Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Primeros pasos con tu nuevo coche: el rodaje es más importante de lo que piensas

Primeros pasos con tu nuevo coche: el rodaje es más importante de lo que piensas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

El rodaje del coche es una etapa que todos deberíamos pasar con precaución, si queremos que las partes mecánicas de nuestro nuevo coche se mantengan en inmejorables condiciones mucho tiempo. Cuando hablamos de rodaje no estamos refiriéndonos a aquellos rituales para afinar los motores de los coches de los años 1980, no: nos referimos a la necesidad de no "apretar" al coche para que se vaya, por decirlo así, "desperezando".

Hoy en día sigue siendo muy importante rodar el coche, tratarlo con mimo y cariño durante un par de miles de kilómetros (depende del tipo de combustión), de forma que todo termine de ajustarse, que se limpie el motor de impurezas (puede haberlas), y que todas las piezas se ajusten completamente. Esto se entiende con un símil del cuerpo humano: si nos pasamos un mes postrados en la cama, no nos levantaremos un buen día para echarnos a correr los 100 metros lisos: posiblemente tengamos alguna lesión muscular.

La importancia del rodaje de coche

Cuando nos entregan el vehículo nuevo, gracias a los actuales y avanzados sistemas de fabricación, y a la precisión con que se ensamblan las piezas, no es necesario realizar ajustes como el afinado que se debía hacer antaño, pero sí que hemos de tener cuidado de utilizar el motor con mucho tino en esos primeros 1.500 a 3.000 km, dependiendo del coche. Lo que se suele recomendar es ir aumentando progresivamente las exigencias al motor durante los primeros kilómetros, aumentando las revoluciones máximas a las que rodaremos paulatinamente.

Uk Avensis 019

Hay un porcentaje del rendimiento del motor que depende exclusivamente de cómo lo utilizamos, es decir, del trato que le dispensamos. No es despreciable, hay quien lo cifra en un 5% , así que nos conviene ser dulces y cautos cuando estrenamos un coche. En el concesionario seguramente nos dirán que lo más importante ya viene ajustado, y es verdad, pero sigue estando vigente esta lista de precauciones:

  • Está totalmente contraindicado acelerar fuerte con el motor frío. Es importante que el coche siempre alcance la temperatura de servicio cuando estamos haciendo el rodaje. Si no lo conseguimos y además exigimos a la mecánica, tendremos un coche "marcado" para toda su vida útil.
  • Por la misma razón de alcanzar la temperatura de servicio, hemos de evitar los recorridos que son tan cortos que no permitan alcanzar dicha temperatura. Si debemos salir en coche igualmente, no nos queda otra que alargar lo necesario el recorrido.
  • Hay que dejar que el motor se enfríe completamente tras su uso. De esa forma tendremos un ciclo completo de temperaturas y, por tanto, de dilatación y compresión.
  • Utilizar el cambio de marcha, sin llegar a apurar ninguna, es importante. Esto quiere decir que se juegue con él, que cambiemos frecuentemente de marchas (no tiene sentido aguantar las marchas sin motivo).
  • Utilizar las retenciones del motor es importante para el rodaje.
  • En el caso de motores turboalimentados, conviene dejar el motor a ralentí antes de apagar el contacto, durante aproximadamente un minuto (se recomienda esto como aproximación, depende de la exigencia que le hayamos dado, pero en rodaje se supone que es poca...).

Lo mejor para el rodaje es pisar con suavidad el pedal acelerador. Es preferible subir un poco de vueltas, pero con el pedal a punta de gas, que circular a bajas revoluciones con el pedal a fondo. Además es recomendable no mantener la velocidad constante todo el tiempo, como es típico en un recorrido por autovía, y por eso viene mejor cualquier recorrido urbano con tráfico fluido (por las constantes aceleraciones, deceleraciones y cambios de marchas), o un recorrido por carretera de curvas (con pendientes leves, si es posible).

No conviene cargar demasiado el coche en esos primeros kilómetros, y menos aun llevar acoplado un remolque. Hemos de pensar que hablamos de unos 3.000 km en el peor de los casos, y aun así, recomendaríamos tratar siempre con docilidad al coche, al menso hasta pasados los primeros 5.000 km. La precaución no está reñida con el disfrute del coche, y si lo cuidamos desde el primer día, durará mucho más tiempo.

¿Y los coches híbridos?

Los coches híbridos, en la medida en que tienen también una componente de motor de combustión, es necesario tener también las precauciones básicas del rodaje, siendo innecesario para la parte eléctrica: acelerar suavemente, ir aumentando progresivamente la exigencia a la mecánica, evitar acelerones bruscos y frenadas fuertes al principio y asegurarse de que el motor está operando a la temperatura de servicio es lo más básico.

En Espacio Toyota:

  • Los cinco consejos imprescindibles para el mantenimiento del coche en otoño
  • Despeja tus dudas sobre coches híbridos
  • A favor del cambio automático en los coches: mi experiencia tras cinco años conduciendo así
  • Publicidad

    También te puede gustar

    Comentarios cerrados

    Ver más artículos