Sigue a

Plan PIVE

El sector del automóvil no solamente se estaba quejando de la caída de las ventas de coches nuevos, también por las lagunas en seguridad de los coches de más de 10 años, y por su menor respeto medioambiental, porque como mucho superan la norma Euro 3. Amenazaban con ser el 50% del parque pronto.

Cuando llegó el Plan PIVE, me extrañó no encontrar en el BOE ningún requisito ligado a la duración de la titularidad del coche que hay que entregar para achatarrar. Dicho en cristiano, podemos comprar cualquier pedazo de chatarra, ponerlo a nuestro nombre horas antes, y acudir al concesionario con él para entregarlo.

Como no puede ser de otra forma en nuestra querida patria, la picaresca se ha puesto en marcha, y ojo, es totalmente legal. Solo en noviembre la venta de usados se incrementó en un 23,1% (tres usados por cada nuevo), y de todos esos coches, prácticamente la mitad correspondió a modelos de más de 12 años, los que son compatibles con el PIVE sin contar kilometraje.

Citroën AX ¡Socorro! ¡Soy carne de desguace! ¡Adóptame!

Los desguaces reciben coches muy añejos

GANVAM ofreció ayer un dato interesante, la media de los coches que se están mandando al desguace tiene 16,2 años de edad. Es decir, hablamos ya de vehículos que ni siquiera cumplen Euro 3. Para cuando se acabe el presupuesto, se habrán retirado de la circulación 75.000 unidades de turismos y VI ligeros que contaminan más de lo normal hoy día.

Todo esto parece positivo, pero también tiene su parte negativa. El negocio de los vehículos de menos de 500 euros se ha disparado, especialmente el pirata. Es decir, vendedores ambulantes que compiten de forma desleal: cobran en negro, no tienen seguro de flotas y no ofrecen ningún tipo de garantía.

Javier, ¿para qué diablos quiero garantía en un coche que voy a mandar a la prensa en unas horas y solo lo quiero para eso?

Visto así, nada que añadir.

Desguace

Ciertamente, nos da igual comprar un coche que se cae a pedazos a un ****** —insértese ahí lo que se quiera, según sensibilidades— si nos vamos a deshacer de él. Casi nos da igual que sea robado Bueno, eso ya no. El caso es que los coches para sacrificio, ciertamente, dan igual en todo, excepto en añada.

Coches que antes eran muy difíciles de vender por estar mal de chapa, deficiencias mecánicas graves, o por aparentar lo que son, chatarra, ahora tienen un uso: ser sacrificados para que alguien se ahorre unos euros. Los que más se están colocando tienen un valor inferior a 300 euros. Probad a buscar alguno…

El sector calcula que anualmente se están vendiendo 95.000 coches de vendedores piratas, bastarían ellos para nutrir a todos los coches que se mandarán al desguace si tuviesen más de 12 años. Los vendedores que cumplen con la legalidad no pueden competir con eso, ni a margen nulo.

Plan PIVE

¿Y qué hay del gasto que supone para los españoles ese cachondeo de las ventas ilegales?

Leo en Expansión cifras al respecto. El Estado ha puesto 75 millones de euros para el PIVE, 1.000 euros por coche. Se calcula que se recaudarán 190 millones de euros (y de beneficio), exactamente el doble de lo aportado. Es decir, por cada euro que pone el Estado, recauda tres, gana dos.

No solo el comprador del coche nuevo paga un 21% de IVA y hasta un 16,75% de impuesto de matriculación (la mayoría paga el 0% o 4,75%), es que en la declaración de la Renta de 2012, esos 1.000 euros se cuentan como ganancia patrimonial, y tributa en la base imponible, así que se devuelve un cacho sí o sí.

Todo este movimiento de dinero dinamiza la economía. En cuanto a los vendedores, es cierto que hacen descuentos muy elevados, pero también ligan las ofertas más jugosas a financiación sí o sí, con lo que recuperan con los intereses parte o el total de lo descontado. A quien no necesita financiar, claramente le sale peor que quien iba a hacerlo de todas formas.

Fotografía | M. Peinado (II), Daquella manera (III)
Vía | Cinco Días, Expansión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios