Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Probamos el nuevo Toyota Yaris 90D 2015 : interior y equipamiento

Probamos el nuevo Toyota Yaris 90D 2015 : interior y equipamiento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

El Toyota Yaris es un utilitario de dimensiones contenidas. Se renovó a finales del año pasado y se vende tanto en versiones diésel y gasolina como híbrido. Quien vaya a usar el coche principalmente por ciudad, y además valore la comodidad que ofrece el cambio automático, tiene en el Yaris híbrido la mejor opción.

Sin embargo quien prefiera una conducción con cambio manual y vaya a utilizar el coche por carretera y autopista, haciendo muchos kilómetros sin gastar demasiado, encontrará mejor aliado el Toyota Yaris 90D, con motor diésel de 90 CV, la versión que hemos tenido ocasión de probar, que además resulta muy agradable de conducir comparado con el panorama actual de motores diésel pequeños. Te iremos contamos y ya verás por qué decimos esto.

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 02

Pequeño pero espacioso

Quien además de moverse por carretera tenga también que hacerlo por ciudad, es por ejemplo mi caso, agradece que el coche sea pequeño, se pueda colar por calles estrechas, sea fácil de maniobrar y no cueste demasiado trabajo encontrar un sitio para aparcar. El Toyota Yaris ha evitado la tendencia actual entre los utilitarios de segmento B y no ha crecido por encima de los cuatro metros de longitud.

Mientras que modelos de otras marcas se van a 4,05 y casi 4,10 m de largo, el Yaris se conforma con 3,95 m de longitud (no llega a 1,70 m de ancho, 1,51 m de alto y 2,51 m de distancia entre ejes). Pues bien, aunque no sea tan largo como otros está muy bien aprovechado, sobre todo porque el morro está reducido casi al mínimo. En las fotos te puedes hacer una idea: el morro es más bien cortito.

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 04

Dentro hay una agradable sensación de espacio. No es un coche grande, esto es obvio, pero para sus dimensiones es espacioso. Hay aspectos que colaboran para tener esta sensación: la altura libre al techo es generosa y la anchura para las piernas en las plazas delanteras es amplia.

Te lo explico un poco mejor. Yo como conductor me estoy encontrando con coches que tienen un parabrisas muy inclinado y tendido, de modo que en el puesto de conducción tengo la sensación de que casi toco el techo, a la altura del parasol. Y también me estoy encontrando con coches que tienen una consola central muy ancha o unos paneles interiores de las puertas muy voluminosos, de modo que tengo la sensación de que mis piernas van encajadas en un espacio muy reducido.

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 06

Puesto de conducción cómodo

En el Toyota Yaris no he tenido esa sensación, y lo he agradecido, pues me he encontrado muy cómodo. Además de por el espacio, por el propio diseño del puesto de conducción. El asiento es regulable en altura y el volante es regulable en altura y en profundidad. Me ha gustado también que el volante se puede ajustar más bien bajo sin molestar a las rodillas. En otros coches que he probado, al menos para mi talla y preferencias, tengo la sensación de que el volante me queda alto.

Los asientos no son deportivos, porque esta no es una versión de este tipo, pero son cómodos, tienen un respaldo duro, un apoyo lumbar intermedio y ofrecen una sujeción lateral suficiente para una conducción normal. El asiento del conductor es regulable en altura y me ha parecido que ofrecía bastante recorrido (se puede colocar bastante bajo y una persona muy alta se podrá acomodar relativamente bien).

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 07

Las plazas traseras no están tampoco mal de espacio. El espacio para las piernas y rodillas está dentro de lo normal y la altura libre al techo permite que vaya cómodo alguien de alrededor de 1,80 m de alto. Una ventaja es que no hay túnel central, lo cual hace más utilizable la plaza central trasera, que tampoco sufre de falta de altura.

El maletero es de 286 litros de capacidad, y está bastante bien para este tamaño de coche. No tiene apenas recovecos y la boca de carga es ancha. El portón es ligero y abierto deja mucha altura libre, así que no hay riesgo de golpearse la cabeza. Los asientos posteriores son abatibles en dos partes asimétricas y además viene una tapa-bandeja en el maletero para tener un doble fondo que o bien ayuda a organizar las cosas, o bien permite tener el suelo al mismo nivel al abatir los asientos (viene en esta versión, no en las más básicas).

Para completar el habitáculo, hay que reconocer que con respecto al anterior Toyota Yaris, el nuevo ha ganado en percepción de calidad de acabado. Prácticamente todas las superficies son de plástico duro, salvo alguna acolchada, pero en ambos casos visualmente son agradables a la vista. En esta versión el interior es mayoritariamente negro, con algunos detalles en gris. La tapicería es bastante sufrida.

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 08

Toyota Yaris Advance, equipamiento

Dentro de la gama Toyota Yaris hay cuatro niveles de acabado, de menos a más equipamiento: Live, City, Active y Advance. Live y City son los más básicos, Active y Advance los más altos. La versión que hemos probado era la Active, que es un acabado intermedio-alto, muy recomendable.

De serie viene con siete airbags, frontales, laterales, de cortina e incluso uno para las rodillas del conductor, no muy habitual en este segmento. En el apartado de seguridad viene también con ABS, control de tracción y control de estabilidad. En las plazas traseras hay Isofix para sillas infantiles.

De serie viene también el aire acondicionado y el control de velocidad de crucero, muy útil en autopista. Opcionalmente se puede equipar el climatizador automático. El manejo del aire acondicionado manual es sencillo y el tacto de lo mandos bueno, aunque con el climatizador automático se gana en precisión de temperatura.

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 09
Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 10

Por supuesto la dirección asistida, cierre centralizado a distancia, elevalunas eléctricos delanteros y hasta espejos retrovisores exteriores de ajuste eléctrico están incluidos. No es tampoco muy habitual en los utilitarios el asistente de arranque en pendiente, para evitar que el coche se nos vaya hacia atrás, pero en este Yaris se equipa de serie, como el sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas Toyota Touch 2, los mandos al volante, la computadora de abordo y el manos libres bluetooth para el teléfono.

En esta unidad que hemos conducido se incluyen tres elementos opcionales: el pack look, que implica los faros traseros LED, faros antiniebla, llantas de aleación de 15 pulgadas y cámara de marcha atrás; el módulo and Go, para el sistema multimedia Toyota Touch 2, que incluye navegación GPS y aplicaciones; y la pintura metalizada.

Tal como está, con su equipamiento de serie y los extras, este Toyota Yaris 90D Active, de cinco puertas, tiene un precio, incluidos descuentos y promociones (y también el Plan PIVE) de 14.526 euros. El seguro a todo riesgo contratado con Toyota para este coche, con una franquicia de 99 euros (con máxima bonificación) es de 389,50 euros al año.

Toyota Yaris 90d 5p Active Prueba 01

No te pierdas en la segunda parte de esta prueba nuestras impresiones de conducción.

Continuará...

En Espacio Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos