Compartir
Publicidad

Toyota destierra definitivamente a Android Auto al creer que pone en riesgo la privacidad

Toyota destierra definitivamente a Android Auto al creer que pone en riesgo la privacidad
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo Toyota Corolla debutó hace poco en el Salón del Automóvil de Nueva York y, al igual que ocurrió con el Avalon 2019, viene con el CarPlay de Apple y Alexa de Amazon bajo el brazo. Pero la firma nipona se ha mostrado reticente a adoptar sistemas de infoentretenimiento externos, hasta el punto de que ha decidido que Android Auto no será implementado en sus modelos.

¿La razón? Tienen dudas acerca de si este sistema pone en riesgo la privacidad de sus clientes.

Definitivamente, no

Android Auto

Según detalla Motor1, el responsable de Desarrollo del Avalon, Mark DeJongh, ha revelado durante un evento que Toyota es una empresa "conservadora" y que querían asegurarse de que todo estaba bien en cuanto a Android Auto. "Queríamos proteger la privacidad de nuestros clientes. Creemos firmemente en nuestra postura y en lo que estamos haciendo", ha dicho.

Toyota justifica así una decisión que ha estado flotando en el aire desde que en 2015 dejó constancia de que prefería su propio sistema operativo interno. Incluso un año después, la marca japonesa adoptó un sistema externo pero no era el software de Apple o Google, sino la plataforma de aplicaciones SmartDeviceLink de Ford.

En 2015, Porsche anunció que se decantaba por Apple CarPlay debido a que Android Auto permitía compartir demasiados datos sobre el coche: velocidad del vehículo, posición, temperatura de los diferentes líquidos y revoluciones del motor... Información que se envía a los servidores de Mountain View.

Apple

En 2015, un demoledor informe de Motor Trend ponía en tela de juicio el tratamiento que daba Google y acusaba al gigante de recopilar datos innecesarios sobre el vehículo. Google por su parte de defendió afirmando que esos datos eran compartidos de forma voluntaria por el usuario, pero por entonces el sistema de infoentretenimiento que rivaliza con Apple ya había perdido a Porsche y a Toyota.

Y a esta última no parece que la vaya a recuperar. El Toyota Yaris 2017, por ejemplo, no ofrece compatibilidad con Apple ni Android. Prefieren recurrir a sus propios sistemas.

Yaris

Android Auto ha sido diseñado, según el desarrollador, para aumentar la seguridad en carretera. Permite proyectar la información de tu móvil en la pantalla de forma que puedas acceder a todas tus aplicaciones, hacer llamadas o enviar mensajes sin apartar las manos del volante y utilizar el sistema de navegación de Google Maps, entre otras funciones.

Casi lo mismo que Apple CarPlay.

No es necesario recordar que, tras la fuga masiva de datos producida desde el corazón del imperio Zuckerberg, la falta privacidad se ha convertido en un caballo de Troya en la era de la hiperconectividad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos