Compartir
Publicidad

"Ya somos mayorinos", la sorprendente respuesta del 112 a los jóvenes atrapados en el Angliru

"Ya somos mayorinos", la sorprendente respuesta del 112 a los jóvenes atrapados en el Angliru
110 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado temporal de frío y nieve nos ha dejado un absoluto caos durante el fin de semana. Muchos conductores se han visto atrapados y el mayor despropósito se ha montado en la autopista AP-6 entre Las Rozas (Madrid) y Adanero (Ávila), atrapando a los coches mientras la situación se seguía complicando a cada minuto y con avalancha de acusaciones a toro pasado.

Las alertas de previsión de nevadas fuertes estaban ahí y se repartieron por prácticamente la totalidad del territorio peninsular, y aún así algunos desoyeron las advertencias y a su propio sentido común. Es el caso de siete veinteañeros que en plena nevada decidieron subir al pico Angliru (1.570 metros de altura y famoso entre los ciclistas por ser uno de los puertos de montaña más duros del mundo), quedaron atrapados y su conversación con el 112 se ha hecho viral por razones obvias.

Una historia llena de grises

El grupo de amigos por algún motivo pensó que sería buena idea subir en coche la carretera de el Angliru de madrugada. Quedaron atrapados por completo en la zona de La Cueña Les Cabres donde hay una inclinación del 23,5% y llamaron a los servicios de emergencias a las 04:30. El 112 canalizó la situación y una grúa fue a rescatar a los siete atrapados, pero la carretera estaba tan mal que no pudo subir, se quedó a 4 km y les mandó la ubicación para que bajasen andando.

Dentro de su falta de previsión se incluye una indumentaria poco adecuada. "No podemos bajar en mangas de camisa, en playeros y sin chaqueta", afirma quien llama al 112, justo antes de exigir que se les rescate porque "la nieve pega en la valla, llega por las rodillas. Llevamos cinco horas aquí, voy a llevar a los tribunales lo que estáis haciendo".

Angliru

Bien es cierto que la respuesta de los responsables del 112 tampoco fue la mejor. Sí, hicieron su trabajo, avisaron a los servicios de rescate y a la Guardia Civil, pero la labor de los servicios de emergencias es en parte también atender las llamadas de tal manera que los afectados queden informados y tranquilos de que su situación va a resolverse.

En su lugar, el jefe de sala del 112 entró de lleno al trapo ante las reclamaciones del joven que exigía el rescate con un soberano "ya somos mayorinos". A partir de ahí la conversación va subiendo consecutivamente escalones en el nivel de tensión llegando casi hasta la misma cima del Angliru.

Tras la primera llamada y la recomendación de que bajaran andando, dos de los jóvenes siguieron el consejo mientras el resto se quedaron en el coche esperando a que les rescatasen. Ni la grúa ni la Guardia Civil que acudió después al lugar pudieron subir hasta ellos y finalmente los cinco bajaron andando y siendo rescatados en torno al mediodía de hoy.

angliru

Los jóvenes en su mayoría de Mieres aseguraron haberse sentido "desamparados y maltratados por el 112. No es lógico que pidas auxilio y te dejen tirado y se rían de ti por teléfono", comentaban en relación a la última respuesta donde replicaban no haber usado cadenas por que iban "en un 4x4 con bloqueos y con todo", a lo que el jefe de sala les respondió "cuatro por cuatro, dieciséis. Venga, buenas noches".

Desconocemos si los afectados llevaban equipado en el todoterreno neumáticos de invierno, lo que haría innecesario el uso de cadenas, pero pensando que sí en el mejor de los casos sigue siendo tremendamente peligroso e irresponsable decidirse a subir el Angliru,una de las carreteras más tortuosas y complicadas de España, con semejante previsión meteorológica.

Cadenas, ropa de abrigo, el depósito lleno, mantas, comida y bebida habrían sido algunos de los consejos más útiles para haber sobrellevado mejor una situación tan tensa, pero la mejor opción sin duda habría sido no intentar ascender el pico de madrugada y en plena nevada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio