Compartir
Publicidad

Probamos el Kia Stinger GT 3.3 T-GDi, 366 CV de gran turismo coreano al estilo alemán

Probamos el Kia Stinger GT 3.3 T-GDi, 366 CV de gran turismo coreano al estilo alemán
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

Kia no es la primera marca que viene a la mente cuando hablamos de berlinas deportivas. Alfa Romeo y BMW suelen ser las marcas más nombradas, obviamente. Kia no tiene esa imagen, es una marca con productos muy razonables. Utilitarios, compactos y SUV para el público en general y berlinas para flotas de empresas, ese es el negocio de Kia. Pero quiere cambiar esa imagen con una propuesta original, el Kia Stinger. Probamos aquí la versión 3.3 T-GDi con acabado GT de esta original berlina fastback.

Ser razonable no siempre es suficiente para controlar el mercado, siempre puede haber un rival que ofrezca precios más bajos, más equipamiento, etc. Es decir, es un juego al que cualquier marca puede prestarse. Sin embargo, tener una imagen prestigiosa, ser una marca a la que el público aspire acceder no es algo al alcance de todos los fabricantes.

Es algo que se trabaja, marcas como Volvo o Mazda han logrado con los años. Kia entra en la fase de querer también ser una marca “prestigiosa”. Y el siguiente paso en esa dirección, después de los famosos siete años de garantía y una notable mejora en los acabados de sus coches a cada generación que pasa, es el de disponer de un primer coche halo.

Kia no tiene experiencia en competición ni en el desarrollo de modelos deportivos, pero sí tiene acceso a un gran capital de la mano de Hyundai. Y al igual que los grandes equipos de la NBA, Kia contrata a los mejores del mundo para integrar su equipo. Ya lo hico con Peter Schreyer, el director de diseño, tránsfugo de Audi. Y lo ha vuelto a hacer con Albert Biermann.

Quizá su nombre no te suene, pero fue durante décadas el máximo responsable de BMW M. De hecho, pasó 32 años en la división M de BMW. Vamos, que del desarrollo y de la puesta a punto de cupés y berlinas deportivas sabe un rato largo. El objetivo es que Biermann pueda insuflar al Kia Stinger ese toque especial y que tanto ha hecho por la reputación de los BMW M. Veamos, cuál ha sido el resultado.

Diseño

Kia Stinger Gt Prueba

El diseño es obra del equipo del francés Grégory Guillaume del centro de diseño europeo de Kia. Con su largo capó, su carrocería fastback, sus tomas y extractores de aire, el Kia Stinger es una bocanada de aire fresco en la producción actual. Mientras que los Audi A5 Sportback, Volkswagen Arteon y BMW Serie 4 Gran Coupé exhiben carrocerías fastback relativamente clásicas, el Kia Stinger sueña con el Porsche Panamera.

Kia Stinger Gt Dma 8885

No es que los tres modelos alemanes sean desagradables a la vista, al contrario, pero el Kia es más atrevido. Y es algo particularmente evidente en su perfil y en su zaga, la cual exhibe orgullosa sus cuatros colas de escape.

Kia Stinger Gt Dma 8884

El Kia Stinger destaca también por estrenar una plataforma inédita en Europa. Podríamos pensar que, al igual que el Arteon comparte plataforma con el Passat, el Stinger hace lo mismo con el Optima. En realidad, el Stinger comparte plataforma con el Genesis G70. Genesis es la marca premium de Hyundai en Estados Unidos y Canadá (así como en Oriente Medio, Rusia y Corea).

Interior

Kia Stinger Gt Dma 8912

El Stinger posee un salpicadero con plásticos al estilo premium, con un agradable mullido en la parte superior. Posee también una tapicería de cuero con costuras de contraste en los asientos -una tapicería que cubre también parcialmente los paneles de puertas-. Los botones situados en la franja plateada de la consola central (son los del sistema multimedia) tienen también un toque premium.

La calidad de montaje está al nivel de las producciones niponas. Posee numerosos compartimentos para guardar objetos (con una guantera central bastante grande). El equipamiento de serie es además soberbio, lo que contribuye a la sensación de lujo.

Kia Stinger Gt Dma 8907

Incluye la cámara de visión trasera (cuya nitidez podría ser mejor), sensores traseros de ayuda al aparcamiento, asistente de mantenimiento en el carril, control de crucero activo con detección de obstáculos y peatones con frenada de emergencia, detección de vehículos en ángulo muerto, climatizador bizona, acceso y encendido sin llave, asientos calefactados y ventilados, un completo sistema multimedia con navegador (pantalla de 8 pulgadas) y un equipo de audio Harman-Kardon con 15 altavoces y de 720 W de potencia.

Kia Stinger Gt Dma 8908

De forma aislada, el balance es positivo. Sin embargo, sus posibles rivales equipan todos cuadros de instrumentos digitales y pantallas multimedia (a menudo más grandes), con una interfaz más actual y una resolución más nítida. En cuanto al navegador, cortesía de Tom Tom, se hecha en falta más detalles (aunque sí indica los radares fijos). Al final, no es que el equipo del Kia sea malo, pero frente a sus rivales, el sistema del Kia parece tener ya 10 años. Es decir, tiene un aspecto un tanto “old school”.

Kia Stinger Gt Dma 8915

Por otra parte, algunos plásticos y botones tienen un tacto algo más duro y tosco de lo deseable en un coche con aspiraciones premium. La valoración global es positiva, pero todavía hay aspectos mejorables.

Habitabilidad

Kia Stinger Gt Awd 50

Con 4,83 metros de largo y una batalla de 2,91 metros, la habitabilidad del Kia Stinger es de sobresaliente. En las plazas delanteras la sensación de amplitud es más que una sensación, es real. En cuanto al espacio en las plazas traseras, es simplemente soberbio. Como siempre, nos referimos únicamente a los dos plazas principales, la del centro no es realmente una plaza y solo puede servir de forma puntual. Ojo, los pasajeros de más de 1,90 m de altura tocarán en el techo en las plazas traseras.

Kia Stinger Gt Awd 70

Obviamente, hay algunos aspectos inherentes a este tipo de carrocería que debemos tener en cuenta, como la visibilidad trasera relativamente reducida. Y es que el portón trasero tiene una pendiente muy suave, casi horizontal, por lo que tenemos una pequeña ventana de visibilidad en el retrovisor, pero tampoco es catastrófico.

Kia Stinger Gt Awd 357

El maletero, de acceso muy fácil -aunque con un umbral de carga un poco alto- y con un portón eléctrico, ofrece una capacidad correcta de 406 litros. Eso sí, hay que tener en cuenta que un Audi A5 Sportback y un BMW Serie 4 Gran Coupé ofrecen 480 litros y un Volskwagen Arteon, la friolera de 563 litros. De todos modos, el volumen del maletero no es la motivación de compra de ninguno de estos coches.

Al volante

Kia Stinger Gt 3.3 prueba

Albert Biermann, antiguo responsable de BMW M, es el actual director técnico de Kia y ha supervisado el desarrollo y la puesta a punto del Stinger. Y han sabido hacer del buque insignia de Kia en Europa un coche deportivo que conserva un elevado nivel de confort. Es un coche preciso y relativamente comunicativo, pero también refinado y suave.

En España, la versión V6 está exclusivamente disponible con la tracción integral y un cambio automático de 8 relaciones -se trata del cambio ZF de convertidor de par que utilizan otras marcas, como Audi, BMW o Jaguar Land Rover. No dispone de diferencial autoblocante mecánico. En cambio el reparto del par entre los ejes, variable en continuo, puede variar desde un 40 % para el eje delantero y 60 % para el trasero hasta el 100 % del par enviado al eje trasero.

Kia Stinger Gt Dma 8867

Las suspensiones (tipo McPherson delante y multibrazo detrás) cuenta con una amortiguación adaptativa con varios ajustes predeterminados (SMART, ECO; COMFORT, SPORT y SPORT+) y seleccionables vía el Drive Mode Select en el túnel central. Este sistema actúa también en la asistencia de dirección, respuesta del motor al acelerador, gestión de la caja de cambios (más o menos rápida, aguanta o no la marcha, etc) y aleja o acerca el umbral de intervención del control de estabilidad ESC. Sobre el papel, el Stinger tiene todo lo necesario para ser muy gratificante en carretera.

La posición de conducción es muy buena y fácil de encontrar. Es como si fuéramos sentados en un cupé (cintura de caja alta, por ejemplo) pero con una sensación de amplitud que no todos los cupés poseen. Encendemos el motor, el sonido no es particularmente destacable y más bien discreto. El V6 sube hasta las 6.000 vueltas con ganas.

Kia Stinger Gt Dma 8883 02

La caja de cambios es suave y refinada. Y aunque la gestión de cambio es globalmente acertada, todavía hay algunas situaciones en carreteras muy reviradas en las que el cambio “duda” en subir o bajar una marcha, se saca lo mejor de ella en modo manual usando las levas del volante.

La dirección es directa y precisa, pero no comunica nada. En vías rápidas, el coche se muestra intratable: es rápido, con una buena recuperación (de 80 a 120 km/h en 3,4 s), es estable, hace gala de aplomo y al mismo tiempo es muy cómodo. Si a eso le añadimos su batalla de 2,91 m y un peso de 1.900 kg no parece un coche ideal para tramos revirados.

De nuevo, el modelo coreano nos sorprende. Gracias a su dirección precisa y a una motricidad sin fallos, el comportamiento en carreteras reviradas es muy eficaz y, como siempre con este Kia, sin renunciar al confort.

Kia Stinger Gt Dma 8871

Es gratificante por la eficacia que demuestra, pero no podemos estar del todo satisfechos. Las inercias se hacen notar y los movimientos de carrocería no están tan controlados como uno desearía -todavía hay cierto balanceo y barqueo. Además, si realmente vamos muy fuerte en tramos de curvas, la trayectoria tenderá a alargarse un poco antes de que el ESC la recupere -no se puede luchar contra las inercias-. De todos modos, es una situación casi inevitable si queremos conservar el confort en un coche de casi dos toneladas.**

El peso, justamente, será un elemento a tener en cuenta** a la hora de una conducción deportiva muy prolongada. Los frenos Brembo son eficaces y tienen un mordiente agradable, pero también pueden alargar la distancia de frenada si no se dejan enfriar en cuanto se note que la frenada ya no es tan fuerte como al principio del tramo.

Kia Stinger Gt Dma 8851

Un peso tan elevado tiene también consecuencias en el consumo. Kia homologa una media de 10,5 l/100 km. No es una cifra descabellada en vías rápidas a ritmo legal, pero en ciudad y en conducción deportiva, una media de casi 14 l/100 km no debería extrañarte.

Frente a sus rivales

Kia Stinger 3.3 GT prueba

Los cupés de cinco puertas, como los llaman la gente de marketing, es decir las berlinas fastback con un marcado estilo no tienen una presencia muy marcada en nuestras carreteras. Son casi una exclusividad de las marcas alemanas con el Audi A5 Sportback, BMW Serie 4 Gran Coupé y Volkswagen Arteon. Por supuesto, también está el Tesla Model S, pero en juega en una liga completamente diferente. Y ahora también contamos con el Kia Stinger, que en su versión 3.3 GT cuesta 53.877 euros.

De estos modelos, el único rival del Kia Stinger es el Volkswagen Arteon, aunque Kia puede arañar algunas ventas a Audi y BMW. Especialmente si nos centramos en esta motorización. Lo más parecido al Kia Stinger V6 en la gama actual Audi es el A5 Sportback 40 TFSI de 190 CV cuyo precio arranca en 46.000 euros. El S5 está temporalmente indisponible y de todos modos se iba a más de 70.000 euros.

El BMW 440i xDrive Gran Coupé (6 cilindros de 326 CV) cuesta algo más de 60.000 euros. Solo nos queda el Volkswagen Arteon 2.0 TFSI 4Motion R Line (4 cilindros turbo de 272 CV) por 48.600 euros sin opciones, cuando el Kia lo lleva todo de serie.

Frente al Arteon, el Stinger ofrece una habitabilidad similar (aunque el Volkswagen tiene más maletero), un equipamiento de serie superior, una calidad percibida casi al nivel del Arteon y un comportamiento dinámico ligeramente superior.

En su contra, el Kia tiene una imagen de marca todavía por construir -es la marca de los siete años de garantía y poco más, para la mayoría del público- y por tanto una mayor depreciación. Pero si el logotipo que luce el capó te da igual, la relación precio-equipamiento-prestaciones-placer de conducción juega a favor del Kia.

Kia Stinger GT 3.3 T-GDi: nuestra puntuación

8

Diseño exterior8
Diseño interior7
Calidad7
Habitabilidad9
Maletero7
Motor7
Seguridad8
Comportamiento7
Comodidad8
Precio8

A favor

  • Prestaciones
  • Diseño
  • Habitabilidad

En contra

  • Peso elevado
  • Sistema multimedia old school
  • Calidad percibida mejorable en algunos puntos

Kia Stinger 3.3 GT Prueba

Sobre el papel, el Kia Stinger 3.3 GT no tiene ningún elemento que lo haga destacar sobre el resto de sus posibles rivales. Equipa un V6 de 3.3 litros sobrealimentado por turbo que eroga 366 CV y va asociado a un cambio automático de 8 relaciones y la tracción integral. Nada extraordinario per se, sin embargo todos esos ingredientes funcionan en harmonía para dar lugar a uno de los coches más interesantes y divertidos de su segmento.

Los hay mucho más deportivos, pero están en un segmento inferior, como el SEAT León Cupra ST, o son más caros, como el BMW 440i xDrive, o muchísimo más caros, como el Audi RS 5 Sportback. De hecho, el Stinger es tan bueno que puede brillar por si solo, sin necesidad de apoyarse sobre su relación calidad/prestaciones/precio.

KIA Stinger 3.3 T-GDI (desde 53.877 euros)

Motor

Gasolina. V6 3.342 cc inyección directa, admisión variable, dos árboles de levas en cada culata, sobrealimentación por turbo

Potencia máxima

366 CV a 6.000 rpm

Par máximo

510 Nm de 1.300 a 4.500 rpm

Transmisión

Tracción integral permanente. Cambio automático de 8 relaciones

Dimensiones

Largo x ancho x alto (mm): 4.830 x 1.870 x 1.400

Batalla

2.905 mm

Maletero

406 litros

Peso

desde 1.933 kg

0 a 100 km/h

5,5 s

80 a 120 km/h

3,4 s

Velocidad máxima

270 km/h

Consumo medio homologado

10,5 l/100 km

Consumo medio en prueba

13 l/100 km

El coche para esta prueba ha sido prestado por Kia. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Daniel Murias y Kia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio