Publicidad

A tu hijo no le gusta que te portes mal cuando conduces, y si se lo preguntan... va y lo dice

A tu hijo no le gusta que te portes mal cuando conduces, y si se lo preguntan... va y lo dice
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dicen que los adultos somos un modelo de comportamiento para los niños. Sin embargo, los niños tienen también un espíritu crítico que los lleva a no comulgar con cualquier rueda de molino, y eso es algo que se ve cuando un niño va en coche con sus padres. Según una reciente encuesta elaborada para Ford, los niños no soportan que sus padres se porten mal cuando conducen.

Quizá sea porque se les enciende el detector de incoherencias, o acaso se trate simplemente de un sentimiento de dulce venganza lo que les lleva a denunciar las actitudes de sus padres cuando estas no cuadran con la buena educación que se supone que les inculcan sus mayores. El caso es que cuando se les pregunta, los niños hablan. Y lo que comentan no tiene desperdicio.

encuesta niños coche padres conductores hábitos ford

La encuesta se realizó a 2.002 niños europeos, y la conclusión puede ser preocupante para muchos conductores. El 66 % de los menores afirma que sus padres son "molestos" en el coche. Además, explican que los padres recurren a las chucherías o los vídeos para intentar que los niños se distraigan y se porten bien. A pesar de estos sobornos de medio pelo, y aunque los mayores sean considerados por los niños como buenos conductores (los padres triunfan en Italia, con un 67 %; y las madres en Reino Unido, con un 45 %), al final la manifestación del aburrimiento infantil más clásica es también la más repetida en todos los países analizados: "¿Falta mucho?".

No cantes, no digas tacos y... dame ese caramelo

No es de sorprender que, para vencer ese aburrimiento, los niños pidan a sus padres que pongan música en el coche. Esto es así de forma mayoritaria en Reino Unido e Italia, aunque en el país británico los chavales son especialmente sensibles a que sus padres canten mientras conducen.

Todo lo contrario de lo que sucede en Francia, donde son las palabrotas y los cabreos con el resto de conductores los comportamientos de los padres que copan la desaprobación de los niños. Curiosamente, un país tan expresivo, por lo general, como Italia es también el país en el que los niños no recriminan tanto los tacos que profieren sus padres. ¿Será que ya están habituados?

encuesta niños coche padres conductores hábitos ford resumen
encuesta niños coche padres conductores hábitos
encuesta niños coche padres conductores hábitos
encuesta niños coche padres conductores hábitos ford
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir