Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo pasa la ITV un coche híbrido: estas son sus particularidades

Cómo pasa la ITV un coche híbrido: estas son sus particularidades
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

En la actualidad, los vehículos híbridos tienen la obligación de pasar la ITV como cualquier otro vehículo de combustión, ya que no existe ninguna ley específica para ellos. Sin embargo, este tipo de vehículos cuentan con una serie de particularidades a tener en cuenta.

Nos hemos puesto en contacto con VEIASA, la empresa pública de hacer las ITV en Andalucía, así como con el departamento técnico de TÜV SÜD ATISAE de la ITV de Tres Cantos (Madrid), quienes arrojarán un punto de luz a cuestiones como: ¿Qué elementos difieren a la hora de inspeccionar los coches híbridos? o ¿qué peculiaridades tienen los híbridos?

Un híbrido continúa siendo la mejor alternativa a la hora de contar con un vehículo ecológico con las prestaciones, que hoy en día los coches eléctricos no pueden ofrecer, sobre todo en autonomía.

En el último año ha habido en España un significativo aumento de los coches híbridos

A pesar de que el mercado está dominado por las matriculaciones de diesel y gasolina, los vehículos con configuraciones alternativas van ganándole terreno poco a poco. Tanto es así que, según el Barómetro Bosch-ANFAC sobre los vehículos alternativos, desde 2011 hasta el 2015 se matricularon en España 82.334 unidades de este tipo de automóviles, de los cuales 62.587 se encontraban encuadrados en la categoría de híbrídos.

Este significativo aumento de híbridos, sobre todo el año pasado, con Toyota como líder de ventas, tanto en Europa como en España, ha tenido como repercusión que el usuario se decante cada vez más por modelos más eficientes y ecológicos con el medio ambiente.

¿Qué es un híbrido?

Como sabrás y si no lo sabes, te lo aclaramos, un híbrido es aquel automóvil que combina un motor eléctrico con un motor de combustión, uno de los cuales se utiliza como fuente principal y el otro de apoyo; aunque también puede utilizar cada una de las fuentes energéticas de manera independiente, en función de cada situación. De esta forma, disminuyen las emisiones de C02 a la atmósfera, permitiendo mantener el nivel de rendimiento del vehículo, en cuanto a prestaciones.

Toyota Prius Toyota Prius

En resumidas cuentas, son modelos que permiten un nivel de prestaciones similares a las de un vehículo convencional, pero con un menor nivel de gasto de combustible y de emisiones a la atmósfera, por lo que ahorraremos dinero en gasolina. Además, el motor del automóvil híbrido es más silencioso que el convencional.

¿Cuántos tipos de híbridos existen?

Se puede hablar de cuatro grandes tipos de hibridación convencional para coches: en serie, combinada, en paralelo y enchufable.

Modelos como el Prius, se decantan por una hibridación combinada con el objetivo de proporcionar al vehículo la mejor tracción posible en cada momento

En los híbridos en serie, el motor térmico solamente funciona para generar energía eléctrica con la que nutrir al otro propulsor. Aquí, el combustible no se emplea directamente para mover el vehículo, ya que la propulsión es únicamente eléctrica. Estos vehículos, muy próximos a los eléctricos, son los que se conocen como eléctricos de autonomía extendida.

Respecto a los híbridos paralelos, los dos motores transmiten potencia de propulsión al vehículo a la vez. De esta manera, en lugar de desviar la potencia mediante un engranaje planetario, los pares de accionamiento entre el motor térmico y eléctrico se distribuyen mediante un sistema de control y regulación.

En cuanto a los híbridos combinados, caso del Prius de tercera generación y su sistema Hybrid Sinergy Drive, combinan la tecnología híbrida en paralelo con las particularidades de los híbridos en serie. Vamos, que permiten combinar ambos motores, con el fin de proporcionar al vehículo la mejor tracción a partir del motor térmico o del eléctrico o de la suma de ambos, que se encuentran engranados a un diferencial de tipo planetario, que permite transmitir el par motor a las ruedas.

Por último, se encuentra el híbrido enchufable, que viene a ser un híbrido cuyas baterías pueden ser recargadas enchufando el automóvil a una fuente externa de energía eléctrica.

Técnicos inspeccionando un vehículo Técnicos inspeccionando un vehículo

¿Hay cambio significativo alguno en la ITV?

En la actualidad, “aún no se contemplan cambios en la normativa de aplicación que establezcan diferencias en las inspecciones de los híbridos, respecto a los vehículos convencionales”, según afirman desde VEIASA.

A la hora de solicitar la cita, no se distingue entre híbrido o convencional sino entre gasolina o diesel

Si bien dejan claro que “los criterios técnicos que se siguen son los mismos que para cualquier otro vehículo. En ambos casos se siguen las pautas descritas en el Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV, editado por el Ministerio de Industria y Turismo, al amparo del Real Decreto 2042/1994 de 14 de octubre por el que se regula la inspección técnica de vehículos”.

Son por estos motivos, que este tipo de vehículos han de pasar la ITV como si se tratara de los coches de combustión, que es lo que hay que hacer constar cuando se solicite la cita para pasar la ITV. Así que "no se distingue entre híbrido o convencional, sino entre gasolina o diesel. Dependiendo del tipo de motor que tenga el vehículo, así será la elección”, subrayan los ingenieros de VEIASA.

En consecuencia, las estaciones de las ITV se limitan a aplicar las normativas para los coches convencionales, en cuanto a estado de las ruedas, cinturones de seguridad, intensidad de las luces, señalización, etc.

Estación ITV de VEIASA

¿Qué puntos de la inspección difiere en los coches híbridos respecto a los convencionales?

Tanto VEIASA como el departamento técnico de TÜV SÜD ATISAE mantienen que durante la inspección de un híbrido se “revisan los mismos puntos que cualquier vehículo convencional”. Si bien para ambos “la diferencia estriba en las emisiones contaminantes”.

No obstante, “los vehículos híbridos, por sus características técnicas, tienen aparte de las emisiones contaminantes, peculiaridades para pasar por un banco de rodillos. El control de tracción debe ser desactivado, tanto para realizar la prueba del frenómetro, como la del arrastre kilométrico (verificación de taxímetros), ya que el sistema recoge información de las cuatro ruedas”, subraya el TÜV SÜD ASTISAE.

Las peculiaridades de cada marca, he ahí el quid de la cuestión

No todos los modelos híbridos responden de igual manera a las acciones necesarias para efectuar las mediciones preceptivas en las pruebas. Con el coche a ralentí, el motor que funciona en los híbridos es el eléctrico, lo que obliga a realizar una serie de pasos, que dependen del modelo, para poder hacer entrar a funcionar el motor tradicional y de esta manera, medir las emisiones de gases.

Por lo tanto, “a pesar de que son muy similares los pasos a seguir, son los propios fabricantes los que establecen los protocolos necesarios”, para llevar a cabo las correspondientes pruebas de emisión de gases en la que entra en funcionamiento el motor térmico y no el eléctrico, según aclara VEIASA. Es lo que se viene a llamar modo de inspección, donde se fuerza a funcionar al motor térmico y del que dimos buena cuenta en Motorpasion Futuro.

Fotos | Arkangel, Ayuntamiento de Valdemoro

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos