Publicidad

Se hace efectiva la dimisión del CEO de Nissan tras admitir sobresueldos, y ya tiene relevo provisional

Se hace efectiva la dimisión del CEO de Nissan tras admitir sobresueldos, y ya tiene relevo provisional
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Tal y como se venía anunciando, la marcha del director ejecutivo de Nissan era inminente, y se ha hecho efectiva hace tan solo unas horas. Hiroto Saikawa se despide de una compañía que se ha visto salpicada por el escándalo Ghosn y que ha alejado posturas de su socio en la alianza, Renault.

El director de operaciones de la compañía, Yasuhiro Yamauchi, ha empezado a ejercer como CEO interino hasta que se designe, probablemente el mes que viene, un sucesor definitivo.

Tarea hercúlea para quien venga después

Cco Yasuhiro Yamauchi 01 900x1200 Yasuhiro Yamauchi.

La marcha de Saikawa, que asumió el cargo de CEO en abril de 2017, se produce después de admitir remuneraciones que excedían lo estipulado por parte de Nissan. La junta dijo que la conclusión de una investigación interna de que Saikawa reveló un pago excesivo en 2013 de aproximadamente 47 millones de yenes, unos 390.000 euros, según informa Japan Times.

De hecho Yamauchi, ayudante cercano de Saikawa, fue uno de los directores que presionaron para que renunciara de forma anticipada en una reunión de la junta a principios de septiembre.

Yamauchi empezó su trayectoria en Nissan en 1981, pasando por múltiples altos cargos hasta que en mayo fue designado como director de operaciones. Anteriormente, era responsable de la fabricación e I + D a nivel mundial, así como de compras, fabricación, gestión de la cadena de suministro, I + D y servicios de vehículos y movilidad conectados para la Alianza.

Saikawa, de 65 años, quedó al frente de Nissan tras la detención en Tokio del expresidente Carlos Ghosn, que se enfrenta a los tribunales de Japón por supuestas irregularidades financieras durante su gestión al frente del grupo nipón.

El que sea designado sucesor permanente de Saikawa enfrentará una inmensa presión para revivir la rentabilidad, traducida en malas cifras en el mercado estadounidense y en una caída de las ganancias, y reparar los lazos con el socio de la alianza Renault.

Y es que Saikawa, que tuvo como mentor a Ghosn, nunca fue favorable a la alianza.

Además, el que es el segundo mayor fabricante de automóviles japonés por volumen ha anunciado un recorte de 1.200 empleos en los próximos tres años, partiendo de la estrategia comercial expansionista de Ghosn que según la directiva actual de la compañía se centró excesivamente en objetivos numéricos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir