Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Los coches híbridos contaminan tanto como los demás? Desmontamos el mito

¿Los coches híbridos contaminan tanto como los demás? Desmontamos el mito
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Cuando una tecnología nueva aparece y aunque, además, con el paso del tiempo se demuestra que funciona, siempre se crean a su alrededor ciertos mitos procedentes tanto del desconocimiento como de la intencionalidad de desprestigiar al oponente en la medida de lo posible. La tecnología híbrida de Toyota no escapa tampoco a estas críticas y con los años, se han ido creando ciertas verdades falsas que nada o poco tienen que ver con la realidad.

Algunos pueden que recuerden cuando Jeremy Clarkson, de Top Gear, hablaba sobre el Toyota Prius, sus contaminación de las baterías, durante su producción y su comparativa de consumo contra un BMW M3 en circuito. Pero si todo fuese cierto, no sería el vehículo híbrido más vendido en el mundo ya que con el tiempo una mentira siempre cae por su propio peso así que veamos qué hay de cierto y qué de mito.

Mito sobre las baterías

Prius Battery Pack Cooling

Veinte años hace que se lanzó al mercado la tecnología híbrida y, desde entonces, no ha dejado de evolucionar. Entre ello nos encontramos las baterías que se montan actualmente que son las más modernas que se pueden encontrar, de tecnología Níquel Metal Hidruro (Ni-MH) e incluso en el caso del Toyota Prius Plug-in ha ido un paso más allá con las de iones de Litio (Li-ion).

Esto permite que todos los vehículos cuenten con una garantía de hasta 11 años sin límite de kilómetros, lo que refleja el compromiso y la seguridad de Toyota con sus baterías que durarán durante muchos años sin ningún problema. La muestra está en los muchos Prius de primera generación que todavía circulan con sus baterías originales.

Mito sobre la contaminación durante la fabricación

Hace tiempo, el diario Mail on Sunday publicaba una noticia sobre la contaminación que había en la región canadiense de Sudbury, donde se extrae el níquel de las baterías que se usan en aplicaciones en todo el mundo. Textualmente decía que la contaminación era tal que el paisaje era tan árido como la superficie de la Luna.

Posteriormente y ante las quejas, no tuvo más remedio que retirar el artículo y retractarse ya que es una de las empresas que más han reducido su contaminación y que más dinero invierte en mejorar los procesos de extracción sin daños para el medio ambiente.

Por otro lado también se ha hablado de que en el proceso completo de fabricación de un Toyota Prius la contaminación es muy alto, algo que es completamente falso cuando año tras año las emisiones de las plantas de producción han ido disminuyendo.

Además y una vez que ha terminado su vida útil, el 85% de los componentes de Prius puede ser reciclado, y más del 95% de los materiales del coche son recuperables.

Mito sobre la fabricación lejos de la planta de ensamblaje

Toyota Production Map

Ahora mismo todos los vehículos cuentan con un aporte de piezas de forma mundial. Esto es que muchos componentes son fabricados lejos del lugar donde se ensamblará. Ocurre tanto en los convencionales así como en los vehículos híbridos.

Luego se envían de forma conjunta, de forma que tanto los costes de transporte que repercutirían en el precio final así como la contaminación, sea la menor posible y que además se pueda repartir entre el máximo de vehículos posibles. Creo que todos nos podemos hacer una idea de ello ya que, si podemos, en el supermercado hacemos la compra de una vez y no vamos todos los días a por un producto nada más.

Mito sobre el coste por kilómetro de Toyota Prius

En el 2007 se publicaba un estudio en el que los resultados acercaban los costes por kilómetro de un Toyota Prius muy próximos al de un vehículo tipo SUV. Sin embargo, el error estuvo en menospreciar la longevidad del Prius y de su sistema híbrido.

Con el paso de los años se ha demostrado que estos duran muchos más años y kilómetros de lo que se creía y con ello, el coste por kilómetro es mucho menor que la mayoría de los vehículos de iguales características.

Mito sobre el vehículo híbrido y el diésel

Aunque los vehículos convencionales han reducido su consumo durante los últimos años, todavía no pueden competir con el Toyota Prius (siempre hablando de vehículos equiparables) en cuanto a la contaminación que emite a la atmósfera ya que cuenta con la desventaja de no poder moverse en modo eléctrico.

Esto permite que, por ejemplo, en los primeros instantes que es cuando los vehículos contaminan más (al salir de un semáforo por ejemplo), la ayuda del motor eléctrico permita además de no emitir ni un gramo de CO2, que luego al motor convencional le cueste menos mantener la velocidad.

Así mismo y comparativamente hablando con los diésel, éstos emiten grandes cantidades de Óxido de Nitroso (NOx), uno de los grandes culpables de la contaminación en las ciudades, de formación del smog y el ozono tropòsférico así como de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos