, permite elegir tres programas de conducción: auto, comfort y dynamic (deportivo). Existe un cuarto programa, lift, que sirve para mover el coche dentro de aparcamientos, con la suspensión más elevada. De serie cuenta con amortiguación continuamente variable de aire.

La dirección asistida es servotronic, variable en función de la velocidad. En el modo dynamic tiene una desmultiplicación de 16,1:1 (muy directa), de todas formas dicen que tiene mejor tacto que antes. Opcionalmente tiene una dirección activa, que asiste sin darnos cuenta a controlar un subviraje o sobreviraje (cuando la física lo permita).

Audi A8

Tecnologías de seguridad

A mediados de 2010 tendrá un sistema de reconocimiento de señales (límites de velocidad), algo que Opel ya ofrece, el Opel Eye. De serie tiene el Audi pre sense basic, que cuando hay una frenada fuerte tensa los cinturones, cierra las ventanas y techo y acciona los intermitentes de emergencia.

Con el sistema de navegación MMI Navigation Plus el coche se coordina con el GPS para anticiparse. El coche sabe cuándo viene una curva, salidas de autopista, cruces… y manda instrucciones a la caja de cambios, luces o el sistema ACC Stop & Go, es decir, el control de crucero activo del coche.

El ACC vigila el tráfico precedente entre 0 y 250 km/h (otros sistemas sólo funcionan en un rango menor de velocidad) y mantiene la distancia de seguridad. En caso de tráfico denso puede parar completamente el coche y reanudar la marcha si no pasa mucho tiempo, si no, habrá que hacerlo manualmente.

Audi A8

Si por el contrario el tráfico se detiene más repentinamente no hace una detención total, pero casi. Advierte al conductor en tres fases, si no responde o está muerto (es un decir) el coche cuando colisiona va a unos 40 km/h, ya que habrá aplicado toda la potencia de los frenos. Esto lo hace opcionalmente.

Tiene un asistente de conducción nocturna por infrarrojos, que detecta peatones en un radio de 300 metros. Si existe la posibilidad de atropellarlo se verá una advertencia muy clara en la pantalla principal. El sistema busca la forma de personas, no animales. Esto es, si vamos a embestir un jabalí lo veremos en la pantalla, pero no avisa.

El sistema Audi side assist ayuda al cambiar de carril, avisando si hay algún coche en el ángulo muerto del retrovisor o si lo hacemos sin usar el intermitente (¡aleluya!). Se limita a avisar, no impide la maniobra. El sistema usa la información del navegador, cámaras delanteras y cámaras traseras.

En resumen, que el Audi A8 se pone a la vanguardia de la técnica una vez más. Quisiera ser millonario para poder pagarme uno, a colación de eso no se sabe nada de precios. Respecto a sus extras, todo lo que os podáis imaginar y más: DVD traseros, altavoces Bang & Olufsen, techo solar, conexión a Internet…

Ver galeria completa » Audi A8 2010 (79 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios