Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La guía completa para aclararse con los nuevos acrónimos de la automoción

La guía completa para aclararse con los nuevos acrónimos de la automoción
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

De un tiempo a esta parte, en el mundo de la automoción se han creado diferentes acrónimos para definir los distintos tipos de coches que se han creado, y también los prototipos que se desarrollarán, y darán lugar a modelos futuros. Toda esta nueva ola de acrónimos puede que nos supere en ocasiones, y por eso vamos a tratar de recoger los más relevantes y "futuribles", de modo que no nos perdamos nada importante.

Híbridos, eléctricos, aire comprimido, hidrógeno... múltiples tecnologías, y muchas formas de denominarlas para el gran público. Vamos a enumerar las más conocidas, o las que serán más repetidas desde el presente hasta el futuro más inmediato, comenzando curiosamente por la que en el futuro no tendrá sentido... o eso parece.

Acrónimos que has leído en alguna parte y que quieres conocer

2 Gama Prius
  • ICE: es el acrónimo para denotar al motor de combustión interna, en inglés Internal Combustion Engine. ¿En desuso dentro de 15 años?
  • EV: Electric Vehicle.
  • HEV: Hybrid Electric Vehicle, es decir, todos aquellos sistemas de propulsión híbridos en los que intervienen, por un lado, un motor eléctrico, y por el otro, un sistema de propulsión no eléctrico, que suele ser de combustión (ya sea gasolina, o diésel).
  • P-HEV: aquí entramos en el terreno de las variaciones. HEV lo acabamos de definir, pero la P antecediendo ese acrónimo significa "Plug in", es decir, con este acrónimo definimos aquéllos sistemas de propulsión híbridos con capacidad para ser enchufados a la red eléctrica, y por tanto recargar baterías para una mayor autonomía eléctrica.
  • P-HEV 10, o 40: en algunos contextos es posible encontrar sufijos numéricos que nos indican, en este caso, el número de millas de autonomía eléctrica que tiene el P-HEV. Es decir, si nos encontramos con el acrónimo seguido de un número, sabremos que se trata de la autonomía eléctrica en la unidad correspondiente (kilómetros, o millas).
  • E-REV: empezamos a complicar la cosa. Si hablamos de eléctricos, podemos estar ante un EV, pero también ante un EV de rango extendido, que en inglés se denota como E-REV. O sea, hablamos de coches eléctricos de rango extendido, con capacidad para circular muchos más kilómetros de lo "normal".
  • FCV: pasamos al campo de los híbridos donde sustituimos el ICE por otro tipo de propulsor, o de motor "de carga". Estamos hablando ahora de los Fuel Cell Vehicle, los coches de pila de combustible como el caso del Toyota FCV. De hecho también podemos encontrar HFCV si se quiere especificar exactamente que la célula de combustible es de hidrógeno.
  • CAV: en este caso estamos hablando de coches que funcionan con otro tipo de solución que no es 100% eléctrica, ni ICE (diésel o gasolina), ni FCV. Hablamos de coches que funcionan con aire comprimido, y de ahí este acrónimo, que se desglosa en Compressed Air Vehicle.

Antes de terminar, hay una cosa que debemos saber, y es que el uso de acrónimos es algo que no se limita a los conceptos generales, sino que hay que tener en cuenta el marketing. Es decir, podemos conocer los acrónimos más generalistas, por llamarlos de alguna manera, pero siempre es bueno tener en cuenta los acrónimos particulares de nuestra marca favorita.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos