Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Siete razones para amar al GT86 y decir adiós a los hot hatch

Siete razones para amar al GT86 y decir adiós a los hot hatch
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

En 2011 Toyota anunciaba que volvía a ofrecer un deportivo que retomaría la tradición y características que habían marcado el camino de la marca en las pasadas décadas.

Remando a contracorriente, Toyota apostó por un concepto a imagen y semejanza, salvando las obvias diferencias, de su primer gran deportivo, el 2000 GT.

Lo hizo además en plena ebullición de otro tipo de turismos muy distintos, el hot hatch, un concepto que intenta abarcar un amplio rango de usos, sin llegar a destacar claramente en ninguno. El Toyota GT86 aterrizó en los concesionarios con la misma expectación que ese fichaje arriesgado.

En poco tiempo recibió numerosos honores, entre los que podemos destacar haber sido elegido por Top Gear como mejor coche del año y haber puesto una sonrisa en la cara de todo aquel que se ponía a sus mandos.

Tras tres años en el mercado, podemos decir que el tiempo le ha dado la razón y el hecho de haber descartado el compacto como concepto deportivo, ha sido un acierto absoluto. Pero si aun tienes dudas, aquí van siete razones por las que pasarse al lado nipón.

1. Por una delantera prominente

Quizás uno de los puntos del GT86 que más llaman la atención sea su tremenda delantera. Un morro alargado como punta de lanza y guinda de un conjunto afilado y pulido. Sentado al volante, ofrece un punto de vista totalmente distinta a la del hot hatch tradicional, con un frontal chato que apenas se diferencia del resto de la carrocería

Gt1

2. Por una trasera a nivel

No haber cortado tajantemente el diseño al llegar a la trasera proporciona más libertad a los diseñadores para dar forma al modelo. El acabado en cubo del hot hatch carece de personalidad y cuesta diferenciar uno de otro. El GT86 es un regalo para los que van detrás.

1024 20d00

3. Y por las cruzadas

El amo y señor del drift, Keiichi Tsuchiya, a bordo del GT86. Los 200 CV, la tracción trasera y el reparto de pesos ofrecen una oportunidad única para disfrutar del contravolanteo y las cruzadas. Inténtelo en un hot hatch…

4. O por su bajo centro de gravedad

1024000
El GT86 no intenta lidiar con la jungla urbana y es por ello que puede permitirse colocar su centro de gravedad allí donde sea más conveniente para el disfrute de la conducción

5. La herencia manga

Manga Gt86
Tanto es así que la galería oficial que tenemos disponible en la web de Toyota está plagada de fotografías fusionadas con cómic. No es de extrañar, Toyota guarda un fuerte vínculo con el mundo manga desde que aquel Hachi Roku se convirtiera en protagonista de Initial D.

6. Y el legado deportivo de Toyota

1967 Toyota 2000gt 002
Cuando Toyota se encontró ante el reto de desarrollar un deportivo, tuvo que mirar a su pasado para saber exactamente qué incorporar. El Toyota 2000 GT, famoso por ser el primer super deportivo nipón y ser conducido por James Bond, se convirtió en la principal fuente de inspiración. Haberlo intentado con un hot hatch nunca habría funcionado.

7. Las sensaciones

Chris Harris
Éste es Chris Harris el día en el que fue invitado a la presentación internacional del Toyota GT86 en el circuito del Jarama. Creo que vamos a ser amigos el GT86 y yo…, decía el británico mientras cruzaba el GT86 en cada ángulo. Uno de los periodistas más influyentes del mundo del motor quedó entusiasmado con el nuevo proyecto de Toyota y es que absolutamente todo él está orientado hacia al puro placer. Si lo que quieres es descubrir de donde viene la pasión por el mundo del motor y las cuatro ruedas, tu coche es el GT86.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos