Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Piezas de alta competición para hacer más eficiente el próximo Prius

Piezas de alta competición para hacer más eficiente el próximo Prius
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Días atrás, Yoshiaki Kinoshita, presidente de Toyota Motorsport GmbH, declaraba:

"Nuestro componentes ya son piezas de la próxima generación Prius."

El proceso de entrada de piezas de competición en turismos no es nuevo ni mucho menos y se viene produciendo desde hace décadas tal y como vimos el mes pasado. La razón de ser del mundo de la competición no es únicamente el show dispuesto en carrera y en los adelantamientos, sino la oportunidad que brinda para desarrollar componentes y ponerlos a prueba bajo las situaciones más extremas. Así pues, hoy ya podemos decir que la próxima generación Prius, que llegará en 2016, vendrá con componentes llegados directamente del circuito.

El origen lo encontramos en el proyecto que inició la compañía años atrás dentro del WEC, el campeonato del mundo de resistencia. El Toyota Hybrid Racing Team puso en la parrilla un primer modelo de TS030, un prototipo de competición que haciendo uso de la tecnología híbrida era capaz de desarrollar 750 CV. El paso definitivo para alzarse campeones lo dieron esta temporada al presentar su última evolución, el TS040. Este pequeño cuenta con un motor de combustión de ocho cilindros y 520 CV (al eje delantero) y con uno eléctrico que aporta otros 480 CV (al eje trasero).

Del Toyota TS040 al Toyota Prius 2016

El próximo Prius, sin embargo, no montará el sistema de frenado del TS040, ni sus alerones, ni su cabina, ni su estética. Cuando Yoshiaki hablaba de componentes se refería a un área mucho más discreta pero tanto o más importante: la electrónica. Así, el Toyota Prius de 2016 ya está siendo probado por las carreteras de medio mundo con microchips y microcontroladores de origen TS040.

Tras las declaraciones del máximo responsable de Toyota Motorsports GmbH, los rumores no tardaron en aparecer. El uso de estas piezas de electrónica se justifica cuando pensamos en el plus que otorga la FIM por la eficiencia a la hora de tratar el combustible. De esta manera, Toyota conseguiría un vehículo aun más eficiente que sus predecesores y se comenta, además, que podría heredar una característica más de su primo de competición: la tracción a las cuatro ruedas.

Aunque se trata sólo de un rumor, es lógico pensar que estos microchips funcionarían a la perfección si se encontraran dentro de un vehículo de características básicas similares. Por si fuera poco, este sistema ya se utilizó en el concept Yaris Hybrid R y haría aun más completo al híbrido más vendido del mundo.

podría heredar una característica más: la tracción a las cuatro ruedas

En cuanto a las baterías, parece que Toyota estaría pensando en ofrecer dos paquetes distintos. Por un lado, tendríamos las baterías de níquel presentes ya en la última generación Prius y, por otro, unas de ion-litio. Las razones para hacerlo así se deben principalmente a las diferencias que marcan instalar un tipo u otro.

Eso sí, Yoshiaki Kinoshita descartó la utilización de los supercondensadores del TS040. A día de hoy, no tiene sentido pues el uso al que está destinado el Prius está lejos del flujo de energía al que se tiene que hacer frente en competición.

Para saber si todo esto han sido sólo rumores aun tendremos que esperar hasta la presentación oficial, pero algo me dice que tendremos más noticias durante los próximo meses.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos