Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Todas las claves para mejorar el rendimiento de los híbridos

Todas las claves para mejorar el rendimiento de los híbridos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Los coches híbridos tienen características muy beneficiosas para el medio ambiente gracias a sus bajos consumos globales, a la posibilidad de conducción en modo EV durante un cierto número de kilómetros, y las bajísimas emisiones que se emiten a la atmósfera al hacer la media entre los diversos modos de conducción.

Desde el punto de vista del conductor, mejorar el rendimiento del coche híbrido implica un cambio en la filosofía de conducción, o al menos una evolución: hay que ser más eficientes, pero también hay que ser conscientes del tipo de vehículo del que disponemos. Si compramos un coche híbrido es porque tenemos unas características determinadas, como el apego por el medio ambiente, y seguramente tengamos un perfil de conductor sosegado y ahorrador.

Antes de seguir, quiero aclarar que comprar un híbrido no significa renunciar a las prestaciones. Al contrario, porque ya sabemos las potencias a las que se llega con los híbridos de la gama Toyota. Simplemente hablamos de que un coche híbrido responde a una serie de necesidades, y también de convencimiento, o modo de vida, por parte del conductor.

Cómo conducir el coche híbrido de la forma más eficiente

Toyota Auris Hybrid Touring Sports

Podemos conducir a punta de gas siendo los maestros de la conducción eficiente, y además llevar siempre el coche descargado por completo, pero es mucho más fácil que utilicemos el maletero, que llevemos pasajeros, que necesitemos potencia, y entonces notaremos cómo aumentan los consumos... Es algo normal, y cuando uno hace conducción normal debe saber que va a tener consumos normales.

Si vemos que lo que entendemos por conducción normal se separa bastante de los consumos homologados... es lógico. No estamos conduciendo como marca el canon de las pruebas de homologación de consumos, y esos consumos homologados se consiguen a partir de mediciones que son iguales para todos los vehículos de la misma clase. Debemos buscar resultados de consumos de otros conductores, de las pruebas de los diferentes medios, y hacernos una idea de que los consumos, posiblemente, estarán en esa órbita.

Utilizar el modo ECO, o el modo eléctrico al máximo

Una de las mayores ventajas de los coches híbridos es su capacidad para realizar maniobras en modo eléctrico, o modo ECO. Esto nos permitirá efectuar desplazamientos cortos que gastarían bastante combustible si utilizamos el motor convencional: donde más se consume es sobre todo en las maniobras (de aparcamiento, por ejemplo) y al emprender la marcha.

Durante nuestros desplazamientos urbanos deberíamos maximizar ese uso en modo eléctrico, porque luego podemos recuperar energía al salir a la carretera, autovía o circunvalación, gracias a la frenada regenerativa y a que normalmente la batería se recarga también utilizando la energía del motor de combustión.

Acelerar suavemente, sin sobresaltos

Esto es un must en conducción eficiente, y debería ser el pan nuestro de cada día. Si se contabilizase el combustible desperdiciado en aceleraciones sin sentido, probablemente nos llevaríamos una gran sorpresa. Demandar la máxima potencia del motor sin motivo es un lujo (y si alguna vez habéis visto un consumo instantáneo de 40 litros en primera, sabréis de lo que hablo). Lo habitual en el 90% de las situaciones que nos encontremos en el día a día será que no vamos a necesitar desplegar la caballería para una cosa tan repetitiva como ir de semáforo en semáforo, o avanzar a paso de tortuga en el atasco matutino, y sí nos vendrá mejor acelerar con suavidad y de forma progresiva.

Frenar suavemente anticipándonos lo suficiente

Frenar con suavidad es primo hermano de acelerar sin brusquedades. En el caso de los coches híbridos es más importante todavía, porque sobre todo estaremos maximizando el uso de la función de recuperación de energía. Nos interesa funcionar al máximo en modo eléctrico, sí, pero también nos interesa recuperar la máxima cantidad de energía utilizando esa frenada regenerativa. Si sabemos que vamos a tener que frenar seguro, ¿por qué esperar al último momento y no comenzar a practicar ahora mismo esa presión suave al pedal de freno que nos recarga las baterías?

¿Necesitas el aire acondicionado?

No siempre necesitamos mantener el aparato de aire acondicionado encendido. Es posible que en un momento dado tengamos la temperatura correcta en el habitáculo y, de repente, haya unas nubes que tapen el sol y, por tanto, podamos apagar el aire acondicionado. Además, ¿necesitas tenerlo a 18, 19 o 20 grados en verano? La respuesta a la segunda pregunta es que no, y a la primera, la de la sección, es que depende: si lo necesitas úsalo. Pero gradúalo con cabeza y ten en cuenta que una diferencia de temperatura entre interior y exterior excesiva puede sentarte bastante mal.

El uso del control de velocidad, ¿sí o no?

Si salimos a autovía o carretera, lo habitual es utilizar el control de velocidad. El caso es que es un sistema que ha avanzado mucho, pero que en algunas situaciones sigue siendo menos eficiente que un conductor sensible, así que el uso que le des al control de crucero debe ser según tu preferencia. Ten en cuenta que si lo conectas porque prefieres esa comodidad, probablemente tendrás unas décimas más de consumo cada 100 km. ¿Te convence? Perfecto. ¿Prefieres ahorrarte ese "exceso"? Pues entonces debes aplicarte bien y conducir de forma anticipativa y muy conservativa. Esa es tu elección.

Neumáticos en perfecto estado de mantenimiento

Mantener los neumáticos en perfecto estado es otro modo de ahorrar combustible, como ya contamos otras veces. Esto, que es algo así como el patito feo del mantenimiento del coche, puede hacer que dejemos de malgastar hasta un 15% de combustible, un gasto que no sirve absolutamente para nada más que para vaciar nuestro depósito de combustible. Este consejo sirve para mejorar el rendimiento de los híbridos, pero también es extensible al resto de tipos de motor.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos