Compartir
Publicidad
Publicidad

Volkswagen tendrá que hacerse cargo de otros 78.000 diésel, pero solo en Estados Unidos. ¿Qué pasa con Europa?

Volkswagen tendrá que hacerse cargo de otros 78.000 diésel, pero solo en Estados Unidos. ¿Qué pasa con Europa?
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las últimas noticias que teníamos de la firma alemana no eran del todo alentadoras (qué sorpresa): los dirigentes sindicales de Volkswagen han acusado al CEO de la marca, Herbert Diess y al jefe de personal, Karlheinz Blessing, de querer agilizar los despidos previstos para 2017 y de profundizar en el plan de reestructuración. Ahora el director Ejecutivo, Matthias Müller, intenta eliminar tensiones internas alegando que "se trata del guión de una mala película".

Un juzgado federal ha sentenciado que la firma alemana tendrá que invertir otros 1.200 millones de dólares (alrededor de 1.100 millones de euros) para recomprar o reparar otros 78.000 vehículos diésel afectados por el engaño de emisiones, pero solo en Estados Unidos. Por su parte, la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová, se ha reunido con Müller recientemente y ha alegado: "sigo sin estar satisfecha con la falta de compensación para Europa".

La firma alemana ha acordado arreglar alrededor de 58.000 modelos Volkswagen, Audi y Porsche equipados con motores TDI del 2013 al 2016 o comprar aquellos que incluyan el dispositivo de desactivación del año 2009 al 2012. El nuevo acuerdo incluye:

  • 2009-12 VW Touaregs
  • 2009-2012 Audi Q7s
  • 2013-2016 VW Touaregs
  • 2013-2015 Audi Q7s
  • 2014-2016 Audi A6, A7, A8, A8L, Q5s
  • 2013-2016 Porsche Cayenne Diésel

Según Detroit News, dicho acuerdo obligará a Volkswagen no solo a invertir otros 1.200 millones en compensaciones, también deberá aportar 225 millones de dólares (211 millones de euros) a un fondo de protección medioambiental.

Volkswagen

Todo esto presuponiendo que los propietarios acepten el trato, ya que pueden elegir continuar circulando con sus coches, contaminando más de lo permitido pero de manera encubierta. Al menos, los afectados en suelo estadounidense han recibido una compensación tras el engaño masivo; en Europa, seguimos esperando el pago de compensaciones.

El guión de una película de ciencia ficción

Volkswagen no solo ha de lidiar con multas millonarias, también con una crisis interna que ha saltado rápidamente a los medios y que, según el CEO de la firma, se trata de meras especulaciones que solo dañan la imagen de la empresa. La polémica ha surgido después de que los dirigentes de la firma fueran acusados por el sindicato de acelerar el plan pactado al que se llegó en noviembre.

Matthias Muller Matthias Müller

El plan fue pactado con los sindicatos para que los recortes no se hicieran con despidos, sino con jubilaciones anticipadas, amortizaciones de puestos y reducción del trabajo temporal, pero según los líderes sindicales, la cúpula directiva ha roto los términos del pacto, descartando posibles contrataciones en la primera mitad de 2017 y recortando puestos de trabajo de manera más rápida y drástica de lo que se había acordado.

Müller ha declarado que las reuniones con los trabajadores no han dado ningún resultado y las tensiones continúan sin resolverse, pero alude a "especulaciones que tienen que ver más con el guión de una mala película que con la realidad". Desde luego mala no sabemos, pero de ciencia ficción sí (¿te hemos dicho ya que Volkswagen ha empezado el año como líder mundial de ventas?).

Y en Europa, una disculpa

Vera Jourová La combativa Vera Jourova.

Mientras en Estados Unidos ajustan las tuercas al protagonista del Dieselgate y les obligan a admitir y pagar por la manipulación en los tests de emisones, en Europa pasa sin pena ni gloria. La responsable de Justicia y Consumidores de la Comisión Europea, Věra Jourová, se reunió el pasado 6 de febrero con el CEO de la marca para insistir en que deberían ofrecer una compensación a sus clientes europeos. Parece que no salió contenta de la reunión.

"Acabo de tener una discusión abierta con el director Ejecutivo de Volkswagen, Mathias Mueller, y sigo sin estar satisfecha con la falta de compensación para Europa", declaró Jourová. En octubre de 2016, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, ya reprochó a la firma alemana que no cuidara a sus consumidores europeos.

En diciembre de 2016 la Comisión tomó medidas contra España, Chequia, Alemania, Grecia, Lituania y Luxemburgo por no haber sancionado el uso de los dispositivos fraudulentos.

En septiembre de 2016, Volkswagen se comprometió a elaborar un plan de acción "amplio y transparente" con un calendario "claramente definido" para informar a los clientes sobre la reparación los vehículos afectados por el escándalo de manipulación de emisiones. En la implementación del proceso, que se llevaría a cabo en cada Estado miembro, los coches trucados tendrían que estar reparados a principios de otoño de 2017. Sin embargo tampoco es definitivo.

Müller alegó en 2016 que no es viable económicamente compensar a los 8,5 millones de afectados en Europa "hasta que no haya necesidad de hacerlo".

El Viejo Continente tendrá que seguir esperando.

Vía | Carscoops | Automotive News | bez
Foto | Rijksoverheid/Martijn Beekman
En Motorpasión | Volkswagen 'abandona' cientos de vehículos trucados en aparcamientos de Estados Unidos | Volkswagen Dieselgate: del escándalo a los despidos, buscando la transformación ecológica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos