Publicidad

Volkswagen se declara culpable de importar 130.000 coches trucados a Canadá y asume una multa de 135 millones de euros

Volkswagen se declara culpable de importar 130.000 coches trucados a Canadá y asume una multa de 135 millones de euros
11 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El Grupo Volkswagen vuelve a verse las cara con el peor escándalo de su historia. Si el mes pasado Australia impuso una multa de 77,6 millones de euros al grupo alemán por engañar a sus consumidores acerca de las emisiones reales de decenas de miles de sus coches, ahora es el turno de Canadá.

El Tribunal de Justicia de Ontario ha propuesto una multa de 196 millones de dólares canadienses - alrededor de 135 millones de euros- contra el consorcio automotriz después de que la compañía se declarara culpable de decenas de cargos de incumplimiento de emisiones.

Cinco años después, el Dieselgate sigue coleando

Motorway

Según explica Global News, el juez Enzo Rondinelli tomó la decisión de imponer la multa -que Volkswagen ha acordado pagar en un mes- horas después de que la compañía se declarara culpable formalmente de los 60 cargos en su contra.

Esto ha impedido que el juicio se alargara y se encareciera, aunque algunos medios describen la medida como la mayor multa de la historia de Canadá por un delito medioambiental.

Una declaración de hechos acordada asegura que el fabricante de automóviles alemán importó entre 2008 y 2015 un total de 128.000 vehículos Volkswagen y Audi, junto con 2.000 Porsche, que violaron en secreto los estándares de emisiones en Canadá.

Para 2013, los técnicos de servicio de los concesionarios del país estaban descargando el software de desactivación sin saberlo en vehículos Volkswagen recién comprados.

Las partes han solicitado que la multa se pagara al Fondo Federal de Daños Ambientales y se distribuyera a proyectos que combatan las emisiones en todas las provincias, asignadas en función de la cantidad de vehículos que recibió cada región.

La semana pasada, el organismo de control del consumidor de Polonia, UOKiK, comunicó una multa a Volkswagen de 28 millones de euros por engañar a los clientes sobre las emisiones de los vehículos. De la misma forma, Australia ha condenado al fabricante por importar más de 57.000 vehículos entre 2011 y 2015 que equipaban un software que podía detectar cuándo se estaban probando y luego falsear el rendimiento en los bancos de prueba para mejorar los resultados.

Daimler

Lo cierto es que muchos grandes fabricantes enfrentan su propio Dieselgate. Es el caso de Fiat Chrysler, cuyo alto cargo fue detenido en septiembre por el FBI a cuenta del fraude de las emisiones detectadas en miles de coches diésel de Norteamérica.

Daimler por su parte fue multado en el mismo mes por la Fiscalía de Stuttgart por "violación negligente" en una investigación sobre la venta de vehículos manipulados. Los fiscales determinaron que el fabricante alemán vendió alrededor de 684.000 vehículos de la marca Mercedes-Benz que no cumplían con las regulaciones sobre emisiones de óxidos de nitrógeno.

En Motorpasión | Paraísos fiscales para coches, o cómo es posible que un pueblo de 246 habitantes tenga 199 vehículos para cada uno

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios