Compartir
Publicidad

Llamada a revisión del Bugatti Chiron en Estados Unidos, con sólo dos unidades afectadas

Llamada a revisión del Bugatti Chiron en Estados Unidos, con sólo dos unidades afectadas
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El procedimiento habitual en las llamadas a revisión por parte de un fabricante de algunos de sus modelos comienza por la notificación al usuario y por la posterior reparación gratuita en un taller o concesionario, y en el caso de de una marca como Bugatti la cosa no difiere demasiado.

El fabricante francés del Grupo Volkswagen acaba de llamar a revisión en Estados Unidos a su modelo Bugatti Chiron, del que hay únicamente dos unidades afectadas. Se trata de reparar un problema que tiene que ver con un defecto de fabricación de los airbags laterales del modelo.

Tal y como ha informado la marca a la NHTSA estadounidense (National Highway Traffic Safety Administration), durante unas pruebas internas sobre el correcto despliegue de los airbags se descubrió un fallo cuando la temperatura ambiente es muy elevada. Al parecer, el proveedor de los airbags habría instalado de manera incorrecta algunos componentes.

Bugatti Chiron

Un error de montaje en el proveedor del airbag

La compañía de Rumanía de la que proceden los airbags, Key Safety Systems, ha afirmado que se trata de un error de un trabajador en concreto y que ya han optimizado el proceso de ensamblaje para que esta mala instalación no se pueda volver a repetir en el futuro.

Según Bugatti, al estallar el airbag durante sus pruebas con una temperatura ambiente de 85 grados centígrados, se encontraron restos quemados junto al generador de gas del propio airbag, debido a la deficiente instalación del protector de calor que este generador equipa. Aún así, el tiempo de despliegue del airbag fue correcto, y dentro de las especificaciones marcadas originalmente.

En este caso los dos desafortunados propietarios (valga la redundancia) de los Bugatti Chiron afectados en Estados Unidos, no tendrán que llevar su coche a ningún sitio. Los "doctores voladores" del fabricante (aquí te contamos quienes son) se encargarán de hacer las gestiones necesarias y concertar una cita para la inspección de los asientos.

Bugatti Chiron

Si fuera necesario, se mandarían los asientos en mal estado primero a la fábrica de Bugatti para una inspección más a fondo e incluso se remitirían a las instalaciones del proveedor (en Rumanía) para su reparación, en caso de que la requieran. Y, por supuesto, la marca correrá con todos los gastos logísticos y de reparación.

Por el momento, Bugatti ha asegurado que tras conocer este defecto se ha asegurado de que todas las unidades en su poder estuvieran en perfecto estado, por lo que se han revisado los asientos de diversos Chiron. Los que tienen los airbags correctamente lucen ya una pegatina con un punto verde en la etiqueta del airbag lateral, que indica la ausencia del defecto señalado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos