Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Toyota y la seguridad: DAR-V, el vehículo para reducir las distracciones

Toyota y la seguridad: DAR-V, el vehículo para reducir las distracciones
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

En la lista de objetivos para este 2014 y los años venideros hay uno que se repite en toda compañía involucrada en el sector del automóvil: la seguridad. Desde los tiempos en los que la ausencia de cinturones de seguridad en los asientos traseros de los turismos era la normal, gobiernos, organizaciones e industria han colaborado en busca de una solución a la lacra de los accidentes de tráfico y sus consecuencias. Toyota, como una de las más grandes e influyentes empresas del sector, tiene un papel protagonista a la hora de marca el camino a seguir.

Siguiendo con la línea de investigación y colaboración en busca de nuevos sistemas de seguridad, Toyota presentó en Los Ángeles su último producto: el Driver Awareness Research Vehicle, o DAR-V. En este caso no se trata de un avance con el que proteger al conductor y ocupantes del vehículo en caso de colisión, sino de una medida preventiva. Y es que, por desgracia, un buen montante de los accidentes se producen por distracciones de los conductores. El DAR-V pone en el punto de mira las preocupaciones del usuario para que éste se concentre en la conducción. ¿Cómo lo hace? Tirando de tecnología y sistemas tan ordinarios como el Kinect de Microsoft.

En primera instancia nos encontramos con el popular sistema de la compañía de Bill Gates. Kinect está instalado y camuflado en la parte superior del vehículo reconociendo a la persona que se acerca al lateral izquierdo. Este primer paso es primordial para que DAR-V sepa al instante las preferencias del conductor y se adapte a sus exigencias y necesidades.

Y es que mediante el uso de comandos de voz, gestos y un control remoto podemos interactuar con nuestro coche a través de las pantallas situadas en las ventanillas. No se trata en ningún caso de incrustar una pantalla tradicional de televisor en el turismo, sino de crear una a partir de la propia ventanilla.

Toyota DAR-V detalles

Tras reconocernos, el coche nos mostrará nuestro calendario personalizado, el estado del tráfico, el nivel de gasolina, la predicción del tiempo o la mejor ruta hasta nuestro destino. De este modo, antes de subirnos al coche, ya conocemos qué nos vamos a encontrar en nuestro camino y qué tareas deberemos realizar al término del mismo. Se trata por tanto de despreocupar al usuario para que concentre todos sus sentidos en la conducción y se olvide de consultar calendarios o rutas en otros dispositivos mientras conduce.

En palabras de Chuck Gulash, Director del Centro de Colaboración en Investigación sobre Seguridad de Toyota:

“Necesitamos empezar a pensar en el coche y el conductor como un equipo, que comparte la meta de salvar vidas. Los mejores compañeros de equipo aprenden el uno del otro. Observan, escuchan y recuerdan. Se adaptan. Se comunican. Y ayudan cuando es necesario. Al hacerlo, con el tiempo cimentan la confianza. Juntos, los compañeros de equipo desarrollan una sensibilidad común respecto a su ambiente de manejo”.

Este tipo de sistemas se vería perfectamente complementado con sistemas de conducción autónoma, una tema que tienen muy en cuenta en las oficinas de Toyota reflejándose en colaboraciones estrechas con instituciones como la Universidad de Standford. Allí, en una de las mejores y más avanzadas universidades del mundo, Toyota estudia cómo interactúan los conductores con las distintas experiencias autómatas.

Gracias a uno de los simuladores más avanzados, son capaces de monitorizar la actividad del cerebro, recibir información a través de sensores en la piel o seguir el movimiento de nuestra mirada. Sin duda, un paso más hacia adelante.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos