Compartir
Publicidad
Publicidad
smart fortwo electric drive: al volante de un urbano divertido, con hasta 160 km de autonomía eléctrica
Pruebas de coches

smart fortwo electric drive: al volante de un urbano divertido, con hasta 160 km de autonomía eléctrica

Publicidad
Publicidad

Si en algún lugar los vehículos eléctricos tienen más sentido que en ningún otro es precisamente en la ciudad, donde los trayectos suelen ser diarios y relativamente cortos. Mientras avanza la actual tecnología de las baterías, y a la espera de autonomías mayores, lo ideal para un eléctrico sigue siendo el ámbito urbano. Y, ¿hay algo de cuatro ruedas más urbano que un smart fortwo?

Presentado en el Salón de París, el nuevo smart eléctrico o electric drive, con propulsor 100% eléctrico de 81 CV y una autonomía homologada de unos 160 kilómetros, se ofrece en las tres carrocerías de la gama (fortwo -dos puertas-, forfour -cuatro- y cabrio). Aunque llega en abril, nosotros ya hemos conducido el fortwo ED en Miami y te contamos todas nuestras impresiones.

Entre Enero y Octubre de este año 2016 las ventas de smart han crecido un 18,9%, gracias a sus modelos de nueva generación. Con ésta variante eléctrica -la cuarta reinterpretación desde 2007 (antes smart EV)-, la marca de Daimler pretende seguir mejorando sus cifras aún más.

smart fortwo Electric Drive, toma de contacto
smart fortwo Electric Drive, toma de contacto

Las prestaciones del motor eléctrico, de 60 kW (81 CV) y 160 Nm, o la autonomía, son sus principales bazas, así como la maniobrabilidad y la agilidad (diámetro de giro de 6,95 metros), que se mantienen con respecto al resto de versiones. Cabe apuntar que el propulsor (motor síncrono de corriente trifásica y excitación externa) ya no lo fabrica Bosch, sino Renault, en Clèon, Francia.

El fortwo acelera de 0 a 60 km/h en 4,9 segundos, de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y alcanza 130 km/h. No son cifras de escándalo, pero lo cierto es que en la práctica el motor eléctrico ofrece mucho empuje a baja velocidad (par máximo desde el principio) y la velocidad máxima es más que suficiente, teniendo en cuenta que legalmente tampoco podemos circular más rápido en casi ningún sitio.

¿Qué tiene de nuevo este smart electric drive?

La mayor evolución de este smart ED es el nuevo cargador integrado en el vehículo, de 7,2 kW frente al de 3,3 kW que montaba el smart eléctrico anterior. Esto permite recargar las baterías hasta el doble de rápido que antes, lo que supone unas 6 horas en un enchufe convencional (230v 12A) para una carga al 80%, o bien 3,5 horas a través de un Wallbox (20A). Además, a partir del próximo año se ofrecerá también un cargador opcional, aún más potente, que con 22 kW supondrá poder cargar la batería un 80% en 45 minutos (en toma trifásica).

smart fortwo Electric Drive, toma de contacto
smart fortwo Electric Drive, toma de contacto

Por su parte, la evolución en la batería se ha centrado más en la eficiencia energética, la reducción de peso (20 kilos menos) o la mejora de la refrigeración, que en conseguir aumentar la autonomía del vehículo -que ya era buena para un urbano-, tal y como nos ha asegurado Wolfgang Neher, uno de los responsables de baterías y sistemas de carga del smart ED. Como en el modelo normal, el motor -que para ir marcha atrás invirte el sentido de giro- está ubicado en la parte trasera del vehículo y mueve las ruedas posteriores. Además, el smart ED tiene únicamente una marcha (una única desmultiplicación).

Con 17,6 kWh, la batería está compuesta por 96 celdas (fabricadas por LG) y tiene un peso de unos 160 kilogramos, aunque al estar ubicada bajo el piso del vehículo contribuye a rebajar el centro de gravedad del mismo y permitir así un comportamiento dinámico más satisfactorio -con menos balanceo que el fortwo normal gracias a amortiguadores y muelles más firmes-. La batería sólo tiene 0,5 kWh más que antes, pero la autonomía que consigue es de 160 kilómetros en ciclo europeo, y de 155 kilómetros para las variantes forfour y fortwo cabrio. La garantía de la batería es de 8 años ó 100.000 kilómetros, y si su capacidad útil baja del 80%, te montan una nueva.

Otra de las novedades del smart ED es la aplicación llamada smart control, que permite acceder desde nuestro smartphone, tablet o PC a información del vehículo como el nivel de carga, la presión de los neumáticos o la autonomía disponible. Además, se ofrecen la carga inteligente (el coche elige las horas con tarifa eléctrica más reducida o se carga en los horarios que indiquemos) y la preclimatización.

smart fortwo Electric Drive, toma de contacto
smart fortwo Electric Drive, toma de contacto

Ésta última ofrece la posibilidad de calentar o refrescar el habitáculo (a 21ºC, activando incluso la luneta trasera calefactable o los asientos calefactables) antes de que entremos, siempre y cuando haya al menos un 30% de carga en la batería. Desde la aplicación podemos fijar una hora de salida y el sistema climatizará el coche para que esté listo cuando vayamos a utilizarlo, o bien podemos climatizarlo en el momento, cinco minutos antes de ponernos en marcha.

Al gusto de cada uno

Como en el resto de la oferta, smart conntempla una amplia paleta de colores de carrocería (y capota en el cabrio), acabados bitono y muchos accesorios para personalizar al máximo el modelo, incluídos los elementos del programa Brabus Tailor Made. Destacan las tres líneas de acabado (passion, prime y proxy) el paquete de diseño electric drive, que combina la carrocería en blanco o negro con un tono verde 'electric'.

A nivel interior nos encontramos con el mismo habitáculo que en el fortwo convencional, aunque éste incluye instrumentación específica. Por ejemplo, en la parte izquierda del salpicadero el cuentavueltas deja paso a un indicador con dos relojes: uso de potencia y nivel de carga de la batería (ver foto).

smart fortwo Electric Drive, toma de contacto
smart fortwo Electric Drive, toma de contacto

Experiencia eléctrica, perfecta para ciudad

Si bien el habitáculo del smart ED tiene algunos detalles mejorables (como la calidad de algunos plásticos, por ejemplo), en general es agradable. El espacio es suficiente para dos adultos -incluso si son altos- y el maletero ofrece espacio como para un par de maletas pequeñas o dos mochilas. También hay bastantes huecos portaobjetos, incluídas redecillas para dejar cosas tras los asientos.

Para ponerse en marcha no hace falta estudiarse ningún manual. El funcionamiento del smart ED es idéntico al de cualquier otro vehículo convencional, así que no hay necesidad de familiarizarse con nada en especial. Simplemente te montas, giras la llave (porque hay llave) y empiezas a conducir. Una vez en movimiento, sorprende el reprís que ofrece el propulsor eléctrico. Pisas el acelerador y avanza muy rápido durante los primeros metros, levantando ligeramente el morro.

En este sentido es ideal en ciudad, porque permite incorporarse con rapidez a una vía o salir escopetado en un semáforo. Si a esto sumamos la agilidad del modelo, la facilidad con la que se mueve por calles estrechas o sortea obstáculos, la buena insonorización o la ausencia del ruido de un motor térmico, la combinación es genial en ámbito urbano.

smart fortwo Electric Drive, toma de contacto
smart fortwo Electric Drive, toma de contacto

Como todos los eléctricos, cuenta con un sistema de regeneración de energía en frenadas y retenciones, que aprovecha parte de la energía y la devuelve a la batería. A diferencia de un BMW i3 (más grande, más rápido y más caro) o un Hyundai Ioniq, el smart no permite al conductor elegir el nivel de recuperación (hay cinco), ya que lo elige el sistema automáticamente.

Así pues, en modo Eco tenemos el máximo (nivel 5) y si lo quitamos, el mínimo (nivel 1), aunque el sistema lo puede ir variando mediante la regeneración predictiva por radar, que escanea la carretera y el tráfico precedente para saber si hará falta regenerar más o menos. En cualquier caso, la recuperación de energía no es tan evidente como en un BMW i3, ya que el coche no retiene tanto ni siquiera en el modo máximo de regeneración.

Como ya le pasaba a sus hermanos (y contamos en la prueba del cabrio), el navegador opcional con tecnología TomTom (ver foto) es algo lento en el posicionamiento y en algunas ocasiones las indicaciones llegan tarde, cuando ya te has pasado el cruce que corresponde o es demasiado tarde para hacer un cambio de carril, por ejemplo.

smart fortwo Electric Drive, toma de contacto
smart fortwo Electric Drive, toma de contacto

En definitiva, tanto por prestaciones como por su agilidad, resulta un coche divertido para la ciudad, pero es que además también es práctico, porque es fácil de aparcar e ideal para moverse entre coches, callejear o meterse por cualquier sitio. Además, con 160 kilómetros homologados (que serán menos en conducción real), la autonomía es más que suficiente para un uso urbano, ¿no?

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | smart BRABUS: probamos el urbano más alegre y peleón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos