Descárgate el catálogo Configura tu Toyota Prueba de vehículo Promociones del mes Encuentra tu concesionario Lista de precios

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Toyota Prius

Últimamente todos hemos podido observar como últimamente la proliferación de vehículos híbridos que se destinan al transporte público de viajeros, es decir, como taxi ha aumentado significativamente.

No solamente los vehículos híbridos que se tienen que desenvolver diariamente en trayectos cien por cien urbanos tienen un consumo menor que sus homólogos diésel además de un número menor de averías sino que sus clientes gozan de unas ventajas que no perciben en el resto de vehículos.

Por ejemplo, gracias al cambio de marcha automático, la conducción es mucho más suave que en un turismo con cambio manual. La mayoría de los taxis en los que me he subido, sorprendentemente llevan cambio manual con lo que los tirones y la eficacia del “pie izquierdo” del conductor se nota mucho más.

Si embargo, en un vehículo con cambio automático todo ocurre mucho más suave: las aceleraciones, el frenado. No hay reducciones bruscas, ni tirones. La suavidad se percibe por encima de todo.

Saltemos ahora al capítulo de vibraciones. Los diésel vibran más que los gasolina, más si cabe cuando lleva ya realizados muchos kilómetros. Sin embargo, en un motor gasolina como el que tienen los vehículos híbridos, todo funciona de una forma mucho más fina. Tan fina que actualmente y con el aislamiento interior, podemos dudar de si el vehículo está o no en marcha.

Y esto nos lleva a otro punto, que es el de la ausencia de ruido gracias a la posibilidad de funcionar en modo eléctrico en muchas circunstancias, tales como calles en descenso, detenciones frente a semáforos, mientras estamos parados e incluso al ponernos en marcha durante los primeros metros.

Esa sensación de que el pasajero no se da cuenta de que se está poniendo en marcha si no llega a ser porque de repente todo se mueve a su alrededor no se puede apreciar en ningún otro vehículo. Bueno sí, en un eléctrico con el que comparte muchas similitudes.

Y por supuesto, el saber que con nuestro viaje hemos ayudado a emitir menos contaminantes a la atmósfera, o al menos, menos que con otro tipo de taxi más convencional. Misma eficiencia en el viaje pero con un mayor confort.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario