Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Aceite de motor que dura más de 30.000 kilómetros. ¿Vale la pena pasarse al long life?

Aceite de motor que dura más de 30.000 kilómetros. ¿Vale la pena pasarse al long life?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Uno de los elementos más importantes que afectan a nuestro motor es el aceite, y a la vez es uno de los líquidos que más estiramos antes de su cambio. No todos, claro, pero se sabe que en cuestión de mantenimiento, la crisis ha llevado a muchas personas a alargar algo más los períodos útiles del aceite, retrasando su cambio y, por tanto, postergando un poco la inversión en ese mantenimiento.

El problema no es el simple hecho de que nos pasemos de fecha en la revisión anual, sino las posibles consecuencias de ello. En el caso del aceite motor, al ser poco menos que el líquido que mantiene su vida en perfectas condiciones, cualquier incidencia al respecto puede ser catastrófica: podemos quedarnos sin motor, y además ni el seguro, ni el fabricante se harán cargo de nada si se comprueba que el aceite estaba ya deteriorado. Un papelón que podemos resolver pasando la revisión cuando toca, o decantándonos por aceites long life.

La importancia del aceite, y su duración en tiempo y distancia

Antes de hablar de los aceites long life, debemos saber que el aceite, sea el que sea, se deteriora y pierde sus propiedades lubricantes con el paso del tiempo, debido a su exposición al aire, y concretamente al oxígeno. Es decir, una vez abierto, hagamos lo que hagamos, el aceite perderá sus propiedades en un tiempo X, donde X puede ser 1 año (lo más normal), o 2 años (en algunos aceites sintéticos especiales, o long life).

Sea como sea, y hagamos lo que hagamos, hemos de reemplazar el aceite pasado ese tiempo. Esto no es algo que podamos obviar, porque, insistimos, si el aceite no hace su función correctamente, lo pagará el motor y nuestro bolsillo. Incluso si tenemos el coche parado, o hacemos 1.000 km al año, hemos de cambiarlo cuando toca. Teniendo claro esto, seguimos.

Aceite

La duración en kilómetros del aceite significa que está garantizado que lubricará correctamente hasta esa cifra kilométrica, y que aunque pueda seguir lubricando más allá, no está garantizado, y por tanto nadie te va a ayudar si de repente "gripa" tu motor. Esto es como la recomendación de consumo preferente: el yogur no sabe tan bien, seguramente no te hará daño, pero si te lo hace no puedes reclamar demasiado.

En el caso del aceite normal, suele estar indicado para 15.000 km y un año (lo que antes suceda), y en el long life podemos encontrarnos con 30.000 km y dos años (también, lo que suceda antes). Están indicados, los de larga duración, para personas que circulen muchos kilómetros anuales. Algunos, incluso, puede que tengan que cambiar el aceite cada año, a pesar de que éste dure más meses.

Lo que nos tiene que quedar claro es que lo principal es nuestro motor. Si hacemos 30.000 o 40.000 km anuales sí nos puede venir bien un aceite long life por espaciar los cambios de aceite, pero si no, la cosa no tiene especial trascendencia. Eso sí, hay que tener una precaución adicional...

El filtro de aceite, ¿lo has tenido en cuenta?

Filtro de larga duración

Todo esto del aceite long life está muy bien. Son aceites que duran más tiempo en el depósito, que tienen los aditivos suficientes para mantener el coche lubricado, más limpio de impurezas que con un aceite normal y, aunque cuestan más que el aceite de toda la vida, no tiene por qué costar el doble (digo el doble porque teóricamente duran el doble).

Sea como sea, las bondades del aceite de larga duración no son nada si no contamos con que nuestro filtro es estándar (a menos que el coche ya incorpore, de fábrica y según el manual, un aceite de larga duración, claro). Si siempre utilizaste el aceite de los 15.000 km o un año, y cambias a aceite long life, has de cambiar el filtro por uno de mayor durabilidad. Parece lógico, pero puede ser un fallo tonto que te cueste bastante dinero, o como mínimo estás infrautilizando el aceite de larga duración.

Así que, resumiendo, este tipo de aceite vale la pena si haces muchos kilómetros al año y no quieres cambiar de aceite cada seis meses, por ejemplo. Con el filtro adecuado todo irá rodado, pero recuerda que has de cambiarlo y no usar un aceite de larga duración con un filtro de corta duración (o duración normal, para entendernos).

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos