Compartir
Publicidad
Publicidad

Ryan Newman se llevó la victoria en Phoenix en el último momento

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El pasado fin de semana se disputó la séptima cita de la NASCAR Sprint Cup, la Subway Fresh Fit 600 en uno de esos óvalos (trióvalo mejor dicho) que llegan a marear, el Phoenix International Speedway de una milla de longitud. Carrera con encanto especial por el sencillo hecho de ser nocturna, lo que siempre da un toque diferente al ambiente y en un escenario algo ratonero muy dado a las sorpresas pues Ryan Newman se llevó la victoria en Phoenix en el último momento.

La carrera no tuvo nada del otro mundo, entre Kyle Busch, Jeff Gordon y Jhimmie Johnson estaba la victoria y un período de banderas amarillas a tres vueltas del final decidió la carrera. Los tres grandes entraron más tarde que Ryan Newman que ya había hecho su última parada vueltas antes. Para colmo de Busch, cambió cuatro ruedas mientras que Johnson y Gordon sólo cambiaron un par, lo que le hizo volver en octava posición.

Una vez en formación tras el coche de seguridad, del bombo de lotería de la reanudación de carrera, Ryan Newman le cogía la delantera desde su posición interior a Jeff Gordon ganando la ventaja justa para ver primero la bandera a cuadros tan sólo dos giros después. La décimocuarta victoria de su carrera para Ryan Newman, y primera de esta temporada tanto para él como para el Stewart-Hass Racing. Pero poco le importa a Jimmie Jonhson que llegará el domingo como líder a Texas Motor Speedway.

Vídeo | XERB1090

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos