Compartir
Publicidad
Publicidad

Eléctrico VS Diésel: Nissan LEAF frente a Volkswagen Golf

Eléctrico VS Diésel: Nissan LEAF frente a Volkswagen Golf
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer os contamos unas cuantas cosas sobre el Nissan LEAF, un coche eléctrico de baterías de casi inminente lanzamiento, y a algunos os quedaron dudas respecto a su amortización si lo comparásemos con un coche similar, pero con motor de combustión interna (gasolina o diésel). El eléctrico es más caro, pero ahorra energía y permite ahorrar dinero kilómetro a kilómetro.

No es la primera vez que nos preguntáis por ese tipo de comparación, ya que algunos de vosotros estáis dudando entre la posibilidad de comprar uno u otro, y queréis tener una idea más aproximada de cuál puede ser la diferencia de costes debidos al consumo. Sería como la comparación que se hace entre un gasolina y un diésel. Es por eso que también estamos preparando una comparación entre un coche de gasolina y un coche híbrido, o entre un coche diésel y un coche híbrido.

Así que hemos elegido un coche diésel que se podría comparar con el Nissan LEAF, hemos recopilado todos los datos, y hemos cogido una calculadora para echar números y ver de qué cifras estamos hablando. El seleccionado para esta ocasión es el Volkswagen Golf 1.6 TDI 105 CV, Bluemotion Technology, con cambio automático DSG de 7 velocidades.

Volkswagen-Golf

Volkswagen Golf TDI con cambio DSG

Hemos escogido un coche del mismo segmento (el C) aunque sea un poco más corto: el Golf 4,20 m frente a los 4,44 m del LEAF. Tanto en el habitáculo como en la capacidad del maletero las diferencias son muy pequeñas: el Golf tiene un volumen para equipajes de 350 litros y el LEAF de 330 litros.

El Golf es un coche con rodadura y conducción muy refinadas (como el LEAF) y además tiene un motor diésel de potencia y prestaciones muy similares a las del LEAF (105 CV el alemán, 109 CV el japonés) así como un consumo muy bajo y la posibilidad de pedir ese motor con cambio automático (DSG, una caja de cambios robotizada de doble embrague y 7 marchas, muy eficiente y suave). El consumo combinado es de 4,2 l/100 km (y por supuesto tiene filtro de partículas).

Las versiones del Golf con Bluemotion Technology incorporan diferentes estrategias para reducción del consumo de combustible, tales como sistema Stop-Start, recuperación de la energía de frenado, recomendador de cambio de marcha, desarrollos algo más largos para un menor consumo y neumáticos de baja resistencia a la rodadura, entre otros.

Golf-Advance-16pul-650px
Este sería el Golf configurado de esta comparativa

Pues bien, hemos configurado un Golf para que tenga un equipamiento casi casi idéntico al del LEAF. Respecto al equipamiento de serie, le hemos añadido: cinco puertas [en lugar de solo tres] (Volkswagen dice cuatro puertas en el configurador), climatizador electrónico (climatronic), volante multifuncional (paquete advance multifunción, que incluye también encendido automático de faros y luz de marcha diurna), regulador de velocidad (tempomat) y llantas de aleación de 16” (vendría con unas de 15”, pero el LEAF trae de 16”).

No le hemos puesto pintura metalizada (nos vale en blanco) y tampoco le hemos podido poner como opción de fábrica un sistema de navegación gps (pero vamos a estimar en unos 500 euros un buen y completo gps adquirido a parte como gadget). En total son 23.820 euros, más los 500 euros del gps se queda en 24.320 euros.

Ahora es cuando llega el momento de hablar de consumos: esta es una comparativa teórica (no una prueba real de consumo), así que vamos a comparar los datos de consumo oficiales homologados por las marcas. Algunos diréis que en el coche eléctrico la autonomía puede ser menor que la homologada (el caso es que también puede ser mayor), pero no debemos olvidar que el consumo real de cualquier coche diésel (o gasolina) también es algo mayor en la práctica.

Nissan-Leaf-circuito

El Nissan LEAF tiene un precio aproximado (subvenciones incluidas) de 30.000 euros. Su autonomía homologada (media) es de 175 km, y lo consigue gracias a un paquete de baterías de iones de litio de 24 kWh de capacidad. Vamos a considerar por tanto un consumo teórico de 13,72 kWh/100 km. Acerca del rendimiento de las baterías y de la instalación eléctrica (que hace que en la realidad el consumo sea un poco mayor, pero solo un poco) os estamos preparando otro artículo que publicaremos en breve.

Comparando costes entre el LEAF y el Golf

  • Eléctrico: 13,72 kWh/100 km, recargando por la noche en nuestra casa (recarga lenta), por tanto en horario valle a 0,061 euros/kWh (tarifa de discriminación horaria) nos costarían 0,99 euros (incluido el 18% de IVA).
  • Diésel: el consumo medio es 4,2 l/100 km, así que con el precio actual del gasóleo en España (1,31 euros/l) nos costarían 5,50 euros.

La diferencia en el precio de compra entre el Nissan LEAF y el Volkswagen Golf es de 5.680 euros (más caro el eléctrico). Sin embargo el eléctrico supone un ahorro de 4,51 euros cada 100 km. Esto quiere decir que habría que realizar al menos 125.942 km para amortizar la diferencia de precio. Cuantos más kilómetros anuales realice un conductor, más rápido amortizará el coche eléctrico. A partir de esa cifra, el ahorro es real, contante y sonante.

También hay que tener en cuenta otros factores, que ayudan a amortizar un poco antes la diferencia de precio entre el eléctrico y el diésel:

  • Coste de mantenimiento inferior: una revisión de mantenimiento de un coche eléctrico no requiere cambiar aceite, ni filtro de aceite (ni de gasóleo, aire, etc, etc). En un coche eléctrico la revisión de mantenimiento puede costar unos 60 a 80 euros. En el caso concreto del Volkswagen Golf, la revisión de mantenimiento de 30.000 km (dos años), cuesta 214 euros (IVA incluido). Por cierto, un eléctrico suele gastar algo menos los neumáticos (por el mejor reparto de pesos) y también le duran más los frenos (porque el motor reduce mucho).
  • Reducción en el impuesto municipal de circulación (o impuesto sobre vehículos de tracción mecánica o viñeta): en ciudades como Madrid (no es la única), los vehículos eléctricos tienen una reducción del 75% en el precio del impuesto (porque son vehículos de cero emisiones locales, y esto interesa a las ciudades con problemas de contaminación atmosférica).
  • Exención del pago en las zonas de estacionamiento regulado: de nuevo en ciudades como Madrid (y de nuevo tampoco es la única) los coches eléctricos no tienen que pagar parquímetro en las zonas de estacionamiento regulado (la zona azul, vamos).

Nissan-Leaf-trasera

¿Son todos estos motivos económicos suficientes para considerar que un coche eléctrico se amortiza con más facilidad de la que muchos dicen? Está claro que sí, aunque esto sirve para aquellos conductores que hacen muchos kilómetros. Según el uso que hagáis de vuestro coche os puede interesar o no un coche eléctrico (por ejemplo en aparcamiento se puede ahorrar una pasta). Sobre todo es importante elegir el vehículo que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Habrá a quien la autonomía de un eléctrico le venga perfecta, y a otros no (por ejemplo quien haga principalmente viajes largos, por eso también habrá, dentro de muy poco, coches híbridos enchufables, entre otras opciones). Y no es menos importante recordar que no solo el dinero es un factor a tener en cuenta para apostar por los vehículos eléctricos, las dificultades en la producción y alto precio del petróleo y luchar contra la contaminación han de ser tenidas en cuenta.

Más información | Nissan | Volkswagen | (pdf) Precio mantenimiento Volkswagen
En Motorpasión Futuro | Nissan LEAF, Top 10 de los coches innovadores | ¿Ahorra energía un vehículo eléctrico? | ¿Contamina menos un vehículo eléctrico?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos