Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Toyota Hybrid Racing en Shanghai: todos los detalles de la carrera

Toyota Hybrid Racing en Shanghai: todos los detalles de la carrera
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Se acerca el final del WEC, el campeonato del mundo de resistencia, y las 6 Horas de Shanghai disputadas este pasado fin de semana son una prueba de lo interesante que es esta competición. A falta de una prueba, las 6 Horas de Bahrain, el campeonato está zanjado con victoria de Audi, pero desde luego Toyota sigue demostrando que están en el FIA WEC por algo, porque son una escuadra ganadora y con grandes posibilidades en esta competición.

Las 6 Horas de Shanghai se celebran en un circuito muy exigente con los neumáticos, el circuito de Shanghai, que la mayoría de nosotros conocemos por la F1. Este circuito ha demostrado ser perfecto para los Toyota TS030 Hybrid, ya que además de conseguir la pole position en unas condiciones climáticas bastante inestables, los Toyota consiguieron dominar la prueba durante las 5:30 horas iniciales de la misma, es decir, que a falta de media hora para el final se complicaron las cosas. Pero así es la resistencia, ¿verdad?

Pole Position para el Toyota Hybrid Racing

Las pruebas clasificatorias resultaron inmejorables para los Toyota, sobre todo por el gran esfuerzo de Alex Wurz en el Toyota #7. Wurz es expiloto de Fórmula 1 y antiguo compañero de Pedro de la Rosa en McLaren. Alex Wurz firmaba dos vueltas espectacularmente rápidas, y su compañero Nico Lapierre complementó sus tiempos con otras dos buenas vueltas. El sistema de clasificación este año requiere dos vueltas (al menos) por cada piloto, y el tiempo se calcula combinando las mejores vueltas de cada uno de los dos pilotos.

El otro coche, el dorsal #8, clasificaba tercero con Anthony Davidson, Sébastien Buemi y Stéphane Sarrazin. La clasificación fue un tanto ajetreada debido a las dos banderas rojas que se desplegaron, y que hicieron que la sesión durase 20 minutos extra.

6 Horas de Shanghai - Toyota Racing

Refiriéndonos a la carrera, partiendo de la pole position y dominando de la forma que lo hicieron, la carrera china fue una decepción para el equipo del coche #7 por culpa de un pinchazo inoportuno a falta de dos horas para la finalización de la prueba. Alex Wurz y Nico Lapierre salieron conservando la plaza mientras que el coche #8 luchaba a tumba abierta contra el Audi que iba en segunda posición.

Tras 18 minutos de duelo a muerte, los dos Toyota habían dejado atrás al Audi y caminaban con paso firme hacia el dominio de la prueba, comandada por el coche con el dorsal #8 tras el primer pitstop, en el que adelantó al coche #7, que cambiaba neumáticos solo una vuelta más tarde.

Un pinchazo y un fallo de suspensión aguan la fiesta

La cosa parecía prometedora de un gran resultado para el equipo Toyota, tanto que la victoria y segunda plaza parecían aseguradas. Pasados dos tercios de carrera, el coche #7 sufre un pinchazo en el neumático trasero izquierdo tan solo unas vueltas después de su parada preceptiva para repostar y cambiar gomas. Un gran contratiempo que implicaba una parada extra y el tiempo perdido por rodar con un pinchazo.

Al coche #8 tampoco le acompañó la suerte esta vez, porque siendo líder al heredar la posición con Anthony Davidson al volante, sufrió un problema de suspensión que forzó la retirada para el coche y dejó un mal sabor de boca al equipo, que tanto se esforzó y tan buen rendimiento estaba teniendo. Un pena.

De todas maneras, todavía quedaba el #7 batallando por la victoria, y a 35 minutos del final el Toyota paró para su último sorbo de fuel, para afrontar el final de carrera. Debido a la parada a destiempo por el pinchazo, los neumáticos no eran del compuesto adecuado para terminar la carrera con garantías, así que a pesar de estar luchando por la victoria hasta el final, no fueron capaces de contener al Audi, que venció y dio por zanjado así el campeonato.

Vídeo resumen de las 6 Horas de Shanghai

En este vídeo podemos ver el nivel de dura competencia que pudimos ver en toda la carrera. Seis horas de competición es mucho decir, y una aparente ventaja inicial, además de la posición dominante en todo momento de los dos Toyota no pudieron hacer nada ante un pinchazo y un problema de suspensión. Esa es la salsa de la resistencia y la clave que marca la diferencia en un certamen como el WEC, y a veces puede pasar que un coche o un equipo domine durante el 90% de la prueba y en ese 10% final la cosa cambie: así son las carreras.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos