Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona

Conduciendo un híbrido: como optimizar las detenciones en los semáforos

Descárgate el catálogo Configura tu Toyota Prueba de vehículo Promociones del mes Encuentra tu concesionario Lista de precios

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Toyota Prius

Aunque los trucos para ahorrar carburante en los coches sirven para todos independientemente que sean de gasolina, diesel o incluso vehículos híbridos, estos últimos presentan ciertas peculiaridades que nos permiten aprovechar aun más si cabe el carburante de una forma más sencilla ya que desde un principio están diseñados para optimizar el consumo sin que el conductor tenga que ir tan pendiente de ello.

Una situación que nos encontramos muy a menudo y que influye en gran medida en el consumo son las paradas en los semáforos. Dependiendo de cómo las realicemos y de cómo nos pongamos nuevamente en marcha podremos ahorrarnos unos buenos euros y a su vez, ayudar a reducir las emisiones a la atmósfera. Veamos algunos sencillos consejos para mejorar nuestros hábitos al volante en un vehículo híbrido.

Cómo pararnos ante un semáforo en rojo

Lo primero que tenemos que recordar es que la mejor forma de ahorrar es la anticipación, es decir, prever las reacciones del resto de los conductores de modo que evite modificaciones innecesarias en nuestra velocidad. Toda la energía que hemos necesitado para ponernos a 50 km/h por ejemplo lo habremos malgastado si tenemos que frenar y luego volver a acelerar porque íbamos demasiado pegados al vehículo de delante.

Si por el contrario hubiésemos guardado una mayor distancia y con ello, anticiparnos a su descenso de velocidad, hubiésemos podido soltar el acelerador y dejar la velocidad se redujese menos antes de tener que aplicar los frenos que incluso puede que no sea necesario si el de delante recobró de nuevo su velocidad.

De esta forma cuando nos acercamos a un semáforo, soltaremos el acelerador de forma que lleguemos hasta él por la propia inercia del vehículo. Si además este dispone de regeneración de energía en el frenado pues mucho mejor porque podremos conseguir energía gratis que luego nos servirá para volver a iniciar la marcha. Esta energía que se creará al frenar se almacenará en las baterías y la podremos utilizar posteriormente.

Ya parados en el semáforo, el motor se nos detendrá automáticamente evitando gastos inútiles de combustible y así podremos esperar en el más absoluto silencio hasta que podamos reemprender de nuevo la marcha. Con el semáforo en verde, solamente tendremos que tocar el pedal del acelerador y ponernos de nuevo en movimiento.

Cómo reemprender de nuevo la marcha

Llegados a este punto, lo ideal es que seamos lo más suaves que podamos, evitando acelerar con demasiada contundencia. ¿Por qué? Pues porque la energía que hemos acumulado en las baterías hace unos minutos nos permitirá ponernos en marcha con el modo eléctrico únicamente, sin gastar combustible en la fase de aceleración desde parado, unos de los puntos donde los vehículos consumen más carburante.

¿Y qué hay del cambio de marchas? Pues que no nos debemos preocupar de él porque salvo raras excepciones, los vehículos híbridos disponen de cambio automático. En el hipotético caso de que tengamos uno con cambio manual lo primero es que estemos atentos a los indicadores de recomendación de cambio de velocidad que nos dirán en todo momento si debemos insertar una velocidad más larga o más corta.

Y si tienes un vehículo que no es híbrido o si lo tienes pero quieres conducir de una forma más eficiente, no está de más que repases los consejos que publicamos hace unos días.

En Espacio Toyota:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario