Este Renault Megane 1.2 gasolina es el compacto ideal: gasta poco, apenas tiene km y cuesta menos de 10.000 euros

Este Renault Megane 1.2 gasolina es el compacto ideal: gasta poco, apenas tiene km y cuesta menos de 10.000 euros
Sin comentarios

El Renault Mégane de tercera generación estuvo en producción de 2008 a 2016. El fabricante francés optó por utilizar la base técnica del anterior Mégane, pero mejorando su fiabilidad. De hecho, en términos de fiabilidad, el Mégane III es muy superior a la anterior generación. A cambio, tuvo que compartir tecnología con el Renault Laguna III. Ofrecía, por otra parte, una amplia gama de motores diésel y gasolina con potencias que van desde los 85 CV hasta los 265 CV.

Este Renault Mégane cinco puertas es de 2012, equipa el motor gasolina 1.2 TCe de 115 CV con función Stop & Start automática. Va asociado a un cambio manual de 6 relaciones. Pero sobre todo,  tan sólo tiene 52.559 km. Es decir, no ha llegado ni a la mitad de su vida útil. Cuenta con garantía de un año y está en venta por 9.900 euros. Nuevo, valía más de 18.000 euros.

Un Mégane gasolina que gasta poco

Renault Megane 1.2 TCe 115 CV Energy 2012

La motorización de este compacto de 4,30 metros de largo es una de las más interesantes de la gama. Es un motor muy adaptado al Mégane, es flexible, silencioso y eficiente. Hay que contar una media de entre 6 y 7 l/100 km, según el tipo de conducción que tengamos. Además, los motores TCe son realmente agradables a la hora de conducir. El turbo proporciona par motor suficiente para dar brío a las aceleraciones y en los adelantamientos.

Renault Megane 1.2 TCe 115 CV Energy 2012 salpicadero

Es también un motor bastante fiable. A lo largo de su comercialización, sólo hubo una llamada a revisión que afectó al Mégane 1.2 TCe. Fue preciso reprogramar la centralita de inyección, contribuyendo a disminuir así el consumo.

Renault Megane 1.2 TCe asientos

En cuanto al equipamiento de serie, este Mégane incluye airbags laterales delanteros, asistencia a la frenada de emergencia, ESP (control de estabilidad y tracción), control de presión en neumáticos, control de crucero y los faros xenón y antiniebla de serie. A destacar, también, que equipa sujeciones ISOFIX en las plazas traseras.

Renault Megane 1.2 TCe asientos

Si hablamos de equipamiento de confort, el Mégane con el acabado Energy contaba de serie con el aire acondicionado, pero está unidad cuenta con el climatizador automático bizona opcional, al dirección asistida, acceso y arranque sin llave, así com la conexión Bluetooth para el teléfono móvil.

Los compactos son los coches para todo y para todos. Y este Renault Mégane cumple con creces con esa premisa. Su motor gasolina es parco en consumo, el coche tiene la etiqueta medioambiental C, tiene pocos kilómetros y cuesta menos de 10.000 km. Es una auténtica oportunidad.

Nota: esta oferta de coches pertenece a un afiliado. A pesar de ello, el coche expuesto no ha sido propuesto ni por la marca ni por el vendedor, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

En Motorpasión | ¿Manual o automático? Cómo elegir a la hora de comprar un coche de segunda mano | Las funcionalidades en los sistemas multimedia que se han convertido en básicas y cómo tenerlas en un coche de segunda mano

Temas
Inicio