Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Sistema de Asistencia a la conducción automatizada en autopista de Toyota

Sistema de Asistencia a la conducción automatizada en autopista de Toyota
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Toyota está desarrollando un sistema avanzado de asistencia a la conducción con tecnologías de conducción automatizada, y está previsto que sea algo comercial y accesible para todos a mediados de la presente década. Antes de seguir hay que comentar que, para Toyota, la conducción autónoma no es sinónimo de eliminar el factor humano en la conducción. Al contrario, todo el esfuerzo en proporcionar un sistema con tecnologías de conducción autónoma está orientado en hacer la conducción más placentera y segura para el conductor.

Es decir, los sistemas que vamos a ver hoy están dedicados a mejorar la experiencia del conductor y, en situaciones determinadas, ayudar a evitar colisiones o atropellos, como en el caso del sistema de precolisión con dirección asistida. De hecho, ver la conducción autónoma como sinónimo de anulación del conductor es peligroso. No se trata de eso, y por eso Toyota apuesta porque el conductor siga siendo protagonista siempre. El sistema de Asistencia a la conducción automatizada en autopista (AHDA, Automated Highway Driving Assist)está concebido para mejorar la conducción en las autopistas, enfocándose principalmente en la seguridad y en la reducción de estrés en el conductor. Para ello tenemos el Control de crucero adaptativo-cooperativo, y el Control de trayectoria en carril. Estos sistemas son muy interesantes ya que el primero se puede comunicar de forma inalámbrica con los vehículos que le rodean para mantener la distancia correcta de seguridad, mientras que el segundo sistema ayuda al conductor a mantenerse dentro del carril gracias a los diversos sensores instalados en el coche.

¿En qué consiste este sistema de Asistencia a la conducción automatizada en autopista?

Veamos los dos subsistemas comentados, el Control de crucero adaptativo-cooperativo, y el Control de trayectoria en carril. El primero de ellos utiliza las comunicaciones ITS entre vehículos para transmitir sin pausa datos de navegación, esto es, aceleración y deceleración de vehículos precedentes para tener una "idea" de cómo circulan y poder mantener una distancia de seguridad correcta en cualquier caso, actuando sobre los frenos o acelerador según el caso.

En esta caso, esa mejor gestión de la aceleración y deceleración supone una ahorro de combustible que es apreciable a largo plazo (aunque se puede notar en un viaje de media distancia), y a la vez contribuye a que no haya tanta congestión del tráfico. Como sabéis (y si no, lo podemos ver un día con más calma), basta una leve variación de la velocidad de un solo coche para provocar una congestión o un atasco, directamente. Y sí, en autovía también.

En cuanto al control de la trayectoria en el carril, la idea es bien simple: tratar de mantener el coche dentro de los límites del carril, y lo más "centrado" posible entre las líneas. Para conseguirlo se utilizan cámaras de alta definición y alto rendimiento, un radar de ondas milimétricas y el correspondiente software de control, que permite utilizar todos los datos adquiridos por los sensores y calcular las posibles correcciones a realizar. El software tratará de posibilitar la trayectoria de conducción óptima y suave a cualquier velocidad, ajustando el ángulo de giro, el par motor y la fuerza de frenado.

Podéis ver más sobre estos sistemas en el vídeo que os ofrecemos a continuación:

Además, os dejamos con una galería de fotos. El Sistema de Asistencia a la conducción automatizada en autopista permitirá a los conductores conducir más seguros y relajados sin perder en ningún momento el control del vehículo. Además, la mejor gestión de la aceleración y deceleración redundará en una mejor eficiencia de combustible, menos emisiones y mayor confort.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos