Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El Toyota GT86 bate un nuevo récord mundial de drifting

El Toyota GT86 bate un nuevo récord mundial de drifting
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Hace más o menos un año, un Toyota GT86 entraba directamente al libro Guinness de los Récords tras haber puesto el coche de lado y pasar por una curva a 217,93 km/h. Ocurría en las pista de Biala Podlaska, anteriormente un aeropuerto militar, donde el piloto de Varsovia Kuba Przygonski, se puso a los mandos de un GT86 que rondaba los 1.000 CV. Este año, el deportivo de Toyota vuelve a ser protagonista de titulares y artículos sobre drift al haber conseguido el más largo de la historia.

Esta vez, el encargado de la hazaña es Harald Müller, piloto alemán de esta especialidad, montado en otra unidad del GT86. Aunque erró en su primer intento, Harald lo bordó en el segundo conduciendo de lado durante más de dos largas horas (2 horas, 25 minutos y 18 segundos para ser exactos) en las que recorrió un total de 144,12 km de distancia en un pequeño circuito de 235 metros circular habilitado para la ocasión en Samsun, Turquía. Hasta 612 vueltas para inscribir de nuevo al GT86 en el popular libro.

El dúo formado por Harald y Toyota desbanca, por mucho, el anterior récord que había dejado la marca en 83 kilómetros. El GT86 monta un propulsor bóxer de 2 litros capaz de transmitir hasta 200 CV al eje trasero, convirtiéndolo en uno de los deportivos asequibles más divertidos y excitantes del panorama actual. Llegó en 2012 a nuestros concesionarios y desde entonces los elogios han llegado por parte de profesionales y clientes de todo el mundo. De hecho, fue elegido coche del año en 2013 por el prestigioso magazine, Top Gear.

Elegirlo como base para un coche de drift tampoco es una idea nueva. Ya, durante la pasada temporada, fue la máquina en la que confió un talento del volante como el noruego Fredric Aasbø, de quien ya te contamos su historia. Quizás en un par de décadas recordemos el GT86 como lo que es, para nosotros, el Toyota AE86.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos