TMG

Durante los últimos meses han aparecido en este Espacio Toyota de Motorpasión vehículos producidos por Toyota destinados al mundo de la competición, como por ejemplo el TMG EV P002 que en Nürburgring paró el cronometro en siete minutos y 22.329 segundos estableciendo un nuevo récord. La misma máquina que tiempo atrás se lució en la Pikes Peak International Hill Climb con un sexto puesto en clasificación general. La misma denominación TMG aparecía en el Yaris R1A. Quizás te preguntes; ¿qué es TMG? TMG son las iniciales de Toyota Motorsport GmbH, y se definen a si mismos como el hogar del alto rendimiento.

Didier Auriol

La trayectoria de este equipo de profesionales afincados en Colonia, Alemania, es sorprendente. Comenzaron allá en 1979 como el Toyota Team Europe centrando su trabajo y esfuerzo en el WRC (World Rally Championship) tras varios éxitos en el Safari Rally y el Rally de Oriente. Muy pronto llegarían a la cumbre de la automoción cuando Carlos Sainz se hizo con el título de campeón del WRC en 1990 al volante del Toyota Celica GT-Four. Los éxitos seguían llegando durante los 90 con el título de constructores ganado por Juha Kankunne y el de pilotos y constructores de Didier Auriol en 1994.

Habiendo demostrado unas dotes innatas para la puesta apunto y desarrollo de vehículos de competición Toyota ponía punto ¿y final? a su trayectoria en el mundo de los rally y daba luz verde a la factoría germana para participar en las 24 Horas de Le Mans con el GT-One.

Toyota Le Mans

En su primera aparición en la carrera de 1998 el bólido desarrollado en Colonia se hacía con la vuelta rápida, con la mayor velocidad punta recogida y la pole position. La victoria se les escapó y se tuvieron que conformar con un meritorio segundo puesto. A pesar de ello, las habilidades de TMG para ser competitivos en el circuito habían pasado la prueba sobradamente para el siguiente gran paso en su trayectoria.

La Formula 1. Es la cumbre de la competición, la máxima gloria a la que un piloto o un equipo puede aspirar en su carrera. Y Toyota, acorde al papel que estaba tomando la compañía en el mercado, decidió entrar en la parrilla convirtiéndose en el único nuevo equipo que aparecía entre 1998 y 2009 y una de las dos escuderías que fabricaban por sí mismos absolutamente todo el monoplaza.

Toyota F1

Bajo el mismo techo se cocinó una máquina que regalaría su primer punto el día de su debut en el Gran Premio de Australia con Mika Salo. No obstante, aunque a finales de 2009 consiguieron llenar varios podios y pole positions Toyota decidió acabar con un proyecto que resultaba demasiado caro.

Pero el papel de TMG estaba lejos de acabar ahí. Desde entonces han dirigido sus esfuerzos en la misma dirección que la industria y la mecánica híbrida o eléctrica están siendo sus principales apuestas. Pese a ello, no han descartado el desarrollo de coches de competición como el Yaris o el último Toyota GT86 – para la copa que lleva su nombre – y, por si fuera poco, presentaron en diciembre su TMG Sports 650, un deportivo basado en el Lexus LS 460 con cerca de 650cv.

TMG Sport 650

Todo ello fue posible gracias la atmósfera de trabajo que se respira en unas instalaciones de 30.000m2, incluyendo su propio túnel de viento o el simulador de Formula 1. Seguiremos atentos a los que nos traigan estos chicos durante 2013.

En Espacio Toyota:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario