Publicidad

El Ford Mustang Shelby GT500 de Hennessey es todavía más salvaje: ¡hasta 1.200 CV para su V8!

El Ford Mustang Shelby GT500 de Hennessey es todavía más salvaje: ¡hasta 1.200 CV para su V8!
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Apenas unos meses después de la presentación del Ford Mustang Shelby GT 500, el modelo de producción más potente de la historia de Ford, el preparador tejano Hennessey Performance ya tiene listos tres paquetes de modificaciones para catapultar las cifras de este salvaje pony car, que muy a nuestro pesar no llegará a Europa.

El primer escalón de la preparación o Hennessey Venom 850 contempla que el motor 5.2 litros V8 con compresor, que de serie ofrece nada menos que 771 CV y 847 Nm, alcance ahora los 862 CV a 7.000 rpm (850 hp) y un par motor máximo de 983 Nm a 4.800 vueltas. A la altura más o menos de la preparación de Hennessey para el hermano pequeño o Shelby GT350 R.

Esta mejora se consigue mediante colectores de escape de acero inoxidable, catalizadores específicos, mejoras también en el compresor volumétrico o un sistema de inducción de aire. A todo esto se suman los distintivos Venom 850 exteriores, tapicería con logos Hennessey bordados o una placa numerada. En este caso la garantía es de 3 años o 58.000 kilómetros.

Hennessey Performance Ford Mustang Shelby GT500
Hennessey Performance Ford Mustang Shelby GT500

Hasta más de 1.200 CV

El siguiente nivel se llama Hennessey Venom 1000 y, como su nombre indica, lleva la potencia del motor de ocho cilindros hasta los 1.000 hp o 1.014 CV a 7.000 rpm. En este caso el par motor máximo aumenta hasta unos salvajes 1.152 Nm a 4.800 vueltas.

Aquí ya las modificaciones son más profundas. Se añade un compresor nuevo de 3.0 litros, hay mejoras en el intercooler y en el sistema de inyección, los mismos colectores de acero inoxidable y catalizadores, mejoras para la transmisión y un sistema de inducción de aire, además de los distintivos, la tapicería y la placa numerada. En este caso la garantía es de 1 año o 19.000 kilómetros.

Por último, el más salvaje de todos o Venom 1200 consigue una cifra de potencia de 1.217 CV a 7.000 rpm y un par motor máximo de 1.356 Nm, nada menos. Aquí el Shelby GT500 equipa casi todo lo del nivel anterior, pero ahora con un doble turbo para el V8, un escape de acero inoxidable y pistones y bielas mejorados, por ejemplo. Semejante salvajada tiene también una garantía de únicamente 1 año o 19.000 kilómetros.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir