Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Probamos el Toyota Auris hybrid 2016, el compacto éxito en ventas

Probamos el Toyota Auris hybrid 2016, el compacto éxito en ventas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Estos días pasados hemos estado a los mandos del Toyota Auris hybrid, la versión híbrida del compacto de Toyota, en el acabado más alto, el Advance.

Este modelo no es tan llamativo como el Toyota Prius, que hace girar las cabezas allá por donde pasa. Dependiendo de los gustos, puede ser un punto a favor, ya que no a todo el mundo le gusta llamar la atención.

El Auris fue renovado con un marcado lavado de cara en 2015, aunque en 2016 ha recibido algunos leves cambios que no afectan a la estética, sino a la funcionalidad. Estos cambios afectan al sistema híbrido de propulsión y su respuesta, y al sistema de infoentretenimiento. Por lo demás, todo se mantiene tal cual, con las mismas prestaciones mecánicas, comportamiento y habitabilidad.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Debemos hacer una importante mención a esta versión hybrid en el apartado de ventas. Y es que la variante híbrida del Auris es, con diferencia, la más vendida en Europa, llevándose casi la mitad de las ventas del modelo; y eso que también existen dos versiones diésel (Auris 90D y Auris 115D) y una de gasolina (Auris 120T).

Exterior del Toyota Auris hybrid 2016

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

El Toyota Auris tiene unas dimensiones exteriores de 4,33 metros de largo, 1,76 de ancho y 1,47 de alto. Su distancia entre ejes es de 2,6 metros y el peso total del conjunto se cifra en 1.385 kilos. Estas medidas le dotan de un buen comportamiento y fácil utilización tanto en vías urbanas como en autopista, por lo que, como todos los vehículos del segmento C, es muy polivalente en este aspecto.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

La carrocería del Auris hybrid, como decíamos, no ha recibido modificaciones. Cuenta con la imagen de marca que estrenó el pasado año y que después se ha extendido a otros modelos, con unos finos faros con iluminación completa de LED que parecen comunicarse entre sí por la doble banda cromada que recorre horizontalmente el frontal del vehículo. En el centro el logo de la marca que, como acostumbra, en los modelos híbridos recibe el color azul. En los perfiles laterales de la parrilla inferior este acabado incorpora detalles cromados, que aumentan la elegancia.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Viendo el coche lateralmente, vemos una silueta con una primera parte muy suave, que se prolonga prácticamente hasta la zaga, donde la línea superior cae para darle la forma de compacto. Los perfiles inferiores de las ventanillas son cromados y la línea de cintura nace prácticamente al nivel de los pasos de rueda y se comunica con los pilotos traseros, donde continúa para morir en el logo trasero de la marca. Las llantas de esta unidad son de 5 radios dobles y sus dimensiones son 17 pulgadas, con gomas en medida 225/45 R17.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

La parte trasera de la carrocería, al igual que la delantera, no se puede confundir con ningún modelo de otra marca. Tiene personalidad, pero no por ello es un coche con diseño extraño, sino todo lo contrario. Aquí abundan las líneas rectas, principalmente en los pilotos de luces que se combinan a la perfección con el color de nuestra unidad, el Rojo Rubí. Nuevamente encontramos una línea cromada, esta vez en la parte inferior del paragolpes.

Interior

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

Abrimos la puerta y nos sentamos en el asiento del conductor. Un detalle importante es que al cerrar la puerta el sonido es suave, como en coches de marcas claramente más caras (ya sabéis de que sonido os hablo), lo que nos informa parcialmente de una buena calidad en los materiales. Calidad que también se aprecia en detalles como el salpicadero o el revestimiento de la consola central en el sitio de apoyo de nuestra pierna derecha, que es acolchado, mejorando nuestro confort en largos viajes.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

La particularidad del salpicadero del Toyota Auris es su elevada altura y verticalidad que, sin dar sensación de agobio, nos permite tener todo muy a mano y orientado hacia el conductor, algo que es poco habitual fuera de vehículos deportivos. Los materiales son buenos, siendo blandos al tacto en las zonas que más tocamos y algo más duros en las zonas que no solemos tocar y están lejos de nuestra vista. El ajuste entre todos ellos es correcto, sin crujidos cuando presionamos ciertos elementos.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

El volante forrado en cuero nappa, ya conocido, tiene un tacto y grosor adecuados. Con el asiento ocurre algo similar, recogiendo bien el cuerpo e incluyendo tapizado en alcántara en las zonas laterales. Además cuentan con calefacción en dos intensidades, algo que nos vendrá de perlas en invierno, y regulación eléctrica del apoyo lumbar.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

En cuanto a su habitabilidad; en las plazas delanteras hay espacio de sobra para dos adultos de gran estatura, encontrando fácilmente una cómoda posición. Un detalle que nos ha gustado mucho es el elevado volumen de huecos portaobjetos, especialmente en las puertas, ya que es posible portar botellas de agua de litro y medio, quedando totalmente sujetas. También sitio para botellas de menor tamaño en el túnel central, además de dos compartimentos bajo el reposabrazos central.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

Las plazas traseras son más que correctas. A no ser que la altura del acompañante ronde los 2 metros, no tendrá problemas de espacio ni para la cabeza ni para las piernas. La central, como ocurre en la gran mayoría de vehículos, no es tan holgada. Sin embargo, se beneficia del casi inexistente túnel de transmisión, por lo que el espacio para los pies es muy bueno. Si abatimos el respaldo de esta plaza central encontramos un reposabrazos con dos portabotellas. En los respaldos de las plazas delanteras existen dos bolsas que podemos utilizar para guardar el periódico, por ejemplo.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Maletero

Nos bajamos del coche y abrimos el maletero. Cubica una capacidad total de 360 litros que, si bien no destaca por un gran volumen, sí cuenta con unas formas muy rectas sin dejar rincones difíciles de aprovechar. El piso del maletero tiene un doble fondo muy útil con una bandeja separadora. Con la bandeja colocada, al abatir los asientos posteriores, el piso queda totalmente enrasado. Los 360 litros se amplían hasta 1.200 con el simple gesto de abatir la segunda fila de asientos, operación que se realiza en dos mitades asimétricas.

Al volante

Una vez nos decidimos a conducir nuestro Toyota Auris hybrid, encontrar una adecuada postura de conducción resulta muy sencillo. El volante es regulable tanto en altura como en profundidad y el asiento permite ajuste en altura, distancia al volante e inclinación del respaldo, además de un reglaje eléctrico del apoyo lumbar. El cinturón también tiene regulación y los espejos son eléctricos, tanto para el ajuste de su cristal como para plegarlos.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

La versión híbrida del Auris utiliza el conocido sistema de propulsión de gasolina con el apoyo de un motor eléctrico. Rinde 136 caballos y tiene un funcionamiento muy suave gracias al sistema de transmisión automático CVT. La potencia, tanto del motor térmico como del eléctrico, se envía al eje delantero. El funcionamiento de este conjunto propulsor otorga una gran tranquilidad a la hora de conducirlo tanto por su suavidad de marcha como por su silencio.

Toyota ha realizado algunos ajustes en el sistema híbrido que, si bien no mejoran las prestaciones ni reducen consumos, mejoran su funcionamiento. Ahora, al acelerar no se produce tanta sensación de resbalamiento como en las anteriores versiones que, al demandar una alta cantidad de potencia revolucionaba mucho el motor de gasolina. Con este ajuste se percibe una ligera mejora en la entrega de potencia y más sincronización entre el sonido del motor y la aceleración del vehículo.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

El Auris cuenta con tres modos de conducción seleccionables mediante tres botones: EV Mode, Eco Mode y PWR Mode. El primero lo podremos utilizar a baja velocidad, siempre y cuando la batería tenga carga eléctrica, sin gastar una sola gota de gasolina. El Eco suaviza la cartografía del acelerador y gestiona de una forma más eficiente el sistema de climatización. El modo PWR aumenta la sensibilidad del pedal derecho, entregando más potencia a la mínima insinuación sobre el acelerador. En condiciones normales siempre arrancaremos solo con el motor eléctrico, sea cual sea el modo seleccionado.

Conducción urbana

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Donde obtenemos un mayor nivel de agrado conduciendo este coche es en los recorridos urbanos. Si somos cuidadosos con el pie derecho ahorraremos mucha gasolina durante nuestros desplazamientos cotidianos, ya que circularemos durante una buena parte del tiempo únicamente con el motor eléctrico, que recarga su batería durante las fases de deceleración y frenado. De este modo, podremos obtener consumos muy contenidos, mejores que los de un modelo similar con mecánica diésel.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

Nuestra unidad, con acabado Advance, cuenta con el sistema de asistencia al aparcamiento. Basta con pulsar el botón que se encuentra al lado izquierdo del salpicadero, indicar con el intermitente la maniobra y él empezará a calcular cómo llevarla a cabo. Ponemos la marcha atrás cuando nos lo indique y el sistema tomará el control del volante, manejando nosotros únicamente los pedales y el cambio. Lo hemos probado en huecos bastante estrechos y tras un par de maniobras lo ha aparcado con bastante rapidez, aunque solo funciona en estacionamientos en línea.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Por otro lado, si nos gusta aparcar a nosotros mismos, no habrá complicaciones ya que también trae consigo sensores de aparcamiento delanteros y traseros, además de la cámara de marcha atrás que proyecta la imagen sobre la pantalla del salpicadero.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Por lo demás, el Toyota Auris hybrid se muestra muy ágil en entornos urbanos. Su suspensión está enfocada al confort, por lo que pasar sobre baches, tapas de alcantarilla, badenes o resaltos no supondrá sentir una sacudida en nuestra columna vertebral. La dirección tiene una asistencia correcta, por lo que no hay que realizar grandes esfuerzos sobre el volante a baja velocidad.

El Auris hybrid en carretera

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Dejamos la ciudad de lado y salimos a carretera. El Auris hybrid se siente un coche aplomado y estable. Como hemos dicho, su suspensión está orientada al confort, por lo que permite que la carrocería tenga ciertos movimientos de cabeceo y balanceo a ritmos elevados. Sin embargo, y aunque no está concebido para ello, es capaz de circular a ritmos elevados por tramos de curvas. Su bajo centro de gravedad gracias a que el sistema eléctrico se encuentra en la parte baja de la carrocería le confiere mucha estabilidad, más de la que podría aparentar.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Al igual que en la ciudad, aquí se muestra un coche muy silencioso, cómodo y muy fácil de conducir. A ello también acompaña la buena visibilidad trasera y la gran superficie que abarcan los espejos retrovisores exteriores, así como el control de velocidad de crucero o el mismo navegador con aviso de incidencias en tiempo real.

Autopistas

Pese a que no es un vehículo diseñado para correr, lo cierto es que si aumentamos el ritmo por vías rápidas no muestra quejas ni nos transmite una sensación de inseguridad en ningún momento. Incluso en estas condiciones mantiene un alto nivel de confort y el guiado de la dirección sigue siendo muy preciso, aunque el ruido del motor se hace notar en aceleraciones fuertes o en pendientes pronunciadas.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

A ritmos normales y llaneando el único ruido que llegará a nuestros oídos será el aerodinámico producido por los espejos y un leve ruido de rodadura. Unos ruidos que pasarán totalmente desapercibidos en cuanto conectemos el equipo de audio. La verdad es que la insonorización de este coche está muy conseguida.

Consumos reales

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

Donde más destaca el Toyota Auris hybrid es a la hora de echar cuentas sobre cuánto combustible gastamos. Homologa un consumo de 3,5 litros, aunque solo nos acercaremos a este dato en trayectos urbanos siendo muy suaves con el pedal derecho. Sin embargo, en condiciones normales, con el climatizador activado y una conducción normal, mezclando vías urbanas, secundarias, autovía y algún que otro puerto, hemos obtenido una media 5,4 litros, lo que no está nada mal para un coche de estas características, siendo similar a un vehículo diésel.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Como hemos dicho, donde más partido sacamos al motor eléctrico es en la ciudad, aunque también en circunvalaciones y carreteras de media velocidad. A día de hoy, la mayoría de los desplazamientos en coche de nuestras sociedad son precisamente en estas condiciones, por lo que un vehículo con estas características mecánicas puede suponer ahorrar muchos litros de combustible a lo largo del año y también muchas emisiones contaminantes; más aún si tenemos en cuenta que donde más gasta y contamina un turismo es en vías urbanas.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

Entre las novedades del Auris 2016 se encuentra una mayor funcionalidad del sistema de navegación y distintas aplicaciones. Una de ellas es la “Glass of Water”. Simula que circulamos con un vaso de agua lleno colocado en el interior, por lo que dependiendo de nuestra conducción verteríamos más o menos agua. Resulta curioso ya que si lo utilizamos y nos lo proponemos conduciremos de forma más suave, intentado derramar la mínima cantidad posible. Así, ahorremos combustible, ruedas, frenos, etc…

Equipamiento y precio

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Exteriores

Recordamos que la unidad de pruebas que vemos en las imágenes es un Toyota Auris hybrid en acabado Advance. Trae consigo de serie el sistema de aparcamiento automático, un gran número de airbags tanto delanteros como laterales, el conjunto de ayudas y sistemas de seguridad Toyota Safety Sense, asientos con apoyo lumbar regulable, espejos eléctricos, tapicería mixta, tres tomas de 12V, entrada y arranque sin llave, faros Full LED, llantas de 17” con neumáticos en medida 225/45, cámara de marcha atrás, cristales traseros oscurecidos y un largo etc.

Prueba Toyota Auris Hybrid 2016 Interiores

Además, nuestra unidad incorpora los opcionales del sistema de navegación Toyota Touch 2&GO, actualizado  a la versión 2016 (900 euros), y la pintura metalizada Rojo Rubí (500 euros) que le sienta francamente bien. El precio total de esta unidad contando con los dos extras es de 23.850 euros, incluyendo promociones e IVA. La gama hybrid, en el acabado Business empieza alrededor de los 18.750 euros.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos