Compartir
Publicidad

El litio es la nueva gasolina y ya tiene su nuevo superyacimento: en un volcán

El litio es la nueva gasolina y ya tiene su nuevo superyacimento: en un volcán
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El auge de los vehículos eléctricos está cambiando los pronósticos económicos a nivel mundial. Hace unos años nadie habría vaticinado que el precio de la espodumena, mineral del que se extrae el litio, se disparara un 200 %. El consumo medio anual de este mineral, bautizado como "la nueva gasolina", crecerá un 25% hasta 2025 en el sector del transporte.

Pero para reducir la huella de carbono a través de la movilidad eléctrica se necesitan suministros. Así, un grupo de investigadores ha encontrado una nueva fuente de litio para satisfacer la creciente demanda de este componente clave: depósitos de arcilla en el interior de los supervolcanes.

Los depósitos de la nueva gasolina para una sociedad cada vez más voraz

electrificacion

En julio ya nos hacíamos eco de una posible penuria de baterías para los coches eléctricos; según el director de I+D del grupo Volkswagen, Ulrich Eichhorn, la industria necesitará añadir una capacidad de producción de baterías equivalente a 40 Gigafactorías de Tesla.

La mayor parte del litio usado para fabricar las baterías de iones que impulsan la electrónica moderna proviene de la denominada 'Arabia Saudita del Litio': Argentina, Chile y Bolivia (la imagen de cabecera es del salar de Uyuni, en Bolivia). Estos tres países concentran en 85 % de las reservas del mineral a nivel mundial, siendo Chile el país que encabeza la producción en la zona de los salares.

tesla
En 2016 el número de vehículos eléctricos en las carreteras a nivel mundial alcanzó una cifra récord de 2 millones, con el número de baterías que la cifra conlleva.

También en depósitos de pegamtita en Australia, y recientemente en el norte de América se han descubierto depósitos supervolcánicos que representan un importante paso hacia la diversificación de la oferta de este valioso metal plateado.

Pero, ¿qué son los supervolcanes? En primer lugar, debemos desechar la imagen que se nos forma en la cabeza de un volcán gigante de forma cónica. Aparecen como enormes agujeros en el suelo, conocidos como calderas, que se forman tras una erupción masiva ocurrida generalmente hace millones de años. El agujero resultante a menudo se llena de agua para formar un lago.

Durante decenas de miles de años, las precipitaciones y los manantiales calientes extraen litio de los depósitos volcánicos; el litio se acumula, junto con sedimentos en el lago, donde se concentra en una arcilla llamada hectorita.

Pahoehoe Toe

Para identificar qué supervolcanes ofrecen las mejores fuentes de litio, los investigadores midieron la concentración original de litio en el magma. De esta arcilla se podría extraer el litio, y conseguir que la oferta en Estados Unidos no dependa de otras compañías o países que puedan manipular el mercado o fijar de forma unilateral los precios.

Pero, ¿dónde están?

Grand Prismatic Spring

Para que te hagas una idea, el mejor ejemplo de un supervolcán es la Gran Fuente Prismática en el Parque Nacional de Yellowstone. Se trata de una de las mayores piscinas termales del mundo y la boca de un volcán que podría entrar en erupción de forma incontrolada.

Las cámaras magmáticas de estos volcanes son mil veces más grandes que las de un volcán convencional y pueden producir erupciones masivas de cientos a miles de kilómetros cúbicos de magma: hasta 10.000 veces más que una erupción típica de un volcán hawaiano. Una erupción podría alterar radicalmente el paisaje circundante e incluso provocar durante años el denominado invierno volcánico, similar al nuclear.

Los supervolcanes se concentran en el continente americano, en Estados Unidos y en el sur de Sudamérica, así como en Japón y en Europa, donde contamos con la presencia del inestable 'Campi Flegrei', en Nápoles.

bateria

Pero dejando a un lado un escenario apocalíptico, debemos recordar que en 2016 el número de vehículos eléctricos en las carreteras a nivel mundial alcanzó una cifra récord de 2 millones, y que cada vez son más los fabricantes que apuestan por una electrificación total de su producción.

La fiebre por el petróleo ha pasado a la fiebre por el litio, y esta ha de ser satisfecha.

Foto | Wikipedia/ Christopher Crouzet.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos