Compartir
Publicidad

El 5G gana terreno: Europa rechaza establecer el Wi-Fi como estándar para los coches conectados

El 5G gana terreno: Europa rechaza establecer el Wi-Fi como estándar para los coches conectados
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El debate en el seno de la Unión Europea sobre qué estándar tecnológico deberían llevar los coches conectados se está inclinando del lado del 5G. Un total de 21 países, entre ellos Italia, Alemania y Francia han votado en contra de la propuesta de la Comisión Europea de impulsar el Wi-Fi como base para la comunicación entre vehículos e infraestructura.

El 5G será un negocio muy lucrativo

Coches Conectados

A pesar de que una gran mayoría de países han votado a favor del 5G, la naturaleza del proceso legislativo en Europa establece que se pueda presentar otro proyecto de ley enmendado. Pero el apoyo a esta tecnología, por otro lado la piedra angular de la guerra comercial que ha emprendido EEUU contra China, vaticina que el 5G será el futuro.

El estándar de quinta generación, o 5G, se conecta tanto a los automóviles como a los dispositivos en el entorno, con una gama más amplia de aplicaciones en áreas como entretenimiento, datos de tráfico y navegación. Elementos clave para hacer viable el coche conectado.

Pero también se ha erigido como el futuro de las redes móviles, capaz de ofrecer velocidades de vértigo -10 veces más rápidas que las 4G actuales-, de mayor calidad y con menos latencia. Además formará la columna vertebral de nuestras sociedades y economías, conectando miles de millones de objetos y sistemas, así como en sectores críticos como la energía, el transporte, la banca y la salud.

Hace unos meses, los jefes de BMW y Deutsche Telekom -la mayor compañía de telecomunicaciones de la Unión Europea- instaron al Gobierno alemán a tomar medidas para bloquear la propuesta de la Comisión Europea, alertando de que, de elegirse la tecnología Wi-Fi, Europa se quedará rezagada respecto a gigantes como China y Estados Unidos, a favor del 5G.

Por su parte la Comisión ha defendido su postura sobre la tecnología Wi-Fi diciendo que ya está disponible, es fácil de implementar y es gratuita, a diferencia de 5G, y que ayudaría a mejorar la seguridad vial.

La preferencia de la Comisión por el estándar ITS-G5 basado en Wi-Fi le da a marcas como Renault, Toyota y Volkswagen -aunque SEAT se ha aliado con Telefónica y el 5G- una ventaja sobre BMW, Daimler, Ford y PSA, que respaldan el estándar rival 5G llamado C-V2X.

Con unos ingresos mundiales estimados en 225.000 millones de euros en 2025, según datos del Ejecutivo comunitario, el 5G es un activo clave para que Europa pueda competir en el mercado mundial y su ciberseguridad es crucial para garantizar la autonomía estratégica de la Unión.

Por ello el Ejecutivo comunitario ha pedido evaluar los riesgos de ciberseguridad de las redes 5G y fortalecer los sistemas preventivos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio