Compartir
Publicidad
Publicidad

Istanbul Park y la dichosa curva 8

Istanbul Park y la dichosa curva 8
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El circuito de Istanbul Park se podría definir como una sucesión de curvas, como en cualquier otro circuito, más la curva 8. Esa es la curva que todo el mundo tiene en mente, pilotos e ingenieros, y cuando Tilke afirmaba que la diseñó para que supusiera un reto para los pilotos, se quedó corto en sus pretensiones.

En efecto, esa característica curva 8, una larga curva a izquierdas con hasta 4 vértices, en la que los pilotos intentan ejecutar una trazada única, no sólo trae de cabeza a los pilotos, sino también a los ingenieros. Por la dichosa curva 8, los reglajes de los monoplazas para Turquía quedan totalmente condicionados, y los neumáticos, más de lo mismo. Los neumáticos que Bridgestone llevará al Istanbul Park serán los duros y los medios, pero el gran miedo de todos es como se comportarán en la curva 8, una curva de alta exigencia para las gomas. Al parecer, Bridgestone ha hecho la elección de neumáticos de la gama dura únicamente por la presencia de la curva 8. Habiendo 14 curvas en el circuito, que la elección de los neumáticos la condicione una única curva, dice mucho de ella.

Y la explicación técnica de esta alta demanda a los neumáticos en la curva 8 nos la da Pascal Vasselon (ex-Michelin, que ahora milita en Toyota): “La curva 8 de Istanbul es la que tiene un mayor nivel de energía de fricción en todo el campeonato, que es lo que compromete a los neumáticos. En términos de fuerza G lateral (de las más altas del mundial), velocidad y tiempo de estancia en la curva, es realmente un desafío”. Y nos confirma la importancia de esta curva Kees van de Grint, jefe de operaciones en circuito de Bridgestone: “si no fuera por las exigencias de la curva 8, podríamos correr con compuestos más blandos en Turquía”.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos