Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Por qué te tendrías que alegrar de que la tracción trasera vuelva a los rallies? Piensa en tu coche particular

¿Por qué te tendrías que alegrar de que la tracción trasera vuelva a los rallies? Piensa en tu coche particular
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Toyota vuelve a los rallyes con un coche de propulsión (lo que solemos denominar como tracción trasera) y será, así, el primer coche del siglo XXI en equipar este tipo de propulsión, que parecía ser ya algo exclusivo de los circuitos (desde los monoplazas hasta los GT). Con este movimiento, en Toyota se plantean plantar cara en el campeonato WRC3 de rallyes, un campeonato a medida en el que además, el Toyota GT86 CS-R3 será el único participante con esa tracción trasera.

Los coches de rallyes más excitantes

La propulsión define a los coches de rallyes más excitantes de la historia, los que son capaces de levantar a los aficionados y emocionarlos con sus características técnicas de pilotaje.

Esto es algo que la tracción total no consigue, y tampoco la delantera, pues la dinámica de conducción varía considerablemente.

Gt86 Csr3 Homologacion 4 650x434

En el caso de los coches de tracción total, la neutralidad de sus comportamientos hacen que sean muy eficientes y rapidísimos en cuanto a los tiempos en los tramos, pero se pierde la esencia del coche cruzado, especialmente en los rallyes de tierra. Por eso es una buena noticia que celebrar el regreso de un coche de este estilo, y más si está desarrollado tomando como base un GT86.

¿Qué es el WRC3?

El WRC3 es la principal categoría de dos ruedas motrices del mundial de rallyes y la categoría en la que participará el Toyota GT86 CS-R3. Esta categoría nació en 2013 y su concepto era sencillo: ser un paso intermedio en el camino hacia el WRC, compartiendo escenarios y calendario, y ser a la vez un certamen popular y accesible para jóvenes pilotos que deseen destacar y terminar siendo pilotos del WRC.

Es una categoría que hereda genes de otras anteriores como los Súper 1600, en la que dieron sus primeros pasos en los rallyes los grandes pilotos actuales, como "los Sébastien" (Loeb y Ogier), Dani Sordo...

Gt86 Csr3 Homologacion 9 650x382

Los coches participantes tienen que someterse a la homologación correspondiente, y en 2016 podríamos tener al Toyota GT86 CS-R3, además de los habituales que compiten este 2015, como los multitudinarios Citroën DS3 R3T, los Renault Clio R3T, y unos pocos equipos con el Peugeot 208 R2. En otras temporadas vimos competir también a los Honda Civic R3, que ya no figuran en las inscripciones.

Las características que han de tener estos coches están especificadas, y en líneas generales son: vehículos de dos ruedas motrices, normalmente de tracción delantera (menos el Toyota GT86), con motores de 1.6 litros turboalimentados o de 2.0 litros atmosféricos; cambio secuencial de seis velocidades. Como complemento a la categoría pueden participar coches más pequeños R2, así como los viejos Súper 16000 y los Grupo A de dos ruedas motrices. Como vemos, es una categoría interesante por el tipo de coche que puede competir (con posibilidades de que sean muchos los inscritos, como en 2015 con 30 pilotos).

¿Tiene alguna ventaja la tracción trasera frente a la delantera?

Si nos fiamos de los manuales, recordaremos que siempre se dice que los tracción trasera son más difíciles de controlar y necesitan más manos para llevarlos rápido en rallyes, pero hemos de tener en cuenta que, en ocasiones, lo mejor es rehacer los manuales porque se pueden quedar obsoletos. Con esto queremos decir que, efectivamente, en teoría es más efectivo en terrenos deslizantes un tracción delantera porque sufre sobre todo de subviraje, mientras que en teoría el tracción trasera sufre de sobreviraje.

Teniendo esto en cuenta, la tracción atrás tiene ciertas ventajas, sobre todo en terrenos menos deslizantes. La tracción del coche en aceleración es mucho mejor porque sencillamente estamos utilizando el eje que más peso soporta en esas condiciones: cuando un coche acelera, su reparto de masas tiende a acumularse atrás, dotando a esas ruedas de mayor capacidad de tracción, y mejorando considerablemente la aceleración.

Además, es fácil encontrar coches de tracción trasera con un reparto de pesos cercano al ideal (50%-50%), algo que no es fácil de conseguir en un tracción delantera por la simple razón de que va todo delante. De todas maneras, no nos olvidemos de que dentro de la tracción trasera, el coche que lleve el motor atrás también sufre de ciertos vicios a la hora de la conducción deportiva.

Gt86 Csr3 Homologacion 10 650x433

Con la tecnología actual, y confiando en el desarrollo y puesta a punto que seguro han realizado los profesionales de TMG, lo que es más fácil de pensar es que el Toyota GT86 no tendrá mucha desventaja con respecto a los tracción delantera en los terrenos deslizantes, y sí puede tener ventaja en asfalto, aunque como es normal todo depende de la puesta a punto en el lugar del rally.

Los cambios de componentes del motor de serie y del software han dado lugar a una potencia máxima de 232 CV y a un par máximo de 235 Nm. Además, el CS-R3 cuenta con una transmisión secuencial de seis velocidades de Drenth, diseñada específicamente para vehículos con tracción trasera, y cuenta con un diferencial trasero de deslizamiento limitado que ayudará a controlar las situaciones potencialmente poco ventajosas.

Queda poco para poder disfrutar del nuevo Toyota GT86 CS-R3 en acción por las carreteras y caminos, pues en 2016 arranca su andadura con el Trofeo HJS R3, que se celebra en el marco del Campeonato de Rallys de Alemania que comienza en 2016.

Cómo un campeonato mundial ayuda a las marcas, y los fabricantes investigan para mejorar sus coches de serie

Siempre se generan dudas con estas afirmaciones: ¿De verdad ayuda a un fabricante participar en la competición? ¿Es cierto que la competición es el mejor banco de pruebas posible? Las dudas parten de la base de que los coches de alta competición poco tienen que ver con los coches de serie, pero eso es solo una verdad a medias.

Gracias a la competición se pueden encontrar y desarrollar las soluciones más dispares para problemas que son una suerte de “versiones hipervitaminadas” de los problemas que nos podemos encontrar en la vida real.

En cuanto a neumáticos, por ejemplo, se hacen enormes esfuerzos por conseguir neumáticos con altísimas prestaciones en terrenos cambiantes, que luego se traducen en mejoras en los procesos, componentes y formulaciones de los neumáticos de calle. Para coches como el Toyota GT86, un campeonato como el que hemos descrito exige cierta preparación, pero los coches no son tan diferentes a sus versiones de calle.

En ese tipo de campeonatos se pueden probar sobre el terreno y en condiciones de mucha exigencia motor, suspensiones, frenos, neumáticos y chasis, obteniendo valiosos datos que redundarán, más tarde, en los nuevos modelos de producción.

Gt86 Csr3 Homologacion 6 650x433

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos