Sigue a Motorpasión

Volvo V40 R-Design

Volvo aporta a París la nueva versión de la que está siendo este año la niña bonita de la marca. Acaba de triunfar en EuroNCAP, donde ha sido declarado el coche más seguro jamás probado estampado, y ahora nos deja ver su lado más salvaje: el Volvo V40 R-Design. Agresividad y seguridad que se dan la mano en un compacto de 4,37 metros de largo.

Presentado en este azul tan luminoso, no puedo evitar pensar en uno de sus rivales a los que más me recuerda: el Mercedes-Benz Clase A, que se dio a conocer en este mismo tono y también en un rojo más fiero. La Tríada de competidores se cierra con el BMW Serie 1 y el Audi A3 Sportback. Pasión germana contra desmelenamiento sueco, cuestión de gustos.

En efecto, la versión R-Design supone un interesante contrapunto dentro del universo V40, caracterizado por la sobriedad a todos los niveles (Básico, Kinetic, Momentum y Summum) para darle una oportunidad al nervio. Su aspecto viene reforzado por múltiples detalles, como la contrastada parrilla inferior que encontramos en el frontal o los faros antiniebla integrados. Desde el centro de su mirada, el emblema R-Design no deja lugar a dudas.

Volvo V40 R-Design

En las ruedas vemos unas finas llantas pentarradiales de brazos algo revirados, lo que contribuye a dar dinamismo a esa pieza fundamental. Y en la zaga aporta mayor deportividad ese alerón que disimula algo la tercera luz de freno y unos terminales de escape en forma circular que quedan enmarcados en una parrilla de cantos cromados y de apariencia más liviana que en los V40 que conocíamos.

En cuanto al interior, el Volvo V40 R-Design se caracteriza por los asientos de corte deportivo, con una gran sujeción lumbar y transversal, que se presentan tapizados en cuero y Alcántara llevando el emblema R-Design a los respaldos para marcar bien el terreno.

Volvo V40 R-Design (interior)

De motores todavía no ha trascendido nada, aunque es más que posible que la firma sueca opte por sus propulsores más poderosos. En este caso, el V40 R-Design no escaparía a los T5, fabricados para cubicar a lo grande y dar de sí lo mejor. Recordemos que las previsiones de motorización para el V40 hablaban de dos T5 de cinco cilindros: un 2.0 de 213 CV y 300 Nm, y un 2.5 de 254 CV y 360 Nm más 40 Nm en overboost.

Si quedan ganas de ir a por algo más básico, dentro de las dimensiones que estamos considerando, siempre quedará la opción del también pentacilíndrico 2.0 T4, que da 180 CV y 300 Nm, un motor que había quedado aparcado de momento a la espera de conocerse qué mercados se beneficiarían de él; y para acabar, los 1.6 GTDi de cuatro cilindros: el T4, que desarrolla 180 CV con un par de 240 Nm más overboost de 30 Nm, y el T3, de 150 CV y 240 Nm.

Actualización:
Ahora que Volvo ya ha facilitado más datos, se confirma que el V40 R-Design estará disponible con todas las motorizaciones del V40. A la extensa lista de los párrafos anteriores, por tanto, hay que añadir los motores de gasóleo de cinco cilindros 2.0 D4, de 177 CV y 400 Nm, y 2.0 D3, de 150 CV y 400 Nm; además del de cuatro cilindros 1.6 D2 DRIVe, de 115 CV y 270 Nm más 15 Nm en overboost.

Ver galería completa » Volvo V40 R-Design (10 fotos)

Vía | AutoWP
En Motorpasión | Volvo V40, presentación y prueba en Asturias (parte 1, parte 2)

Deja un comentario

Ordenar por:

46 comentarios