Publicidad

¿Viajando con niños?: Siete claves para que todo vaya bien

¿Viajando con niños?: Siete claves para que todo vaya bien
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Te cambian la vida. Antes de ser padre o madre quizá uno no es consciente de hasta qué punto. Esto, por supuesto, incluye incluso los viajes en coche. Antes de que nacieran, teníamos una sensación de control total sobre los diferentes aspectos de nuestro vehículo.

La conducción se sometía sin remedio a nuestros gustos, fueran de un talante más deportivo o más eficiente. Con una temperatura del habitáculo que oscilaba a nuestro antojo o escuchando aquellos temas que nos hacían los viajes más cortos.

Ahora la situación es algo diferente. Y es que viajar con niños puede convertirse en una caja de sorpresas. Ahora nuestro estilo de conducción ideal es aquel que evita el mareo, al igual que la temperatura ambiente. Y ahora "nadie sabe" cómo hemos terminando escuchando (una y otra vez, y luego otra más) las mismas canciones.

Pero lo que verdaderamente ha cambiado es nuestra visión de la seguridad y protección de los pequeños mientras viajamos. Esta es una de las máximas prioridades de cualquier padre. Para ello, los Sistemas de Retención Infantil (SRI) juegan un rol más que fundamental.

Por eso, resulta clave contar con un silla de coche para niños que ofrezca la protección necesaria y cumpla con la última normativa i-Size de seguridad infantil, como ocurre con los modelos Kore Pro i-Size de Maxi-Cosi.

Conocer las necesidades de nuestros hijos 

Maxi Cosi i-Size

Cada niño es diferente. Es otra de las grandes consignas que escucharemos una y otra vez. Como conductores hemos de añadir que cada niño, en el coche, es diferente.

Una de las grandes habilidades que madres y padres desarrollan tiene que ver con dar respuesta a esas necesidades y ser capaces de prever ciertas situaciones, sobre todo aquellas que tienden hacia "el caos".

En la gran mayoría de ocasiones es muy sencillo; sin embargo, en otras, ni lo más prestigiosos psicólogos infantiles podrían detener a tiempo algunas de las tormentas que se desencadenan ante la ausencia transitoria de auto-control infantil. Solo nosotros como padres sabemos cómo sofocarlas (aunque también ayudaría que los niños vinieran de serie con testigos lumínicos que nos orientasen sobre qué les ocurre).

En un viaje esto cobra una importancia vital y está relacionado con otra cuestión fundamental: nuestro margen para planificar el viaje.

Planificar los kilómetros en familia

Viaje Ninos

Esa planificación se traduce en conocer la ruta y en qué puntos de la misma podremos realizar paradas (sí, "paradas", en plural). Esto último en el caso de que se traten de viajes más o menos largos, ahora que tenemos las vacaciones de Navidad encima.

En función de la distancia, no debemos obviar bebida y comida o considerar el hecho de madrugar para que los pequeños puedan dormir al inicio del trayecto. Para eso, son preciso sistemas de seguridad infantil como los propios de Maxi-Cosi, que proporcionan una comodidad añadida.

Entretenimiento e info-entretenimiento

Asimismo, podemos o debemos contar con una batería de recursos de entretenimiento que haga el viaje más llevadero para todos, más allá del tema musical favorito del momento.

Eso sí, conviene ser consciente del peligro que supone llevar objetos sueltos en el interior del habitáculo (esto incluye smartphone o tablets). De ahí que podamos echar mano de trucos algo más tradicionales, como juegos de palabras, canciones o historias  (los padres somos psicólogos, pero también cuenta-cuentos, cantantes y hasta humoristas).

Del mismo modo, se puede recurrir al sistema de infoentretenimiento del vehículo o, incluso, podemos colocar pantallas tras los respaldos de los asientos delanteros, siempre que estén ancladas de forma correcta.

A nuestro favor jugará tener una silla Kore Pro i-Size. Este modelo ha sido diseñado de cara a potenciar la independencia del niño durante el viaje. Así, le permite una gran movilidad mientras está sentado. Esto le librará de los agobios que provocan otros Sistemas de Retención Infantil con incómodos arneses y cierres complicados de abrochar.

Seguridad y comodidad  en el viaje

Kore Isofix

Como se ha comentado, uno de los puntos cruciales para que todo vaya bien durante un viaje con niños gira en torno al SRI. Los estudios científicos y la normativa vigente avalan la importancia y obligatoriedad de adquirir, instalar y usar de forma correcta uno.

Hacerlo previene en un 75% la mortalidad como consecuencia de los siniestros de tráfico, al igual que la posibilidad de sufrir lesiones en un 90% de los casos.

Según publica la DGT, la principal causa de muertes y lesiones graves en niños de hasta 14 años (aproximadamente 150 cm) son los accidentes de tráfico. A la vez resulta sorprendente a estas alturas que en el 40% de esos accidentes con menores, éstos no llevaban ningún tipo de Sistema de Retención Infantil, a pesar de ser de uso obligatorio.

Elegir el Sistema de Retención Infantil adecuado

El primer y esencial paso constituye la elección y adquisición de la sillita para coche. Una tarea nada sencilla dado la cantidad de modelos que existen en el mercado.

La DGT ofrece una serie de pautas que nos pueden ayudar mucho. Entre las mismas destacan:

  • Que el SRI que compremos esté actualizado conforme a la última norma de homologación, es decir, i-Size.
  • Que el grupo o grupos de la silla correspondan con las medidas del niño (en concreto y con i-Size, a la altura).
  • Contar con un sistema de anclaje ISOFIX que aumenta la seguridad y facilita la instalación.
  • Si es posible y hasta los 105 centímetros de altura, que la colocación del SRI sea a contramarcha.
  • Prestar atención a detalles como la instalación, tipo y calidad de los materiales, o sistemas para abrochar.

En ese sentido, los SRI de Maxi-Cosi contribuyen a la seguridad debido a las características de su gama en relación a estas pautas.


Maxi Cosi Click Assist

Dependiendo de cada familia, un factor que pesa a la hora de adquirir la silla es poder utilizarla durante un tiempo extenso, sin necesidad de comprar otra.

El modelo Kore Pro i-Size resulta ideal en este punto. Su homologación i-Size permite su uso por niños desde los tres años aproximadamente hasta los 12 años (entre los 100 y los 150 cm de altura), lo que se corresponde con los grupos 2 y 3

Su instalación es muy sencilla gracias al sistema ISOFIX y presenta algunas innovaciones interesantes.  Por ejemplo, su sistema ClickAssist. Consiste en una luz ubicada en el área de la hebilla para abrochar el cinturón de seguridad de forma más sencilla. Esta se activa cuando el niño no se encuentra sentado. De hecho, fomenta su independencia al posibilitar que ellos mismos realicen esta operación.

Niños cómodos, niños tranquilos

Conseguir que estén cómodos es otro de los aspectos que hay que cuidar, sobre todo si hablamos de viajes largos. No hacen falta estudios científicos que constaten los efectos somníferos de los motores de combustión (ahora también eléctricos, aunque no suenen) en los niños.

El modelo Kore Pro i-Size de Maxi-Cosi cuenta con un reposacabezas que, al ajustarse, adapta el respaldo para mayor comodidad del niño. Esto potencia una postura correcta y un descanso superior para los pequeños. Al mismo tiempo, protección y comodidad laterales están reforzados con la tecnología de protección Side Protection System Plus.

Disfrutar del viaje, porque "crecen muy rápido"

Maxi Cosi Final

El último, pero no más importante de los consejos para los viajes con niños es tratar de disfrutar en la medida de lo posible de la experiencia única que conllevan.

Un sentimiento materno-paterno universal del carpe diem que se traslada en el popular dicho de "crecen muy rápido". En lo relativo del tiempo, puede que sea cierto, que los niños lo aceleren con su crecimiento.

Lo que permanecerá inalterable serán los SRI que les acompañarán según ganen centímetros, sobre todo en el caso de sillas como Maxi-Cosi, que copan varios grupos de edad con materiales de calidad, resistentes y duraderos.

Ese crecimiento puede que, antes de lo que podamos esperar, nos lleve a descubrirnos mientras conducimos canturreando aquel tema musical infantil que hacía a los adultos los viajes más largos, emulando sus tonalidad, al borde (solo al borde) de la añoranza.

Imágenes | Maxi-Cosi e iStock/Nadezhda1906

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios