Publicidad

Tesla se afianza adquiriendo el fabricante de baterías para coches eléctricos Maxwell por 218 millones de dólares

Tesla se afianza adquiriendo el fabricante de baterías para coches eléctricos Maxwell por 218 millones de dólares
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Maxwell, un desarrollador y fabricante de baterías especializado en el almacenamiento y suministro de energía, acaba de ser adquirido por Tesla. La transacción tiene un valor de 218 millones de dólares, y según ha anunciado la compañía, la fusión se consumará en el segundo trimestre de 2019.

Este acuerdo, que ya ha sido aprobado por la junta de accionistas de Maxwell, puede conseguir una mejora significativa en el rendimiento de las celdas de batería que Tesla utiliza, una reducción de costos e incluso una mayor vida útil de las baterías.

Los ultracondensadores, el punto fuerte de Maxwell

Las acciones de Maxwell se cotizaron a poco más de 3 dólares por acción al cierre del mercado la semana pasada, con una valoración de 140 millones; sin embargo, Tesla ha acordado adquirirlos por 4,75 dólares por acción, lo que hace que la adquisición valga más de 200 millones.

Mientras tanto, Panasonic, que se ha aliado recientemente con Toyota, seguirá siendo el proveedor exclusivo de las celdas de batería de Tesla.

Para el presidente y director ejecutivo de Maxwell, Franz Fink, la adquisición es una buena noticia: "Creemos que esta transacción es lo mejor para los accionistas de Maxwell y ofrece a los inversores la oportunidad de participar en la misión de Tesla de acelerar el advenimiento del transporte y la energía sostenibles".

Esta compañía, también con sede en California, es conocida por desarrollar y producir ultracondensadores, aunque según apuntan cabeceras como Electrek, Tesla podría estar más interesada en la tecnología de electrodos secos en la que está trabajando Maxwell.

La empresa afirma que su electrodo permite una densidad energética de más de 300 Wh/kg en las celdas de prueba actuales y ven factible alcanzar más de 500 Wh/kg. Esto, aseguran, debería simplificar el proceso de fabricación y dar como resultado una "reducción de costos del 10 al 20 % en comparación con los electrodos húmedos de vanguardia" al mismo tiempo que extiende la vida útil de la batería.

Esto también favorece una carga y descarga de mayor potencia, lo que es bueno tanto para el frenado regenerativo como para la aceleración, según Maxwell.

Recientemente han presentado una nueva plataforma de 3 voltios que permite extender la vida útil de sus productos utilizando menos módulos o celdas de ultracondensadores.

Estas pequeñas celdas prometen proporcionar aproximadamente un 25 % de aumento de potencia y un 30 % más de densidad para mejorar el rendimiento en medidores inteligentes, telemática, robótica o coches.

Ya en mayo de 2018 Geely firmó un acuerdo con Maxwell para usar sus ultracondensadores en cinco nuevos modelos híbridos del grupo, dirigidos al mercado europeo y norteamericano.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir