Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona

Consejos y precauciones para viajar en invierno

Descárgate el catálogo Configura tu Toyota Prueba de vehículo Promociones del mes Encuentra tu concesionario Lista de precios

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Conducción en invierno

Ahora que ya estamos metidos en pleno invierno y se acercan los desplazamientos de cara a las Fiestas de Navidad, vamos a cerrar la serie sobre consejos de conducción en invierno hablando sobre los puntos que debemos tener en cuenta tanto para que nuestro coche esté perfectamente a punto como del equipamiento imprescindible que tenemos que llevar en el coche.

Las temperaturas baja afectan directamente al funcionamiento de nuestro vehículo ya que si no está a punto, pueden acentuarse los problemas. Además, durante el viaje podemos vernos atrapados por un temporal y quedarnos detenidos en la carretera, de ahí que sea muy importante llevar con nosotros algo de comida, agua y alguna otra cosa.

Puesta a punto del vehículo de cara al invierno

Conducción en invierno

Varios son los puntos que debemos revisar en nuestro vehículo de cara al invierno. Si tenemos dudas, lo mejor es acudir a un taller donde nos los podrán comprobar de forma mucho más profesional.

Lo primero, el anticongelante del circuito de refrigeración. Importantísimo para salvaguardar el funcionamiento del motor a bajas temperaturas. Debemos cambiarlo como mínimo cada dos años y revisar mensualmente el nivel.

Otro punto importante es el aceite. Si vives en un lugar muy frío durante el invierno, no estaría de más que preguntes en un concesionario si es recomendable cambiarlo por uno con una viscosidad diferente y más preparada para temperaturas más extremas. No es caro y el motor lo agradecerá.

La batería también es importante echarle un ojo y comprobar que los bornes no están sulfatados (con presencia de partículas) y sí convenientemente engrasados. También debemos revisar su carga y mucho cuidado si se aproxima a los cinco años de edad porque puede empezar a darnos algún problema. Con frío, las baterías se descargan con mucha más facilidad por lo que es recomendable llevar unas pinzas, que nos pueden sacar de un apuro.

Hay que revisar los neumáticos. Si tenemos montados neumáticos de invierno, fenomenal. Si no, no olvidarse de llevar las cadenas en el maletero y por supuesto, haber practicado antes en el garaje por ejemplo cómo se colocan correctamente para luego, en condiciones de frío y nieve, tener las cosas claras.

Es muy importante también poder ver. Para ello nada mejor que unos limpiaparabrisas que hagan correctamente su función. Si hacen ruido o dejan surcos, tenemos que sustituirlos. Lleva contigo una rasqueta para poder quitar el hielo del parabrisas que se puede formar por la noche. Y mejor, si el día antes tienes la precaución de poner unos papeles de periódico en las lunas, evitarás que se te forme el hielo.

Relacionado con esto, llevar el depósito del líquido limpiaparabrisas lleno con agua destilada jabonosa y todavía mejor, con algún producto que lleve también anticongelante, para que siga funcionando aunque la temperatura esté por debajo de cero grados.

Objetos que llevar de viaje de cara al invierno

Conducción en invierno

Además de las cadenas, las pinzas de batería y la rasqueta para el hielo, también debemos llevar otros objetos con nosotros cuando afrontemos un viaje. Cabe la posibilidad de pillar un temporal y quedarnos atrapados en la carretera, por ello es conveniente tener a mano.

  • Teléfono móvil con la batería llena. Si además llevamos un adaptador para poder cargarlo en el coche, perfecto.
  • Linterna, por si nos atrapa la noche y así poder ver dentro y fuera del vehículo, como para poner las cadenas por ejemplo.
  • Agua y comida, como por ejemplo barritas energéticas, frutos secos o chocolate, que nos ayudará a aguantar si nos quedamos varias horas aislados.
  • Ropa de abrigo, guantes y una manta, porque la temperatura exterior descenderá y ayudará a que estemos más cómodos y soportemos mejor las bajas temperaturas.
  • Depósito completamente lleno. Mejor parar a repostar cuando ha descendido por debajo de la mitad, que coincidirá aproximadamente con una de cada dos paradas para descansar (cada 400km aproximadamente). En función de la capacidad de combustible y consumo, deberemos adecuar estas cifras.
  • Botiquín de primeros auxilios, por si sufrimos un corte o cualquier otra herida.

Qué hacer si nos quedamos atrapados en la carretera

Conducción en invierno

Lo primero, mantenerse tranquilos. Si vemos que no podemos continuar, hacernos a un lado para permitir a las máquinas quitanieves que puedan pasar y limpiar la carretera. Si nos quedamos en medio, bloquearemos el paso y agravaremos la situación.

Permanecer dentro del coche con el motor encendido y la calefacción puesta. Cada cierto tiempo, bajar las ventanillas un poco para renovar el aire y comprobar que el tubo de escape está libre de nieve para que los gases no entren en el habitáculo.

No quedarse dormido en ningún momento. Avisar por el teléfono móvil al 112 de nuestra ubicación y sintonizar la radio para poder escuchar el estado de las carreteras y las indicaciones oficiales.

No intentar en ningún caso avanzar con el coche o andando ya que puede ser mucho más complicado localizarnos.

Cuando ya nos podamos poner en marcha, limpiar completamente los faros, los cristales delantero, trasero y laterales así como que estos estén sin restos de hielo o vaho interior. Es tan importante ver como ser vistos.

Fotos | Yuhichiro Haga, Quinet, Boegh, Tsuda

En Espacio Toyota

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario