Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Hemos hablado de coches con tu cuñado y nos ha dejado estas 17 perlas imperdibles

Hemos hablado de coches con tu cuñado y nos ha dejado estas 17 perlas imperdibles
Guardar
16 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Hace unos días no tuvimos más remedio que asistir a una cena familiar. Allí, picando entre una cantidad ingente de canapés, nos encontramos con el cuñado. Pero el cuñado en el sentido más general. El cuñado de todos, ese que lo mismo te habla de los secretos mejor guardados de la NASA, de la aerodinámica del coche de Fernando Alonso o de los resultados del último estudio de la Universidad de Wyoming recomendando el consumo diario de cerveza, tacitas y chorizo. Sabiendo que no quedaba más remedio, decidimos asumir el reto y sacar el tema de los coches, la seguridad vial y la circulación.

Sumido en el cuñadismo más absoluto, él hablaba y nosotros nos dedicamos a apuntar con atención sus teorías y afirmaciones. Conscientes de que existen en prácticamente todas las familias (y ojo, que te puedes convertir en uno sin previo aviso), vamos a desmontar su peculiar conocimiento y regalar, ya de paso, una especie de desactivador de cuñadismo de uso libre.

Yo en las rotondas siempre por fuera, para poder salir antes.

Esperad, porque antes comenzar con el contraataque nuestro cuñado se viene arriba y nos deja otra perla para la galería.

Si sigo recto, no cambio de dirección y no tengo que usar el intermitente.

Bien, ahora sí. ¿Por dónde empezar? Lo cierto es que no vamos a negar que puedas "salir antes" si vas por el carrel exterior, pero sí es nuestra labor recordar que con ese comportamiento lo más seguro es que te lleves otro coche puesto. Como bien indica Josep Camós en la guía definitiva para conducir en rotondas: Si vas recto o hacia la derecha, ve por fuera; si vas a la izquierda o a cambiar el sentido de la marcha, ve por dentro.

También en esa misma guía podemos leer información muy útil sobre la utilización del intermitente. En definitiva, lo usaremos siempre para cambiar de carril y para salir de la propia rotonda, independientemente si estás "siguiendo recto" o no. Salir de la misma es como doblar la esquina y, por lo tanto, requiere que indiquemos nuestra intención de realizar la maniobra. Además, ¿cómo sabrían el resto de conductores de dónde venías cuando te encuentren en la glorieta?

Me pego para ir a rebufo, así gasto menos.

Cierto es que colocarte detrás de grandes vehículos en carretera puede quitar masa de aire, "abrir camino" y por lo tanto necesitar menos combustible para avanzar. Sin embargo, el posible "ahorro" nunca justificará el riesgo de acabar debajo de dicho camión/SUV/camioneta. Tienes que recordar, amigo cuñado, que en el tiempo en el que tardamos en reaccionar (dar el frenazo) nuestro vehículo recorre unos 20 metros a 100km/h. Si vas a rebufo, eso podría significar despedirte de la vida tal y como la conoces.

La propia DGT recomienda dejar una distancia aproximada de tres segundos respecto al vehículo que nos precede. Eso traducido en metros, son 81 en el caso de circular a 90 km/h o 144 metros en caso de circular a 120km/h. En algunas vías, donde se han pintado unas "flechas" o "galones" en la calzada, resulta aun más sencillo: dos galones entre turismo y turismo.

Si hago zigzag en un atasco, llego antes.

Lo mejor en caso de atasco es que los vehículos mantengan un flujo constante, evitando el "stop&go" (esto es un término que se usa en F1, seguro que al cuñado le encanta). Este tipo de comportamiento ralentiza y alarga el atasco, además de suponer un riesgo para el resto de conductores. Aplicar este estilo de conducción a tu rutina en autopista es sancionable pues, como bien establece la normativa actual, adelantar por la derecha está prohibido.

Es que por la derecha te adelantan hasta los camiones. ¡Te la juegas!

Espera, que viene otra.

¿El carril derecho? Para tomar desvíos.

Tienes razón, el carril derecho puede venir de fábula para tomar el desvío que te lleve a tu destino. No obstante, y a pesar de la teoría de los camiones, se debe circular por el mismo y usar el colindante en caso de adelantamiento, inmediatamente después volveremos al carril de la derecha. Esto es así tanto si hay una alta concentración de vehículos como si circulas a solas. No hacerlo así torpedea el buen flujo de circulación.

La línea continua es un muro, que se apañe el ciclista.

La línea continua no es un muro y, bajo determinadas situaciones, se puede pisar por motivos de seguridad. Una de ellas, la que probablemente te encuentres más a menudo, es la de tener que adelantar a uno o varios ciclistas. Sabiendo que siempre, siempre hay que dejar metro y medio de distancia entre nuestro vehículo y el ciclista, es posible que para lograrlo haya que pisar la línea, sea continua o discontinua. Lo dejamos más claro con el siguiente vídeo.

El diesel es simplemente mejor y gasta menos.

La industria del automóvil ha avanzado muchísimo en los últimos años y los viejos prejuicios ya no valen. Un diesel puede ser mejor –o no– para ciertos usos (carretera, largo kilometraje…), mientras que un gasolina puede ser adecuado para otros usos (zonas urbanas…). Sobre este tema ya hemos hablado más de una vez.

Y los híbridos gastan más y son más caros.

La proliferación del híbrido y la llegada del hombre a la luna, dos historias con muchos mitos falsos listos para ser desmontados. Ahora en serio, el nuevo Toyota Prius hybrid homologa 3,3 l/100 km de consumo combinado. Aun así, nosotros en el Espacio Toyota ya estuvimos haciendo pruebas de consumo en Madrid con medias de 3 litros a los cien. Sobre el precio, sí, incorporar la tecnología híbrida es de momento más caro que montar la mecánica tradicional que la industria lleva utilizando durante décadas. Aun así, te puedes llevar un Toyota Yaris hybrid a casa por menos de 15.000 euros.

Si no se enciende el testigo del aceite, ¿para qué revisarlo?

Al parecer esto lo ha entendido mal mucha gente. El testigo de advertencia del aceite está para advertir de que algo va mal, no para avisarte de que hay que echarle un vistazo para revisarlo. Es decir, si se ha encendido o parpadea, es que algo no está como debería. Llegar a ese caso puede ser peligroso – y caro – pues podría ocurrir que no llegara suficiente aceite a los cilindros y estos se dañaran.

¿La bombilla? ¡Ah, bueno! Ya la cambio cuando se funda la otra.

Si la reacción de Audrey Hepburn no era suficiente, te contamos que circular con un faro que no emite ningún tipo de luz está sancionado con una multa de 200 euros. Si por pereza, no saber hacerlo o no tener tiempo para pasar por el taller no la cambias y, durante una travesía, se funde el otro faro, estarías poniendo en peligro no sólo a ti mismo sino al resto de usuarios de la calzada. En tal caso, la Guardia Civil no sólo aplicará la multa sino que puede inmovilizar el vehículo.

Las curvas se trazan mejor por donde va la línea.

Conduccion

Trazar una curva siguiendo la línea que separa ambos carriles como si se tratara la del Gran Turismo no tiene justificación alguna. Hacerlo así sólo te asegura estar invadiendo el carril contrario y propiciar un choque frontal. Es una falta muy grave que se puede castigar con una multa de unos 500 euros y la retirada de seis puntos del carné.

¿Semáforo en ámbar? ¡Gas a fondo!

No, no y cien veces no. Cuando el semáforo se pone en ámbar significa simple y llanamente que te detengas. Y así lo cuenta el propio reglamento:

Una luz amarilla no intermitente significa que los vehículos deben detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija […]

La única situación bajo la cual no nos detendríamos es que "se nos eche encima" el cambio del semáforo. Es decir, que estemos tan cerca que no nos dé tiempo a detenernos.

No cumplir con estas normas no sólo acarreará sanciones sino que corremos el riesgo de impactar contra otros vehículos o peatones. Esto ocurre cuando un vehículo acelera al ver el semáforo en ámbar pero, llegando ya a la intersección/paso de cebra que señaliza, se pone en rojo y la velocidad a la que circulamos es demasiado alta para parar a tiempo.

Unos neumáticos lisos agarran más

¡ERROR! Los neumáticos lisos o slicks que vemos en competición son neumáticos, en efecto, exclusivos para uso en circuito y jamás deberían salir del mismo. Otra cosa es que apuremos tanto los neumáticos que los dejemos lisos por el desgaste. En carretera, las gomas que montemos deben tener un dibujo con una profundidad mínima de 1,6mm. Por debajo de ese grosor mínimo es ilegal y puede suponer la inmovilización del vehículo. Pero lo más peligroso es que un neumático en esas condiciones no reaccionará con garantías ante una frenada de emergencia o superficies resbaladizas.

140km/h es la velocidad perfecta de crucero

Ojo a ésta que viene acompañada de toda una compleja justificación que parte de supuestos falsos. Como el límite de velocidad es de 120km/h y nuestro cuñado recuerda algo que dice que puede superar esa velocidad en 10 km/h para adelantar, afirma que es legal circular a 130 km/h. Pero como además ha leído en un foro que los radares tienen un margen de error de 10 km/h, está convencido de que ningún radar le pillará circulando a 140 km/h. Mal todo.

En ciertas condiciones se permite superar la velocidad máxima, sí, pero sólo en carreteras convencionales y al volante/manillar de un turismo/motocicleta. Además sólo se puede aplicar si el vehículo que queremos adelantar circula a una velocidad menor a la máxima permitida.

Querido cuñado, te recomendamos leer esto: Todo lo que necesitas saber sobre los radares, los márgenes de error y la velocidad máxima.

Noche

Anteriormente, los radares podían variar su margen de error entre un 3 y un 7%, dependiendo del tipo de homologación de la máquina. No obstante, en la actualidad aplican un 5% para radares fijos y un 7% para los móviles. Circular a 140km/h, en cualquier situación, te asegurará pues una foto y su multa correspondiente.

¿Electrónica en el coche? Yo ya he leído cómo hackearlos

Y es que tu cuñado tiene cuenta en Forocoches. Así cualquiera. Sin embargo, su negativa a conducir vehículos sin asistencia electrónica de ningún tipo le hace un flaco favor. Ganará el premio al conductor más "old school", no lo dudamos, pero también estará corriendo más riesgos de los necesarios. En la actualidad existe un enorme abanico de avances tecnológicos que hacen que conducir un coche sea hoy más seguro que nunca, ¿de verdad te vas a quedar anclado en el pasado?

Yo conozco a uno que te lo pinta por 1/4 de ese precio. Niquelao

Pintura

Ayúdanos a eliminar esa lacra de las carrocerías con gotones de pintura cayendo. O peor aun, esos golpes ya arreglados repintados a brocha o spray. En el Espacio Toyota ya hemos hablado sobre porqué cuesta tanto pintar un coche. Es una labor mucho más compleja de lo que muchos creen, requiere formación específica, unos medios y un tiempo que vale dinero. Si no lo haces por ti, hazlo por tu coche, él nunca te lo haría.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos