Compartir
Publicidad
Publicidad
Así es el Skoda Karoq, el sustituto del Yeti que apuesta a lo seguro
SUV

Así es el Skoda Karoq, el sustituto del Yeti que apuesta a lo seguro

Publicidad
Publicidad

El Skoda Karoq toma el relevo del Skoda Yeti en la gama del fabricante checo. A nivel estético, el Skoda Karoq rompe claramente con el Yeti, un modelo que a pesar de llevar ocho años en el mercado representaba una cierta original en su diseño frente a la competencia. Pero también en su concepto. El Yeti es un crossover, mientras que el Karoq es el típico SUV.

Primo del Volkswagen Tiguan y SEAT Ateca, este nuevo SUV recupera parte del lenguaje estético de su hermano mayor, el Kodiaq, para el frontal, mientras que en la zaga se aleja del Kodiaq (el cual curiosamente recuerda mucho al Ateca). De sus primos del grupo VAG, hereda también parte de su contenido tecnológico.

Cinco motores, pero una sola versión de tracción integral

Skoda Karoq

El Skoda Karoq es la nueva propuesta de la firma checa en el competitivo de los SUV compactos, los C-SUV. Con 4,38 m es tan largo como el Nissan Qashqai y se sitúa entre el SEAT Ateca (4,36 m) y el [Volkswagen Tiguan](Volkswagen Tiguan) (4,49 m), modelos del grupo VAG con los que comparte plataforma y mecánica.

Skoda Karoq
Skoda KaroqNissan QashqaiSEAT AtecaVolkswagen Tiguan
Longitud4.382 mm4.377 mm4.363 mm4.486 mm
Ancho1.841 mm1.806 mm1.841 mm1.839 mm
Altura1.605 mm1.590 mm1.601 mm1.632 mm
Distancia entre ejes2.638 mm (2.630 mm si 4x4)2.646 mm2.638 mm2.681 mm
Volumen de maletero521 litros430 litros510 litros520 itros

En el momento de su lanzamiento (en otoño de 2017), el Karoq propondrá dos motores gasolina, los 1.0 TSi de 115 CV y 1.5 TSI de 150 CV, y tres propulsores diésel. Éstos serán los 1.6 TDI de 115 CV, 2.0 TDI de 150 CV y 2.0 TDI de 190 CV. Todos podrán ir asociados a un cambio manual de 6 relaciones o DSG de 7 marchas, salvo el TDi 190 CV exclusivamente asociado al cambio DSG. Esta motorización es además la única que permitirá disfrutar de la tracción integral.

Skoda Karoq

Para enfatizar el aspecto aventurero del Karoq. Skoda propondrá un el paquete “malas carreteras o Rough-Road” que incluye elemento de protección en plástico en la carrocería y una placa debajo del motor para proteger la mecánica (especialmente el radiador de agua y el cárter, particularmente expuestos). Esta versión dispondrá además de un emulador de bloqueo de diferencial para mejora la motricidad en los terrenos de baja adherencia, el EDL o “Bloqueo Electrónico del Diferencial” de Skoda.

Skoda Karoq
PotenciaTransmisión
Gasolina
1.0 TSI115 CVTracción del. Manual de 6/ DSG 7
1.5 TSI150 CVTracción del. Manual de 6/ DSG 7
Diesel
1.6 TDI115 CVTracción del. Manual de 6/ DSG 7
2.0 TDI150 CVTracción del. Manual de 6/ DSG 7
2.0 TDI190 CV4x4. DSG de 7

El Skoda Karoq juega la baza de la modularidad

Skoda Karoq salpicadero

A bordo, el salpicadero recuerda al del Kodiaq. Quizá no sea lo más original del mercado, pero la presentación es seria, coherente y parecen haber cuidado la ergonomía. Con respecto al SEAT Ateca, el Skoda Karoq ofrece una cierta ventaja en términos de modularidad.

Skoda Karoq asientos

El Ateca equipa una clásica configuración en los asientos traseros abatibles de 60/40, mientras que el Karoq ofrece en opción (sistema VarioFlex) una partición 40/20/40 y sobre todo un ajuste longitudinal de los dos asientos traseros, lo que permite escoger de manera puntual entre ofrecer un mayor espacio para las piernas o bien más espacio de carga. En el Ateca, el maletero es de 510 litros, mientras que en el Karoq varía de 479 a 521 litros, en función de la posición de los asientos traseros.

Conectividad y seguridad activa

Skoda Karoq

Sin embargo, es en el plan del equipamiento tecnológico que el Karoq destaca. Por primera vez en un Skoda, la instrumentación podrá ser totalmente digital al estilo del Virtual Cockpit de Audi. Un equipamiento, por cierto, que en SEAT anuncian para finales de 2017 en el León y, probablemente en el Ateca para su restyling.

Skoda Karoq Full LED
Skoda Karoq

El Karoq dispone, además, de un nuevo sistema multimedia. Bautizado Columbus incluye una pantalla de 9,2 pulgadas con mandos táctiles. Su aspecto, con un único cristal, se asemeja a una tablet situada entre las dos bocas de ventilación. Es del mismo tipo que la pantalla que hemos podido ver en el nuevo SEAT Ibiza y sin duda confiere un aspecto premium al conjunto. Entre sus funcionalidades: punto Wi-Fi, apps en línea, Apple Car Play, Android Auto y llamada de emergencia automática.

El Karoq posee otros equipamientos tecnológicos, como el caragador de teléfono por inducción, volante, asientos delanteros y traseros calefactables (aunque tradicionalmente, este tipo de equipamiento suele ser opcional en nuestro país), faros “Full LED”, amortiguación pilotada (Confort, Standard y Sport).

Skoda Karoq

Por supuesto, los equipamientos de seguridad no han sido olvidados: reconocimiento de las señales de tráfico, asistente de estacionamiento, Lane Assist (mantiene el carril) y Traffic Jam Assist (conducción semi autónoma en atascos), el detector de ángulos muertos, el Front Assist con protección predictiva de peatones y el Asistente de Emergencia.

Al final, si bien el Skoda Karoq evoca los grandes espacios y la aventura por su nombre de consonancia Alutiiq, un pueblo nativo de Alaska, el nuevo SUV checo es fiel a la fórmula de SUV familiar que pide el público.

En Motorpasión | Škoda Karoq: así se llama el sustituto del Yeti, un SUV compacto con la misma base que el SEAT Ateca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos