Compartir
Publicidad

A Fernando Alonso pondrán fallarle muchas cosas en la Indy500, pero por culpa de Honda no será

A Fernando Alonso pondrán fallarle muchas cosas en la Indy500, pero por culpa de Honda no será
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fernando Alonso tiene un programa de lo más completo para su primer año retirado de la Fórmula 1 y eso que aún falta algún proyecto más por desvelar. Entre sus planes está volver a las 500 Millas de Indianápolis junto a McLaren para tratar de conquistar la Triple Corona del Automovilismo tras la victoria en Le Mans del pasado mes de junio.

Los de Woking seguirán apoyando al piloto asturiano en esta nueva etapa en la que esperan poder darle lo que en la Fórmula 1 no han podido, victorias. Repiten experiencia en el trazado estadounidense en esta ocasión junto a Chevrolet.

En su debut apostaron por unir fuerzas con el equipo Andretti Autosport que ayudó a Alonso a llegar a punto para el gran día. De hecho, demostró ser capaz de rendir al máximo nivel luchando por la victoria hasta que el motor Honda -el otro de los motoristas presentes en el campeonato- que montaba en su coche se rompió poniendo fin a sus sueños.

Sueño americano de la mano de General Motors

alonso-daytona

Uno de los principales problemas que el piloto español se ha encontrado a la hora de cuadrar su calendario ha sido conseguir que las marcas con las que iba a competir cuadrasen. Está confirmado en el WEC con Toyota y hace un par de semanas anunció que volvería a las 24 Horas de Daytona con un Cadillac DPi del equipo Konica Minolta Wayne Taylor Racing.

Tras esta noticia, lo más lógico era que Alonso apostase por otra de las marcas de General Motors para las 500 Millas de Indianápolis, y así ha sido. Montará un propulsor Chevrolet IndyCar V6 biturbo de inyección directa de 2.2 litros.

Bob Fernley liderará este nuevo proyecto para McLaren del que pretenden salir con una copa en la mano y bañados en leche.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio